Swazilandia  PN Hlane

Parque Nacional Hlane. Es un parque pequeño para lo que suele ser común en África. En cualquier caso presumen de tener mucha fauna, de los 5 grandes (Elefante, rinoceronte, búfalo, león y leopardo) sólo carecen de búfalos. Tienen una tarifa de entrada barata, de poco más de tres euros por persona. Desde luego no es como el sudafricano PN Kruguer, que es mucho más grande y muchísimo más caro.. Al pagar la entrada te facilitan un mapa que es una fotocopia nada fácil de interpretar, así que pusimos el Google maps que traía todas las pistas de manera más clara. Nos dimos una primera vuelta por la zona suroeste del parque. Aunque nuestro coche es muy normalito, las pistas están en buen estado y no es necesario un vehículo alto ni 4x4, el mayor inconveniente es que el bosque es muy cerrado y la visibilidad se reduce a unos pocos metros de distancia dela pista. Por el camino nos cruzamos con diferentes antílopes, sobre todo con impalas. Cerca de la zona que nos habíamos marcado como final nos encontramos con un grupo de ocho jirafas.

Afoto

DSC05499

Volvimos a la zona central del parque, tienen restaurante y delante una laguna donde acuden algunos animales a comer. Vimos hipopótamos y rinocerontes. Además nos gustó la zona de bungalows para quedarnos a dormir.

DSC05499a

DSC05503

Por la tarde nos apuntamos a un tour con los coches del parque. Nos pareció que ellos nos llevarían directamente a las zonas de más animales. Nada más salir al bosque nos pasaron a través de una barrera que estaba cerrada con un candado y en esa zona encontramos un elefante, un grupo de cinco leones y una luz de atardecer mágica. Hacía fotos por todos los lados encantado del resultado hasta que me di cuenta de que había dejado la tarjeta de memoria en el ordenador y que la cámara no me estaba avisando del problema. Vaya chasco. Al final unos alemanes que venían en el mismo vehículo al ver mi frustración me dieron las fotos que hicieron ellos. Son las que se muestran aquí abajo.

DSC05504 091

DSC05504 092

DSC05504 096

DSC05504 097

Más tarde, al atardecer, fuimos al otro extremo del parque donde se nos echó la noche encima. Buscábamos rinocerontes que ya encontramos de noche cerrada.

DSC05504 113

DSC05539

Finalmente fuimos a los bungalows que carecían de electricidad y estaban iluminados con lámparas de queroseno, lo que le daba un toque más exótico al lugar.

DSC05546

DSC05550

Al día siguiente madrugamos para volver a dar una vuelta por nuestra cuenta. Esta vez apenas vimos animales, así que desayunamos y nos fuimos de regreso al valle de Ezulwini.

Volver