Posts from 2017-06

30/05/17 Creta 1

Comienza nuestra penúltima etapa. Vamos a las islas griegas Risa1p Luego regresaremos a España donde estaremos 15 días y tendremos una última etapa en Madagascar donde estaremos poco más de un mes colaborando con la ONG Agua de Coco y su contraparte in situ que se llama Bel Avenir. En cualquier caso esto suena un poco a final y por otro lado suena de maravilla ¡Las islas griegas! un destino soñado pero al que no queríamos venir ni en Julio ni en Agosto, que es nuestro período vacacional habitual y que sólo ahora ha sido posible.

Hemos empezado por Creta, y dentro de esta gran Isla, vamos a recorrer el Oeste. Aterrizamos en la capital, Heraklion, por la noche y alquilamos un coche para los ocho días de estancia. Esa misma noche nos vamos hacia Rétimo nuestro primer destino. Es una ciudad antigua, con calles estrechas y casas blanqueadas, …

Afoto

Afoto

Afoto

Afoto

Afoto

… ocupada por los venecianos, perduran su puerto y su castillo.

Afoto

Afoto

Afoto

Afoto

Después de estar varios meses en Asia la comida mediterránea nos alegra la vida.

Afoto

Y una constante en las islas griegas han sido las puestas de Sol. Aquí es uno de los momentos en los que las fotos no reflejan el espectáculo que realmente ocurría.

Afoto

Afoto

En Creta hay gran cantidad de barrancos y gargantas que bajan directos hacia el mar. Suelen ser más frescos y húmedos, teniendo un paisaje y una vegetación diferentes al resto de los lugares de la isla.

Afoto

Afoto

Afoto

Afoto

Afoto

Al día siguiente partimos al siguiente pueblo, Chania. Cerca de la llegada fuimos a nuestra primera playa llamada Seitan Limania y fue una maravilla. A los lados rocas de mármol y el agua azul y verde donde parece que lo que hay sobre el agua está realmente sobre el aire. Aquí una imagen o 5 valen más que mil palabras Risa1p

Afoto

Afoto

Afoto

Afoto

Afoto

Por la tarde llegamos a Chania que también tiene un puerto veneciano desde el que se disfruta en las terrazas y restaurantes de un bonito atardecer.

Afoto

Afoto

Afoto

Afoto

La parte antigua de Chania comprende el puerto y las calles que lo rodean, estrechas, retorcidas, con algunos escalones y sus comercios, restaurantes, flores, … Hemos decidido tomarnos un día de medio relax y paseamos por el pueblo y descansamos.

Afoto

Afoto

Afoto

Afoto

Afoto

Disfrutamos del puerto de día, con su antigua mezquita con cúpula y en la que se derribó el minarete, y luego llegó otro atardecer.

Afoto

Afoto

Afoto

Con su correspondiente puesta de Sol.

Afoto

Afoto

Al día siguiente nos vamos de playas. ¡Quién nos a visto y quién nos ve! pero es que son una maravilla Risa1p Primero vamos hacia Balos, en la esquina Noroeste de la isla. Se aparca el coche y hay que andar unos 15 minutos.

Afoto

Afoto

Afoto

Afoto

Afoto

Como somos un poco cabras, no podemos parar en la playa y nos subimos al cerro que la domina.

Afoto

Afoto

Afoto

Afoto

Afoto

De aquí saltamos hacia la esquina Suroeste. La puesta de Sol nos pilla nada más llegar a la playa de Kedrodasos, que es una playa naturista y bastante solitaria, donde plantamos nuestra tienda. Teníamos ganas de dormir una noche junto a las olas. No me dejan de sorprender las cámaras de fotos modernas. La foto de la tienda de campaña está hecha durante la noche cerrada. De hecho se ve alguna estrella entre las nubes que se ven grises y blancas.

Afoto

Afoto

Afoto

A la mañana siguiente podemos ver bien la playa con sus aguas tan claras y el entorno de enebros.

Afoto

Afoto

Afoto

Afoto

De aquí nos vamos a la vecina playa de Elafonisi (que siempre llamábamos El Alfonsini). Es una de las más bellas e icónicas de la isla, pero como está bastante alejada de los sitios más poblados no está masificada, aunque tiene alguna zona de sombrillas.

Afoto

Afoto

Afoto

Afoto

Afoto

Continuará … Risa1p

26/05/17 Abu Dabi

Abu Dabi lo hicimos en una escapada de unas horas y se nos quedó corto. Hay que dedicarle al menos un día.

