Posts from 2017-10

13/08/16 San Juan del Sur

Afoto

Última etapa en Nicaragua, hemos elegido pasar tres noches sin actividades más que descansar y darle al ordenador para ponernos al día. Elegimos un hotel más confortable que la media, y tiene incluso ¡aire acondicionado! Lástima que la wifi no llegaba a la habitación y tuvimos que pasar muchas horas en el exterior sin aire y con mosquitos para poder hacer nuestras tareas.

San Juan es uno de los pueblos más al sur de Nicaragua en la Costa Pacífica y es un lugar agradable que está empezando un boom turístico. Eso lleva a que suban los precios muy por encima de la media Nicaragüense, a veces hasta el disparate. Un taxi nos pedía 10 $USA por un recorrido de apenas un kilómetro. Es un sitio agradable durante el día:

Afoto

Afoto

Afoto

Afoto

Y bullicioso durante la noche:

Afoto

Afoto

Afoto

Además aquí nos damos el primer baño pacífico Risa1p

Afoto

La frontera de salida por el lado sur bastante mejor que por el norte, lo único que en la carretara (de un carril en cada sentido) había una cola de más de 10 km de camiones, al parecer por problemas informáticos en la parte costarricense. Como despedida un cartel de Daniel Ortega y su mujer, llena de joyas, que parece que será la próxima Vicepresidentadel país. Esperemos que no se empiece una saga familiar.

Afoto

11/08/16 Ometepe

Nuevo viaje en bus local hacia Rivas, no se porqué pero me llama la atención viajar en estos antiguos buses escolares gringos Risa1p Esta vez iba a tope y nos tocó de pie.

Afoto

Pero eso no es problema para que sigan entrando vendedores ambulantes de comida y bebida.

Afoto

Al llegar, calló un aguacero, que como de costumbre fue de poca duración.

Afoto

Vaya día de transportes, bus, taxi, ferry y tuc-tuc.

Afoto

Afoto

Afoto

Ometepe es una isla formada por dos volcanes unidos por un itsmo. El Maderas y el Concepción que es el más alto y que se ve en esta foto en el crepúsculo.

Afoto

Alquilamos una moto y nos disponemos a rodear la isla en los dos días de estancia. Empezamos en dirección al Maderas. La carretera cruza la pista del aeropuerto.

Afoto

En el itsmo está la mejor playa de la isla que cruzamos con la moto hasta que en un río, en el que elegí mal el lugar de cruce, se quedó atrapada en el cieno. Menos mal que la sacamos rápido y sin problemas mecánicos.

Afoto

Afoto

Bonitos paisajes de una isla apacible y tranquila.

Afoto

Afoto

En las faldas del Maderas se abre un sendero que nos lleva a las cascadas de San Ramón.

Afoto

Afoto

Afoto

Afoto

Afoto

Seguimos dando la vuelta.

Afoto

Afoto

Afoto

Afoto

La salida del cole.

Afoto

Vimos varios pick ups con muebles, finalmente entendimos que se trata de tiendas de muebles sobre ruedas.

Afoto

Una delicia de lugar donde pararse a tomar algo viendo el lago Nicaragua que parece un mar. Lástima que sus aguas de color gris invitan poco al baño.

Afoto

Afoto

Estuvimos alojados en las afueras de Moyogalpa un pueblo agradable que tiene la ventaja de ser el puerto donde llega el ferry.

Afoto

Afoto

Nos despedimos de Herbert que nos alquiló la moto. Nos dio un buen precio y servicio, lo recomendamos, está junto a la gasolinera en el pueblo y está empezando el negocio.

Afoto

Lo cierto es que oímos que no todos los alquileres son así de responsables, en todos suelen pedir una fianza de 100 dólares USA, y algunos abusan haciendo pagar por pequeños arañazos que posiblemente ni siquiera has realizado. Por ello es aconsejable hacerle fotos a la moto en el alquiler antes de retirarla.

En el camino de regreso a ‘tierra’ fuimos viendo la isla casi sin nubes. Y sólo vimos los volcanes despejados desde la otra orilla del Lago.

