En el valle de Ezulwini nos quedó pendiente visitar el Santuario de Vida Salvaje de Mlilwane. Así que desde Hlane nos dirigimos al lugar. Se trata de una reserva en la que hay muchos animales en libertad y múltiples senderos que se pueden recorrer a pie, a caballo o en bicicleta de montaña que se pueden alquilar en el lugar. La entrada costaba algo menos de 3 Euros (40 Emalagenis) y en la pista de acceso al campamento principal ya nos encontramos muchos animales que se dejan aproximar mucho desde el coche y una laguna que se llama hyppo pool aunque lo que tenía era cocodrilos en lugar de hipopótamos. Se trata de naturaleza 'domesticada' pero os podemos asegurar que ha sido una gran experiencia, pues pasear en estos paisajes y con esta fauna en proximidad nos ha hecho disfrutarlo mucho. Muy recomendable.

Afoto

Afoto

Afoto

El campamento principal se llama Rest Camp con un agradable restaurante junto a la Bird pool y tiene varias zonas de cabañas para dormir en el lugar. También los animales pasean por aquí más o menos tranquilamente.

Afoto

Afoto

Afoto

Afoto

Nosotros decidimos hacer una ruta circular que se llama Hippo trail que es de casi 7 Km y rodea el centro del parque. Hay gran cantidad de praderas abiertas con formas geométricas que no pueden ser naturales. En cualquier caso eso permite que crezca mucha hierba para los animales y además que estos sean muy visibles. La ruta está bien señalizada con hitos indicadores en todos los cruces.

Afoto

Afoto

Afoto

Afoto

Afoto

Afoto

Además esta reserva tiene una historia curiosa. Ted Reilly era un granjero que veía como toda la fauna natural de Suazilandia desaparecía progresivamente debido al ‘desarrollo’, la caza, los herbicidas, enfermedades, … Recurrió a los gobiernos coloniales solicitando la creación de reservas y parques nacionales. Sus solicitudes fueron rechazadas por considerarlas extravagantes. Finalmente, con la ayuda del rey del país, convirtió su granja de 460 Ha. en una reserva trayendo varias especies de mamíferos salvajes. Actualmente la reserva tiene 4.650 Ha. y presenta este aspecto ‘raro’ para ser una reserva natural, pero que nos ha permitido disfrutar de un agradable paseo entre gran cantidad de animales ‘salvajes’. Además de tener algunos bellos paisajes en el interior.

Afoto

Afoto

Al salir por la tarde, otra vez, gran número de animales alrededor del coche.

Afoto

Afoto

Afoto

Luego fuimos a un lugar muy publicitado que se llama The Candles factory. Es un lugar de venta y elaboración de artesanía y además tiendas de recuerdos, camisetas y otros recuerdos habituales para turistas, destacando una tienda de velas con una enorme variedad de formas y colores.

Afoto

Afoto

Afoto

Afoto

365 Sensaciones está asociado a Madrid Travel Blogers
LogoMadridTB

 

mod_eprivacy

Volver