Cuando veo las grandes catedrales o monumentos construidos hace siglos, con enormes bloques de piedra, esculturas, lámparas, … a veces me pregunto cual sería el resultado si se decidiera hacer un edificio similar con la tecnología y la maquinaria actual. Bueno, eso ocurre en la actualidad con grandes edificios que en lugar de estar destinados a iglesias, otros edificios religiosos o castillos, se dedican a los poderosos actuales: Bancos, aseguradoras, edificios corporativos o de las administraciones. ¿Pero como sería una catedral o una gran mezquita? Afortunadamente hay ejemplos de ello como la Sagrada Familia de Barcelona o la Gran Mezquita de Abu Dabi.

La Gran Mezquita de Abu Dabi, o Mezquita Sheikh Zayed, se construyó sin límite de presupuesto predefinido y el resultado es espectacular. Tiene un aspecto que se asemeja al Taj Majal, pero es mucho más grande.

Afoto

Afoto

Afoto

Afoto

Es de un mármol blanco deslumbrante que tiene incrustados en el suelo y en relieve en las paredes motivos florales realizados con lapislázuli, amatista, nácar, y piedras semipreciosas. El resultado es soberbio, cuando lo estás viendo llega a parecer mentira.

Afoto

Afoto

Afoto

Afoto

Afoto

En el interior sorprende nada más entrar el frescor del aire acondicionado y las inmensas lámparas realizadas por Swarovski.

Afoto

Afoto

Afoto

Afoto

Los muros con sus transparencias, las columnas, …

Afoto

Afoto

Afoto

Afoto

Afoto

… y la inmensa alfombra de más de 5.000 metros cuadrados elaborada por 1200 mujeres en Irán durante 2 años.

Afoto

En fin un derroche de ingeniería, arquitectura y arte.

Afoto

Afoto

Afoto

Desde la mezquita, que está a la entrada de la ciudad, fuimos hacia la costa. Allí encontramos modernos rascacielos, aunque lejos de la concentración que hay en Dubai.

Afoto

Afoto

En una península en el extremo Noroeste había otro conjunto de torres, las Ethiad Towers. Con una luz de atardecer rojiza aparecen aún más brillantes.

Afoto

Afoto

Afoto

Junto a ellas estaba la puerta del Palacio Presidencial, que no era visitable.

Afoto

A continuación el Emirates Palace. Nosotros veíamos a gente entrar y creíamos que era un palacio oficial visitable. Cuando entramos nos dimos cuenta de que era un hotel, concretamente el hotel más caro del mundo en cuanto al coste de construcción, que superó los 3.000 millones de dólares. En fin un tremendo pozo de dinero. Conociendo tantos países pobres como conocemos nos causa dolor ver este derroche en edificios que, como en este caso especialmente, aparecen tan sobrecargados de lujo.

Afoto

Afoto

Afoto

Afoto

Afoto

De retorno a Dubai nos encontramos con una torre realmente singular y una última visión de la Gran Mezquita.

Afoto

Afoto

Afoto

24/05/17 Dubai

Esta es nuestra segunda visita a Dubai, así que ya hemos hecho alguna de las visitas clásicas al lugar como subir al Burj Khalifa, visitar la ciudad antigua y su zoco o los principales centros comerciales. Esta vez tenemos propósito de descansar un poco y avanzar el blog que se lleva mucho trabajo. También alquilar un coche para poder recorrer las zonas que no están al alcance del metro y para hacer una escapada a la vecina Abu Dabi.

Para nosotros Dubai equivale en la Península Arábiga a lo que representa la ciudad de Las Vegas en USA, aunque con obvias diferencias. Pero ambas ciudades son un poco parques temáticos muy orientadas al turismo y con una enorme oferta hotelera, con leyes o costumbres más relajadas que el entorno, muchas atracciones para los visitantes y absolutamente megalómanas, quieren tener lo más grande en todo. En cualquier caso en Dubai no hay lugar para el ’vicio’ en forma de juego, sexo y drogas, y por otro lado en Las Vegas hay un lujo grotesco, de cartón-piedra y en Dubai uno se cruza con el lujo refinado y un tremendo cuidado de los detalles. Es una ciudad limpia, ordenada, muy segura y con algunos edificios y lugares impresionantes. Además para ser un país claramente Islámico, hay una tolerancia para las formas de vestir y de vivir occidentales que no tiene ningún país del entorno. También comparte con Las Vegas estar en medio de un desierto, pero en este caso mucho más extremo. Ahora en Mayo hemos estado a 38º, pero la visita anterior en agosto llegamos a los 49º a la sombra. Calor de ‘el de verdad’. Por otro lado uno apenas se cruza con los verdaderos ‘dubaitíes’, pues son una minoría entre la inmensa inmigración que hay en el país. Hay claramente dos niveles de inmigrantes, los ‘occidentales’ que tienen un posición acomodada y un elevado estándar de vida y los inmigrantes fundamentalmente orientales: pakistaníes, hindúes, filipinos, … que ocupan los escalafones sociales más bajos y viven en su mayoría en condiciones muy duras y con bajos salarios. Además sin ninguna esperanza de obtener nacionalidad ni para ellos ni para sus hijos.