Afoto

Afoto

Afoto

Afoto

09/08/16 Granada

Salimos hacia Granada, vamos junto a Sven y Sarina una pareja de alemanes que estaban en el mismo hostal. Se unen Mikel y Christine de Nueva Zelanda y Australia respectivamente. Llegamos por la tarde, pero con el tiempo un poco justo para salir hacia el volcán Masaya. Nos han dicho que tiene un lago de lava en el crater espectacular. Vamos en autobús hasta allí. En la entrada a la carretera de acceso hay una caravana de coches que se pierde en el horizonte. Entramos a pie y sacamos las entradas, pero no nos dejan subir andando. Después de preguntar a un par de coches, nos permiten subir a un pickup dos mujeres nicaragüenses que nos comentan que llevan más de una hora esperando para entrar. Se llega hasta arriba en coche y allí nos encontramos con un cráter espectacular.

Afoto

Además coincide que hay un equipo de National Geographic trabajando. En la parte superior tienen unos enormes focos y una grúa para bajar a la parte intermedia. Allí tienen otra grúa y a media altura ya sobre el lago de lava vemos que hay al menos una persona con una linterna, parece que bajando. Es increíble que pueda haber alguien ahí, intentaremos ver el documental en cuanto podamos. En la foto hemos puesto tres círculos para señalar lo mencionado.

Afoto

Abajo, el lago de lava hierve y hecha humo emitiendo un sonido, de los gases escapando, tremendo.

Afoto

Volvemos a Granada en uno de los típicos buses centroamericanos venidos de los buses escolares gringos.

Afoto

Al día siguiente nos vamos a otro volcán, el Mombacho, que presenta muy poca actividad, pero que permite ver buenos paisajes y tienen una vegetación exuberante en todo el camino, y especialmente en la parte alta. Se puede subir en camiones 4x4 adaptados para llevar a gente.

Afoto

Afoto

Pero nos hacemos los machotes y lo hacemos andando. Unos 1.000 m de desnivel con calores tropicales que nos dejan empapados en sudor. Casi todo el rato está el camino pavimentado, pero presenta rampas de hasta el 50%.

Afoto

Afoto

Afoto

Una vez arriba tenemos buenas vistas, descanso y un paseo alrededor del cráter.

Afoto

Afoto

Afoto

Afoto

Además vemos múltiples monos, concretamente aulladores.

Afoto

Afoto

En cuanto a la ciudad, es parecida a León con sus iglesias y casas coloniales, pero la encontramos más limpia y cuidada.

Afoto

Afoto

Afoto

Afoto

Afoto

Afoto

Afoto

Afoto

Afoto

Afoto

Afoto

La Catedral también nos pareció especialmente bonita.

Afoto

Afoto

Afoto

Además tuvimos ocasión de ver como se pintan los frescos en el techo.

Afoto

Y como en las otras ciudades, también nos llamó mucho la atención el mercado.

Afoto

Afoto

Afoto

Afoto

Afoto

Afoto

Afoto

2016-08-07 Leon

Salimos temprano de casa de Jorge, sobre las 7, tenemos que estar a las 8:30 en Tica Bus. Iniciamos nuestro camino a Nicaragua. Viaje largo, a pesar de no tener mala carretera, y paso de frontera no muy agradable. Estando en Honduras, pararon al bus en un control de carreteras, nos apartaron y se pusieron a registrar algunos equipajes. Eso llevó más de media hora en un autobús en el que el aire acondicionado iba muy débilmente y encima estábamos en los últimos asientos donde había una fuente de calor que nos asfixiaba. Finalmente nos pasaron a unos asientos más adelante que estaban libres y la situación mejoró sólo un poco.

Afoto

Cuando llegamos a la frontera, desde el bus cogieron todos los pasaportes e hicieron ellos las gestiones de entrada, cobrándonos 5 dólares y sin consultar a los viajeros. Si hubiera valido para no bajar y agilizar la gestión, pero no es así. El proceso de sellado lo hacen ellos, pero tenemos que bajar todos con nuestros equipajes y pasar control aduanero en el que miran todo. Al bajar una nube de niños, con la connivencia de la policía, se pone a cargar las maletas y pedir dinero. A los pasajeros que accedían les colaban los primeros de la fila. La aduana era un sitio sucio, como una nave industrial abandonada, caluroso y desagradable. Sin duda la peor frontera que hemos pasado hasta ahora.

Afoto

Llegamos a León, ciudad colonial, llena de iglesias y grandes casas, algunas bien conservadas y la mayoría bastante envejecidas, las calles algo sucias y deterioradas.

Afoto

Afoto

Afoto

Parque Central.