Uno de los primeros sitios que visitamos es la isla artificial con forma de palmera llamada Palm Jumeirah. Cuando se finalizó era la mayor isla artificial del mundo, y son otras dos palmeras en construcción en el mismo Dubai las que le han quitado el título. Todavía hay hoteles y residencias en construcción. Llama la atención el tamaño de la isla. Recorrimos la especie de corona que actúa como rompeolas y tiene más de 11 km. Allí todavía hay muchas zonas en construcción y unas magníficas vistas de una zona de rascacielos llamada la Marina.

Afoto

Afoto

Afoto

Afoto

Afoto

Es curiosa la decoración de las columnas de una carretera elevada en la isla.

Afoto

La otra gran zona de rascacielos de la ciudad está a lo largo de la Sheik Zayed Road, la arteria principal de la ciudad.

Afoto

Afoto

Afoto

Afoto

Afoto

Afoto

En cualquier caso el edificio que más destaca y con mucha diferencia es el Burj Califa, en la actualidad sigue siendo el edificio más alto del mundo y desde luego el más estilizado y un ejemplo de lo que la arquitectura y el dinero pueden conseguir. Me sigue pareciendo una de las obras humanas más increíbles.

Afoto

Afoto

Afoto

A sus pies, entre otros edificios está la ópera inaugurada en 2016 con una actuación de Plácido Domingo. Nos sorprendió su gran lámpara con luces en cambio permanente.

Afoto

Afoto

Como ya vimos en la visita anterior, al anochecer se pone en marcha un espectáculo de luces y sonido en la laguna que hay al pie de la torre. Vimos que el espectáculo era diferente cada media hora, pero mucho más corto, 3 minutos generalmente y solo con luces blancas. En cualquier caso sigue siendo una maravilla.

Afoto

Afoto

Afoto

Otros ‘palacios’ de la ciudad son los centros comerciales. Junto al Burj Califa está el Dubai Mall. Ellos dicen que es el mayor mall del mundo. Impresionantes las obras de arte y el acuario.

Afoto

Afoto

También visitamos el Emirates Mall ...

Afoto

Afoto

… y el Dubai Marina Mall. Lugares poco recomendables para compradores compulsivos Risa1p

Afoto

Afoto

En su afán megalómano tienen también el hotel más lujoso del mundo, el Hotel Burj Al Arab que es otro de los iconos de la ciudad, y al que se puede llegar por grandes autopistas, como ésta de 8 carriles.

Afoto

Afoto

Afoto

Por cierto aprovechamos la visita de la playa para disfrutar de una puesta de sol que sólo es visible si no hay mucha calima generada por los desiertos que rodean a la ciudad. Esta vez hemos llegado en buen momento.

Afoto

Afoto

Por la noche visitamos la zona de la Marina, que rivaliza en rascacielos con el centro de Dubai.

Afoto

Afoto

Afoto

Afoto

De todas las torres, para nosotros, destaca la retorcida Cayan Tower que gira 90º en sus más de 300 m de altura.

Afoto

Pero no todo en Dubai es altura, aunque a nosotros los rascacielos nos llaman poderosamente la atención. Hay otras zonas llamativas por diferentes razones, como la zona de Boxpark en la que todos los edificios están construidos usando contenedores estándar de transporte de mercancías.

Afoto

Afoto

Afoto

Afoto

En fin, Las Vegas de Oriente Próximo. Un lugar que sorprende, sobre todo si te gustan las alturas.

20/05/17 Kathmandú 2

La Estupa de Buddanath y el Templo Pashupatinath (Cremaciones)

La Estupa de Boudhanath es uno de los monumentos budistas más importantes de Nepal y del mundo. A esta estupa acuden budistas de todos los rincones del mundo. Dicen que dar al menos una vuelta, en la dirección de las agujas del reloj, a esta estupa permite eliminar o disminuir el mal karma.

A la estupa normalmente se accede desde una pequeña calle que nos permite visualizar la enormidad del monumento.

Afoto

Afoto

Una vez en la plaza o en la terraza de los bares que la rodean uno aprecia su magnitud.

Afoto

Afoto

Afoto

También se aprecia la devoción que suscita en muchas personas que vienen a visitarlo.

Afoto

Afoto

Afoto

Afoto

Junto a la estupa destaca un Templo con su gran rueda de oración, sus imágenes doradas. y una gran vista desde su terraza.

Afoto

Afoto

Afoto

Afoto

Uno de los atractivos en la visita es sentarse en los numerosos bancos que hay a su alrededor y ver pasar a la gente.

Afoto

Afoto

Afoto

Afoto

Afoto

O disfrutar de los edificios que lo rodean con gran cantidad de tiendas y movimiento, siempre bajo la mirada de Buda que te atraviesa. Nos ha parecido un lugar impresionante en el que pasa el tiempo sin enterarte.

Afoto

Afoto

Afoto

Otra de las visitas que realizamos es la del Templo Pashupatinath, que es uno de los más importantes templos hinduistas de Shiva en el mundo. Se encuentra ubicado a orillas del río Bagmati y es especialmente llamativo para los occidentales porque es el lugar de cremación de la mayoría de las personas fallecidas en Kathmandú y alrededores. Esto se debe a que el río Bagmati es un río sagrado para los nepalíes de la misma manera que lo es el Ganges para los hindúes. Habíamos leído que la visita podía ser muy dura al ver como quemaban los cuerpos de los fallecidos, y realmente nos impresionó.

Nada más llegar a las inmediaciones del Templo había gente pidiendo, uno de ellos con una especie de lepra ya anunciaba que la visita iba a ser dura

Afoto

Contratamos a un guía para que nos fuera explicando lo que íbamos a ver, aunque no acabamos muy contentos. Escuchamos a otros guías que daban mejores explicaciones que el nuestro. En cualquier caso habíamos leído que en una de las riberas del río estaban las plataformas de incineración y que en el lado contrario había unas gradas (Ghats) en las que nos podíamos ubicar los visitantes para ver las ceremonias. Pero nosotros comprobamos que podías estar en ambos lados sin mayor problema. En el lado de las plataformas nos subíamos a una especie de terraza donde se podía ver todo con mucha proximidad. Vimos el proceso que se realiza con varios fallecidos. El más cercano lo vimos desde el principio. La plataforma estaba preparada con una especie de palio.

Afoto

Trajeron en comitiva el cuerpo del fallecido cubierto. Primero han pasado por el templo que sólo es accesible a los hinduistas donde tiene lugar una ceremonia. La comitiva está compuesta fundamentalmente por hombres, aunque también pueden participar las mujeres. Los hijos a veces se afeitan la cabeza y visten de blanco, el color del luto. En esta ceremonia están desnudos de la cintura hacia arriba. Luego descubren la cabeza del fallecido y dan con él tres vueltas en la estrecha plataforma. Finalmente lo depositan sobre las maderas que servirán para la pira.

Afoto

Afoto

Afoto

Lo de las fotos parece que no les preocupa. Incluso un familiar está a los pies del fallecido haciendo una foto con su móvil. Sorprende que una ceremonia tan íntima, por lo menos bajo nuestro punto de vista occidental, aquí se celebre de una forma pública y con poca restricciones a visitantes como nosotros. De hecho lo que hacen es cobrarnos entrada para que podamos ver las cremaciones, porque el acceso al templo no nos es permitido.

Afoto

Los tres hijos, encabezados por el hijo mayor vuelven a dar tres vueltas con una antorcha encendida con la que se encenderá la pira. Colocan la antorcha sobre la boca del fallecido, donde hay algún iniciador del fuego y vuelven a dar otras tres vueltas alrededor. Luego se despiden varios familiares besando los pies del difunto y mientras el fuego gana vigor le van cubriendo con más madera y con paja humedecida que oculta al cadáver de la vista. Un encargado de la cremación también empieza a encender la base de la pira.

Afoto

Afoto

Afoto

Afoto

Afoto

Media hora más tarde el fuego va haciendo su trabajo.

Afoto

La familia sigue todo el proceso hasta el final. Cuando el fuego está consumido y solo quedan cenizas y algunas ascuas, todo lo que hay se barre hacia el río donde caen todos los restos. Al final queda la plataforma libre para la siguiente cremación.

Afoto

He leído en algún blog que luego se entran al agua uno o varios familiares para purificarse en las ‘aguas sagradas’, pero nosotros no vimos a nadie en el río en varias cremaciones que estuvimos. En la zona que está justo debajo del templo principal hay más plataformas. Una de ellas es exclusiva para los miembros de la familia real. Las otras dos son para la gente rica. Allí vimos otra cremación en la que se siguió prácticamente el mismo rito.

Afoto

Afoto

Afoto

Afoto

Afoto

Nos comentaron que se llevan a cabo más de 200 cremaciones al día. El proceso suele durar entre dos y tres horas. En el caso de un niño, como el de las siguientes fotos, apenas dura una hora.

Afoto

Afoto

Afoto

Afoto

En fin, viajando descubres otras culturas y otras maneras de entender la vida y la muerte. A veces ves cosas que te hacen un nudo en la garganta, o en el estómago. Otras veces no es solo lo que ves, si no lo que hueles, lo que sientes. Desde luego es una experiencia que no te deja indiferente.