Afoto

De entre todas laas iglesias destaca la Catedral de la Asunción que es Patrimonio de la Humanidad, ahora está restaurándose y las obras prácticamente han terminado. En ella está enterrado el poeta Rubén Darío bajo la estatua de un león y además el tejado es visitable con lo que se pueden ver de cerca los campanarios y cúpulas y el paisaje de los volcanes que hay cerca de la ciudad.

Afoto

Afoto

Afoto

Afoto

Afoto

Afoto

Afoto

DSC01992 redimensionar  DSC01994 redimensionar  DSC01995 redimensionar  DSC01996 redimensionar

También nos llamó la atención lo tranquila que es allí la vida, por lo menos para algunos Risa1p

Afoto

Y el transporte urbano, que consiste en unos pequeños camiones en los que hay bancos laterales para el transporte de los pasajeros.

Afoto

Una tarde la dedicamos a visitar un volcán llamado Cerro Negro, que tiene de especial que en una de las laderas hay gran cantidad de una ceniza con piedra muy pequeña y que permite bajar toda la ladera sobre unas tablas que funciona como una especie de trineos (Ashboarding).

Afoto

Nuestros ibéricos por delante.

Afoto

Durante la subida y en el cráter.

Afoto

Afoto

Además conocimos a otros dos Madrileños, Sofía y Jesús, con los que hicimos muy buenas migas.

Afoto

Desde arriba la vista magnífica.

Afoto

Y Auxi en vez de adelgazar con las cuesta, engorda Risa2p

Afoto

Y bajando a lo loco.

Afoto

Afoto

Aunque acabamos todos sanos y salvos.

Afoto

La piel expuesta acabó negra de polvo, parecíamos mineros.

Afoto

Otra sorpresa del viaje a Nicaragua ha sido conocer a Rubén Alonso, bloguero ya profesionalizado, que consigue viajar casi gratis haciendo vídeos y promocionando lugares. Su blog es más que recomendable, se llama rubenyelmundo.com. Nos ha enseñado muchas cosas referidas a los blogs y a los blogueros en España.

Afoto

05/08/16 Tegucigalpa y Zambrano
Llegamos por la tarde a Zambrano donde nos recibe Jorge en un enorme y decorado casón.

Afoto

Dejamos el equipaje y con la luz que quedaba acudimos a una aldea próxima a Zambrano a compartir un tiempo con algunas personas de allá. Lo primero que hicimos fue pararnos en un molino de maíz. El maíz es uno de los elementos base de la alimentación en Centroamérica. La gente tiene mazorcas que cultiva o compra y lo muele para hacer harina con la que elaboran tacos, tortillas, … y debe hacer esta tarea casi a diario. Se muele con un poco de agua y se obtiene una pasta que es la que usan.

Afoto

Afoto

Luego estuvimos en casa de una familia charlando de todo un poco y aprendiendo como se vive en esta zona del mundo. Estamos en la Honduras profunda. Aquí están ajenos a la violencia y la convivencia se basa en una solidaridad que hace que cuando alguien tiene problemas recibe la ayuda de toda la comunidad, independientemente de que se lleven bien o mal entre si. Volvemos a la ‘cara A’ del viaje y agradecemos al ‘couchsurfing’ y obviamente a Jorge tener estas experiencias que no existen en el circuito turístico estándar.

Afoto

Al día siguiente vamos a visitar una cascada que está a unos tres km de la casa de Jorge, un bonito, escarpado y caluroso paseo. La cascada que Jorge llama ‘escondida’ tiene un salto de unos 50m.

Afoto

Afoto

Afoto

Afoto

Afoto

Durante el camino nos encontramos con un problema que ya nos habían comentado antes. Los bosques de pino de Honduras sufren el ataque de una enfermedad que está acabando con grandes masas de árboles en los últimos meses. En este lugar es más que evidente.

Afoto

Esa tarde intento echarle una mano con una furgoneta que no le funciona. Después de muchas vueltas no consigo ponerla en marcha.

Afoto

Afoto

Al tercer día vamos a Tegucigalpa. Entrando a la ciudad nos encontramos una urbanización de casas aparentemente buenas, construidas sobre un terreno en el que no se hizo el estudio geológico preceptivo, después de construidas se empezaron a mover y en las fotos se ve el resultado, ¿Incompetencia?¿Corrupción?¿Robo en los gastos? No lo sabemos, pero a más de uno le debe haber costado un disgusto.

Afoto

Por otro lado, la ciudad, como la mayoría de las visitadas con sus barrios modernos y sus centros comerciales y otras áreas empobrecidas. Jorge llevó un montón de zonas y varios miradores. Tenemos un guía de lujo.