Afoto

Afoto

En cualquier caso y a pesar de lo chocante que es lo que hemos visto para nuestra cultura, sorprende el ambiente sereno que se ve en los que participan en la ceremonia. Ellos están convencidos de que no es un adiós, sino un hasta pronto, porque sus familiares se reencarnarán en otras personas y volverán a disfrutar de una nueva vida. Es el poder de las creencias.

Próximos a las gradas del templo se encuentran Shadus y Aghoris que son santones o ascetas hindúes que han renunciado a los vínculos que los unen a lo material en busca de los verdaderos valores de la vida. Siguen el camino de la penitencia y la austeridad para alcanzar la iluminación. A los Shadus se les identifica por las ropas de color naranja con las que se cubren. Los Aghoris suelen estar cubiertos solamente de ceniza, que a veces proviene de las cremaciones. Su dieta incluye el necrocanibalismo, lo puedes consultar aquí. En cualquier caso la mayoría de los que encuentras en el templo son falsos ascetas. Posan para las fotos y piden dinero a cambio, lo cual está completamente fuera del objetivo de estos monjes.

Afoto

Afoto

Afoto

Afoto

Afoto

20/05/17 Kathmandú 1

La ciudad, el Monkey Temple y Durbar Square

Kathmandú es la capital de Nepal y una ciudad de enormes contrastes. Contiene bellos y espectaculares templos, seguramente zonas bonitas y tranquilas que nosotros no alcanzamos a ver y una gran parte ruidosa, contaminada y sucia con unos tremendos atascos de tráfico que más de una vez tuvimos que sufrir. Hemos estado en la ciudad 3 veces, la llegada, la partida y 3 días entre los dos trekkings. Como la mayoría de los visitantes nos hemos alojado en el barrio de Thamel que es una zona comercial y de hoteles de calles estrechas y tráfico escaso debido a la estrechez de sus calles. Este barrio está lleno de alojamientos de todos los precios, restaurantes, agencias de trekking, comercios y sobre todo de muchos turistas. No obstante es un lugar menos ruidoso y contaminado que otras zonas de la ciudad, aunque comparte con ella el caos de lineas eléctricas y de comunicaciones y la falta de diferenciación del sitio para los coches y los peatones.

Afoto

Afoto

Afoto

Afoto

Afoto

Es un lugar que me recuerda mucho a la India. Destaca la cantidad de pequeños altares, estupas y templos que están entremezclados con el resto de edificios del barrio.

Afoto

Afoto

Afoto

Afoto

Aquí las tiendas tienen unas notas de color y olor, cuando se trata de especias, muy característico.

Afoto

Afoto

Afoto

A veces atraen a clientes poco solventes Risa1p

Afoto

Fuera de Thamel los atascos de tráfico son, a veces, tremendos. Un día tomamos un taxi para ir a ver la ONG de unos amigos y después de 4 km en los que tardamos casi una hora y media le digimos al taxista que se diera la vuelta porque quedaban casi otros 4. Además nos resultaba sorprendente el poco aprecio que tienen a la limpieza de las calles, incluso las zonas ‘residenciales’ podían estar llenas de basura, no digamos ya las zonas populares. El polvo y el humo en algunos sitios eran asfixiantes.

Afoto

Afoto

Afoto

En fin, en estos aspectos, Katmandhú y Nepal tienen mucho espacio para mejorar. Esto contrasta especialmente con los pueblos en las zonas de trekking, en los que las calles y el entorno en general estaban muy limpios.

Al volar hacia Dubai pudimos apreciar la ciudad desde el aire.

Afoto

Afoto

Y también disfrutar de la vista de la parte Oeste del Himalaya Nepalí. Pudimos reconocer el macizo del Manaslu, el de los Anapurnas y el de los Daulaguiris. Puedes hacer click para ampliar las fotos.

Mclick

Mclick

Mclick

Mclick

En Kathmandú visitamos varios lugares. El primero fue la Estupa de Swayambhunath que es una estupa conocida como el “Monkey Temple”. Ocupa una doble colina cerca de Tamel siendo relativamente extensa y afortunadamente con bastante bosque. Consta de unas estatuas enormes en la parte baja de la colina, un templo en una de las colinas y una estupa en la otra. Empezamos por las estatuas, creemos que cubiertas por una lámina de oro limpio y brillante que supone un gran contraste con la ciudad.

Afoto

Afoto

Afoto

Afoto

El lugar hace honor a su nombre y encontramos cantidad de monos por todos los sitios.