Afoto

Afoto

Afoto

Afoto

Afoto

Afoto

Afoto

Afoto

Afoto

Afoto

Nos llama la atención como se puede cubrir del sol una calle con poco dinero, mucho ingenio y un bonito estilo. Son botellas de plástico colgando de una malla y rellenas de líquidos de colores.

Afoto

Afoto

Afoto

Llevamos tres noches cenando en la tienda-casa de comidas que regenta Caridad, una mujer encantadora y buena cocinera. El precio medio de las cenas no llegaba al euro por persona. A ver si nos recuperamos de los gastos de México :)

Afoto

04/08/16 San Pedro Sula
Nuestra idea desde Copan era ir a Tegucigalpa, solicitamos couchsurfing (Alojamiento gratuito en casa de algún miembro de esta Comunidad) y nos aceptó Jorge, que tiene un Hotel en el que acoge a couchsurfers en Zambrano, un pueblo situado a 30 km de Tegucigalpa. En Copan Ruinas tomamos un pequeño bus, que como en todos los países de la zona lleva un conductor y un acompañante que se encarga de atar el equipaje arriba, vocear por todos los sitios anunciando el destino del bus y en este caso pelearse con los mozos de otros buses para conseguir los pasajeros. Nunca hemos visto una cosa igual.

Afoto

En las siguientes fotos, en la tercera, casi rompen el asa de una maleta para conseguir meterla en el bus.

Afoto

También durante el trayecto se subió un niño a pedir dinero para ayudar a pagar la operación de su hermano, que necesita un transplante de riñón y la sanidad pública no lo hace de forma gratuita. Consulté al conductor si la historia que contaba era cierta y me dijo que si lo era.

Afoto

Finalmente llegamos a San Pedro Sula. Aquí debemos cambiar de bus y decidimos tomar un taxi para dar una vuelta por la ciudad y verla por encima.

Afoto

Vamos bastante condicionados por la violencia. San Pedro Sula lleva años anclada entre los 5 primeros puestos de las ciudades más peligrosas del mundo. En la estación de autobuses tomamos un taxi para dar una vuelta de una hora por la ciudad. El chófer es un ex-obrero de la construcción y no está muy suelto en esto de enseñar la ciudad. Al primer sitio que nos intenta llevar es al mirador cocacola, que es un lugar en una montaña cercana con un anuncio de dicha bebida y desde el que se domina la ciudad. Unos guardas armados nos impiden el paso y dicen que es necesario un permiso municipal. Renunciamos. Recorremos las calles céntricas. El aspecto es similar al de muchas de las ciudades que hemos recorrido, un barrio de bonitos chalets limpio y ordenado donde vive la gente de dinero y una zona centro más sucia y desordenada con unos tremendos líos de cables sobre los postes eléctricos. Por lo demás nada indica el problema que se vive aquí, las calles están llenas de gente ocupadas en sus quehaceres normales.

Afoto

Afoto

Afoto

Afoto

El taxista nos explica que era una ciudad tranquila y que poco a poco, pero especialmente desde hace 10 años fueron llegando jóvenes hondureños deportados myoritariamente de la zona de Los Ángeles. Eran jóvenes que formaban parte de pandillas armadas y que llegaron a una ciudad sin un cuerpo policial fuerte y muy corrupto. Se organizaron en bandas de estilo mafioso, las maras, que extorsionan a cualquier negocio de su zona para venderles ‘seguridad’, tiendas, taxistas, propietarios de casas con buen aspecto, … todos deben pagarles. Además se compinchan con parte de la policía que recibe un porcentaje de ese dinero. La mayoría de los muertos se producen en choques entre las maras por ganar territorio o porque un miembro de una mara entra en territorio ‘enemigo’. El otro día leímos que en una ciudad, que ahora no recuerdo, que un joven se quedó dormido en un bus y se pasó de barrio. Al llegar a otro barrio simple y llanamente se lo cargaron. Una auténtica locura. A este tipo de experiencias las llamamos la ‘cara B’ de los viajes, te hacen dudar de la racionalidad del ser humano. No obstante, la mayoría de la gente con la que nos encontramos es sencilla y agradable que se ve inmersa en estas situaciones extremas y que las sobrelleva como puede.
02/08/16 Copan

Afoto

Hoy salimos de Ciudad de Guatemala muy temprano. Hemos quedado con el taxista a las 4 de la mañana. Aunque la distancia a recorrer no es muy larga, unos 230 km con el paso de la frontera incluido tardamos unas 7 horas. Aquí las carreteras cunden muy poco.