Afoto

Afoto

Afoto

En la parte alta está la estupa, inicialmente se usaban para guardar reliquias y representan los cinco elementos para los budistas (también para los hinduistas) que son: Tierra, agua, fuego, aire y el éter. Están rematados con un pináculo de 13 escalones que representan las fases del camino a la iluminación. En la base del pináculo, en las estupas de Nepal, se le pintan unos llamativos ojos que representan una mirada de compasión de Buda hacia los seres que sufren.

Afoto

Afoto

Afoto

Aunque el Hinduismo es la principal religión entre los nepalíes, hay mucho budismo, especialmente con los tibetanos que han emigrado a Nepal huyendo de la revolución cultural China. En estos templos se encuentra siempre la presencia de muchos monjes y devotos.

Afoto

Afoto

Desde las alturas del templo se divisa la ciudad, aunque sólo parcialmente debido a que era un día lluvioso, y sobre todo por la contaminación de la ciudad.

Afoto

Como muchos templos de la ciudad, éste también se ha visto afectado seriamente por el terremoto, y después de más de dos años, apenas han avanzado los trabajos de restauración.

Afoto

Afoto

Afoto

Una de las características que destacan de este templo son las largas escaleras de más de 300 escalones que dan acceso directo desde la ciudad hasta la estupa.

Afoto

Afoto

Desde el templo tomamos un taxi hacia Durban Square lugar que es Patrimonio de la Humanidad y consta de un conjunto de plazas unidas en la que hay un Palacio Real y múltiples Templos. El acceso a la zona para los turistas vale 10€ pero como el taxi nos dejó en el interior, nos libramos de pagarlo. No nos dio mucho cargo de conciencia, porque estamos seguros de que nada de ese dinero se utiliza en la reconstrucción de la ciudad. La enorme corrupción es uno de los grandes males de este país, como lo es en la mayoría de los países pobres que hemos visitado. En estas plazas quedan muchos templos en pie, pero algunos han caído por completo y muchos presentan daños y aparecen apuntalados. En primer lugar el propio Palacio Real, que es el significado de la palabra Durbar.

Afoto

En las diferentes plazas nos encontramos con varios templos y monumentos religiosos.

Afoto

Afoto

Afoto

Aunque todavía hay mucha huella de los daños del terremoto y no encontramos ningún edificio que nos pareciera recién restaurado.

Afoto

Afoto

Como es frecuente en este país, encontramos personajes coloridos, …

Afoto

… niños con los ojos pintados, …

Afoto

… o escenas curiosas como este hombre contando el dinero que, creemos, viene de la limosna de un templo. Nos sorprendió luego ver el dinero sin nadie que lo custodiara de una forma cercana.

Afoto

Afoto

Por otro lado en el Hinduismo se adoran dioses con figura humana y con figura animal como Hanuman, el Dios con cara de mono, que es uno de los más poderosos y venerados en esta religión, en la foto aparece con la cara cubierta de un polvo rojo. También vimos otra deidad con cuerpo de cerdo o jabalí. En el Hinduismo hay decenas de miles de dioses.

Afoto

Afoto

17/05/17 Everest 4

-Día 12 : Gokyo - Gokyo Ri - Dhole: 10 h, 15 km, subida 1.000 m, bajada 1.700 m.

Hoy subimos al Gokyo Ri. Madrugamos mucho para ver amanecer desde arriba, así que salimos poco después de las 4 de la mañana. El valle estaba oscuro y salimos con las frontales encendidas. Empezó a clarear mientras subíamos. Se ven el lago y los lodges de Gokyo. Justo detrás están las morrenas y el glaciar de Ngozumpa que cruzamos ayer.

Afoto

Afoto

Una vez arriba el sol empezó a iluminar las primeras cumbres, aunque había un mar de nubes que subía y bajaba continuamente y a veces nos tapa las montañas que nos rodean. El Everest aparece silueteado pero en sombra. Tiene una gran boina encima.

Afoto

Afoto

Afoto

En la cumbre estuvimos dos horas, con un poco de frio al principio, pero luego el Sol nos daba con fuerza y enseguida se templó el ambiente, aunque no nos quitamos el plumas en ningún momento.

Afoto

Al Norte teníamos el Cho Oyu de 8.201 m.

Afoto

Al Este tenemos al Everest junto al Lhotse y al Nuptse. Un poco más a la derecha y al fondo destaca en solitario el Makalu de 8.475 m.

Afoto

Afoto

Ahí va una identificación de los picos que nos rodean empezando por el Norte y girando hacia el Este hasta acabar en el Noroeste. Haciendo click se amplía la imagen.

Mclick

Mclick

Mclick

Mclick

No nos cansamos de disfrutar de estas montañas.

Afoto

Afoto

Afoto

Pero al final hay que ir hacia abajo porque hoy nos espera una larga bajada hasta el pueblo de Dhole. Así que empezamos a bajar primero hacia Gokyo.