Afoto

Llegamos un pueblo pequeño llamado Copan Ruinas. Este pueblo vive básicamente de los turistas que venimos a visitarlas. Por la tarde, y ya repuestos del viaje damos una vuelta por el pueblo, muy sencillo agradable de recorrer.

Afoto

Afoto

Aquí, como en otros lugares de América Central, abundan los pequeños motocarros, que funcionan como pequeños taxis.

Afoto

En la salida del pueblo nos encontramos con un Mariposario. Entramos y vimos algunas especies de mariposas, aunque nuestra visita no llegaba en la hora adecuada y además estaba nublado, Aún así vimos bonitos ejemplares.

Afoto

Al día siguiente vamos a las ruinas de Copan.

Afoto

Lo primero que encontramos es una zona de alimentación y cuidado de guacamayos, aquí se llaman guaras y son el símbolo de Honduras.

Afoto

Afoto

Afoto

Luego pasamos a ver las ruinas que están en un entorno natural selvático y con un césped cuidado. Las ruinas son similares a otras que hemos visto en otros lugares.

Afoto

Afoto

Afoto

Afoto

Afoto

Afoto

Afoto

Afoto

Pero lo realmente llamativo de Copan es la escultura, en estelas, altares y en la propia arquitectura.

Estelas.

Afoto

Esculturas de animales.

Afoto

Escultura humana.

Afoto

Algunas esculturas tienen un realismo tan extraordinario que parece que van a empezar a hablar :)

Afoto

Como en casi todas las ruinas mayas, es mucho lo que queda por descubrir y restaurar.

Afoto

Afoto

01/08/16 Volcán Pacaya

Hoy toca excursión al Volcán Pacaya. Queremos empezar a subir montes para estar más en forma a la llegada a los Andes. Además al Pacaya subimos en el 2000 y pudimos entrar al cráter donde había rocas incandescentes. Ahora está más activo y no se puede entrar al cráter. Además tuvo una gran explosión en el 2010 y otra en el 14. Esta última partió un borde del cráter y generó un río de lava de varios cientos de metros. Queremos ver cómo ha cambiado.

Vista del volcán y la fumarola que sale del cráter.

Afoto

Al lado contrario podemos ver en primer plano al volcán de agua.

Afoto

Entrando al parque y primeros pasos.

Afoto

Afoto

Otra vez el volcán de agua.

Afoto

La cumbre se va viendo cada vez más cerca.

Afoto

Afoto

Afoto

Prohibido subir al cráter. Nos mantendremos a un metro de distancia del cráter para que no nos digan nada.

Afoto

Ya muy cerca de la cumbre.

Afoto

Hasta que llegamos.

Afoto

Afoto

Salen fumarolas de múltiples sitios. Hay un fuerte olor sulfuroso a nuestro alrededor.

Afoto

El viento nos mueve.

Afoto

Afoto

Pero al mal tiempo, buena cara.

Afoto

Las vistas impresionan.

Afoto

Afoto

Por un momento vimos un cono volcánico dentro del cráter que enviaba gases a gran presión.

Afoto

Después de una explosión en el cráter, que subiré en video cuando pueda, tiramos hacia abajo.

Afoto

La naturaleza reconquista su espacio. Resistencia y belleza.

Afoto

Y continuamente nos sorprende el contraste entre el gris de la ceniza y el verde de la zona.

Afoto

Afoto

Afoto

Afoto

Casi al final, Luisa de Jesús, trabajadora del parque y habitante de San Francisco de Sales, donde comienza el camino de subida, nos cuenta como fue la gran explosión del 27 de mayo del 2010.

Afoto

El volcán tenía mucha actividad y de repente se paró. Estuvo así un tiempo, y sobre las 18:30 estalló con un enorme estruendo y comenzó la lluvia de ceniza (fina como la arena de río) y bloques de roca basáltica grandes. Luisa salió corriendo a soltar a los animales. Si tenían que morir, que fuera libres y no atados. Llegó corriendo a casa en medio de la caída de material volcánico. Entró a la casa y se metió debajo de la mesa. Los bloques de piedra rompieron prácticamente todos los tejados del pueblo, que suelen ser de chapa ondulada, y como caían incandescentes quemaron múltiples casas, la suerte fue una recia lluvia que cayó en esos momentos. De los 18 animales que tenía sólo murieron 3. Es sorprendente que en cuanto a desgracias personales sólo muriese un periodista que estaba cerca del cráter.