Afoto

El Everest sigue predominando en el horizonte. Abajo aparece el glaciar que cruzamos ayer. Parece mentira que haya un camino relativamente fácil que lo cruce.

Afoto

Afoto

Una vez abajo el Cho Oyu sigue destacando hacia el Norte.

Afoto

Una vez recogido todo nos despedimos del lago 3 y de Gokyo Ri que lo tenemos justo enfrente.

Afoto

Luego aparecen sucesivamente Lago 2y Lago 1. El último es el más pequeño y transparente.

Afoto

Afoto

Afoto

La bajada se prolonga durante varias horas como una línea sin fin.

Afoto

Afoto

Afoto

Afoto

Afoto

Amenizada por yaks grandes y pequeños.

Afoto

Afoto

-Día 13 : Dhole - Jorsalle: 7:40 h, 14 km, subida 600 m, bajada 1.250 m.

En Dhole nos vuelve a amanecer un día limpio. Además tenemos una vista espléndida del Kangtega y del Thamserku.

Afoto

Afoto

Vuelven a aparecer las flores y los árboles, primero pequeños y luego mayores.

Afoto

Afoto

Afoto

El camino está a punto de volver a entrar al valle del Khumbu. En la unión reaparece el Ama Dablan, nos espera una fuerte subida donde nos volvemos a cruzar con porteadores con grandes cargas.

Afoto

Afoto

Afoto

También reaparece la cara Sur del Lhotse y llegamos a Namche Bazar, donde comemos algo rápido para continuar nuestra bajada.

Afoto

Afoto

Volvemos a encontrar la red de suministro del valle en la que hay porteadores con cargas mayores que las de los animales.

Afoto

Afoto

Afoto

También aparecen problemas de ‘tráfico’. En este puente entran por el lado opuesto al que estamos tres yaks que vienen solos. Por nuestro lado entra una caravana de mulas con dos arrieros que van atrás. Cuando los animales se encuentran ninguno retrocede. Uno de los arrieros tiene que pasar a la parte delantera de la caravana, como los animales están amontonados la única posibilidad es saltar al exterior del puente avanzando por fuera y volver a meterse dentro para arrear a los yaks con una vara y forzarlos a darse la vuelta.

Afoto

Afoto

Afoto

Afoto

-Día 14 : Jorsalle - Lukla - Kathmandú: 5:30 h, 12 km, subida 800 m, bajada 700 m.

Amanece nuestro último día de trekking en Jorsalle.

Afoto

Volvemos a recorrer sitios conocidos, estamos a unas cuatro horas de Lukla. Nos lo tomamos con calma y disfrutamos del último día de camino. En algunos sitios está especialmente concurrido.

Afoto

Afoto

Afoto

Afoto

Afoto

Afoto

Finalmente llegamos a Lukla donde pasamos una noche más antes de volar al día siguiente. En principio volamos a las 11, aunque el vuelo finalmente será algo más tarde. En principio nuestro vuelo lo teníamos reservado para dos días más tarde, en previsión de que durase más el trekking. En general se puede cambiar la fecha del vuelo sin grandes problemas, si vas por tu cuenta puedes decidir alargar o reducir los días en función de tus fuerzas, la climatología u otros factores. Se llama con antelación dando el número de billete y normalmente se puede cambiar la fecha sin problemas. En nuestro caso lo cambiamos del 22 de mayo al 20.

En cuanto a la despedida de nuestro guía, no fue todo lo agradable que podía ser. No estuvimos a gusto por los problemas que ya comentamos y eso se vio reflejado de forma importante en la propina final. La propina es para ellos una parte importante de sus ingresos, pero es algo que se deben ganar con un trabajo bien hecho. En general las agencias grandes suelen tener los mejores guías, porque son las que pagan mejor y tienen mejores condiciones. También si contratas con una agencia desde tu país, ellos suelen trabajar con guías de calidad y experiencia probadas. Si contratas localmente, procura llevar un teléfono de un guía recomendado por otros viajeros, o pregunta si tienen referencias. Cuando un guía es bueno, suele tener cartas de recomendación de otros viajeros.

Hacer trekking en este país es espectacular. Existen rutas de muchos niveles de dificultad y de dureza. A nada que estés un poco en forma y te guste la naturaleza es una experiencia que vale la pena probar. Además el país lo necesita, mucha gente vive gracias al turismo que es una sus principales fuentes de ingresos.