Da idea de la magnitud de la explosión que durante 5 días el aeropuerto internacional de Ciudad de Guatemala, que dista más de 40 km, estuvo cerrado por la capa de ceniza de varios centímetro que cubría las pistas y al resto de la ciudad.

Nos impresiona oír su largo relato de primera mano. El miedo sufrido durante los 45 minutos que duró la erupción y la expulsión de los bloques de basalto y otras rocas. Desde luego hoy entra en la lista de días extraordinarios.

31/07/16 Ciudad de Guatemala

En Ciudad de Guatemala Adela, la madre de Sarah que también estuvo en Madrid, y Beatriz y Ronaldo nos han recibido de maravilla en su espléndida casa. Es nuestro primer couchsurfing como huéspedes y la experiencia no puede ser más positiva. Son absolutamente generosos en todo con nosotros.

Afoto

Sarah y Pablo nos van a mostrar la ciudad. Empezamos por un moderno parque comercial que comprende diversos edificios y zonas al aire libre.

Afoto

Afoto

Además hay una exposición en la que diversos pintores guatemaltecos deben pintar unos enormes búhos, convirtiéndolos en una fiesta de imaginación y color.

Afoto

Otro de los sitios que visitamos es la Plaza Mayor, que en estos países llaman el Parque Central, en el casco histórico de la ciudad, en el que destacan la Catedral y el Palacio Presidencial. Nos encontramos con mucha gente, la recordamos medio vacía de una visita anterior, y nos sorprende que se venden cacahuetes a carretillas.

Afoto

Afoto

Afoto

Todo el país está lleno de los autobuses escolares de USA, que decoran de forma muy llamativa, y en este caso hasta la carga está coloreada a juego :)

Afoto

Nos despedimos con pesar de una familia que nos ha acogido con tanto cariño y que nos ha hecho sentirnos mejor que en casa. Desde aquí, una vez más, muchas gracias.

Afoto

29/07/16 Antigua Guatemala

Madrugamos para ‘coger’ el autobús. Perdón, ‘tomar’ el autobús, aquí cada vez que decimos ‘coger’ se ríen porque para ellos tiene sentido sexual, nos dicen que somos unos fanfarrones porque ‘cogemos’ autobuses, aviones e incluso resfriados ;) en fin machos machotes.

Bueno, tomamos el bus Guatemala, que es una pequeña combi, en las que meten a casi 20 personas hasta la frontera con Guatemala. Allí nos bajamos todos y tenemos que cruzar a pie la frontera con el equipaje a cuestas y ‘tomar’ otra Combi al otro lado. Por medio discusiones con los policías de la frontera de ambos países que nos querían cobrar unas tasas inventadas, y de las que conseguimos librarnos. Después de otro cambio de combi, conseguimos llegar a Antigua Guatemala sobre las 8 de la noche, más de 12 horas de curvas y brincos para hacer unos 500 km.

Antigua Guatemala es una impresionante ciudad colonial fundada por los españoles como capital del país después de varios terremotos destructivos, se trasladó la capital a Ciudad de Guatemala. Pero aquí quedaron magníficas iglesias y edificios coloniales que hacen especialmente atractiva a esta ciudad. Dimos un paseo nocturno para estirar las piernas.

Afoto

Afoto

Afoto

Afoto

Afoto

Al día siguiente nos encontramos con Sarah, una couchsurfer que estuvo en casa en Madrid, y su novio Pablo. Ellos han venido a pasar el día con nosotros aquí y luego nos llevarán a Ciudad de Guatemala donde nos alojaremos en cas de la familia de Sarah.

Afoto

Volvemos a recorrer Antigua.

Afoto

Afoto

Afoto

Afoto

Afoto

Afoto

Afoto

Afoto

Afoto

Entramos a un curioso mercado de artesanía en el que hay gran cantidad de productos bonitos y curiosos.

Afoto

Afoto

Pero lo que más nos llamo la atención fue un conjunto pequeños retablos en chapa, que dejaban los devotos en alguna iglesia, con mensajes de agradecimiento a la Virgen o a algún Santo por su intervención en algún momento o aspecto de su vida. No son fáciles de leer, pero lo que escriben no tiene desperdicio.

Afoto

Afoto

Afoto

Afoto

Afoto

Afoto

Afoto

Afoto

Afoto

Logo Vuelta

Posts publicados

Volver