En cuanto al vuelo de regreso, pues emocionante, los aviones, el entorno en el que se vuela y sobre todo el aeropuerto de Lukla hacen que no sea un vuelo ‘normal’. En nuestro caso además el avión era un poco más viejo que con el que vinimos y estaba sucio y mojado de la carga que traía. Además debido a la hora que volamos, después del mediodía, hacía que la atmósfera estuviera bastante turbulenta y se movió un montón. En fin un vuelo no muy adecuado para pusilánimes Risa1p pero llegamos sin incidentes a Kathmandú.

Afoto

Afoto

Afoto

Afoto

Afoto

13/05/17 Everest 3

-Día 8 : Lobuche - EBC - Gorak Shep: 6:30 h, 10,7 km, subida 700 m, bajada 450 m.

Salimos de Lobuche hacia el último lodge en Gorak Shep. Allí se deja la carga y continuaremos hacia el Campo Base del Everest. Hoy ha amanecido con algunas nubes sobre las cumbres, pero en la mayoría de las montañas van a desaparecer durante una hora o más, permitiendo ver las montañas que nos rodean a placer. En las fotos Lobuche y una vista lejana del Nuptse. En la foto destaca el helicóptero, uno mas de los muchos que sobrevuelan diariamente el valle del Khumbu. De media se hacen 10 rescates diarios en helicóptero, también se suben cargas. El resultado es un continuo trasiego de estas aeronaves.

Afoto

Afoto

Al poco de empezar a andar aparece el Pumori, una montaña de 7.161nm muy característica de la zona.

Afoto

También aparece un efecto extraño, tres arcoiris juntos, uno normal y dos concéntricos al Sol como si fueran un halo solar.

Afoto

Durante el camino subimos enormes morrenas que nos permiten asomarnos por fin al glaciar del Khumbu que nace de la nieve, entre otros, del Everest y del Lhotse. El Nuptse siempre dominando el paisaje en este tramo.

Afoto

Afoto

Afoto

Después de algo más de dos horas llegamos a Gorak Shep. Encima del lugar. a la izquierda y de color oscuro, está el Kala Patthar que es una montaña de 5.550 m que sirve de mirador perfecto del Everest. Se aprecia perfectamente el camino que lo corona. Lo intentaremos subir mañana.

Afoto

Después de tomar un te de limón continuamos hacia el campo base. Se alcanza en menos de dos horas. He destacado la cascada de hielo por donde se traza el camino desde el campo base hasta el campo 1. Es seguramente uno de los caminos más peligrosos del mundo, pues va sobre un glaciar que a veces avanza hasta un metro al día. Ahí existen enormes grietas y torres de hielo que van moviéndose con los días, se salvan con largas escaleras de aluminio que un grupo de sherpas se encarga de mantener. Casi cada año se producen accidentes mortales. La mayor tragedia de la cascada se produjo en abril de 2014 cuando una avalancha acabó con la vida de al menos 16 nepalíes. A pesar de todo el Everest atrae cada año cientos a cientos de escaladores. Este año ha sido récord con 365 permisos de ascensión que cuestan 10.000 US$ cada uno. Esta vía de acceso sigue siendo la más repetida.

Afoto

El campo base ocupa una enorme área sobre el glaciar con cientos de tiendas de campaña. Este glaciar también se mueve, pero de forma más suave. Cada año cambia la fisonomía del lugar y hay que montarlo todo desde cero, incluso el montón de piedras y banderas que señalan el lugar.

Afoto

Afoto

Afoto

Afoto

-Día 9 : Gorak Shep - Kala Patthar - Dzongla: 10 h, 14 km, subida 900 m, bajada 1.200 m.

Hoy estamos en pie antes de las 5 de la mañana para subir el Kala Patthar. Se trata de captar el amanecer desde arriba. Cuando vamos subiendo, estamos a la sombra del Everest mientras las altas montañas ya reciben el sol.

Afoto

El Everest con el sol saliendo por el lado izquierdo.

Afoto

El Pumori, una montaña extraordinariamente bella.

Afoto

Afoto

Las montañas que nos rodean hacia el Este y hacia el Sur. Puedes hacer click para ampliarlas.

Mclick

Mclick

La clásica imagen del Kala Patthar con el Everest y su hombro Oeste y el Nuptse. La siguiente imagen con nuestro pobre zoom 3x permite ver mayor detalle de la cumbre, del Lhotse y del collado Sur que los separa. En este collado se monta el campo IV, el último campamento para el ataque final de la cumbre del Everest.

Afoto

Afoto

No me canso de fotografiar al Pumori y al Everest.

Afoto

Afoto

El caso es que acabamos dando saltos de alegría por el día despejado que estamos disfrutando.

Afoto

A medida que bajamos de la montaña el Everest va desapareciendo.

Afoto

Cuando volvemos a llegar a Gorak Shep empaquetamos todo y partimos hacia Dzongla, una pequeña población al pie del collado que queremos pasar mañana. El tiempo empeora y al final nos cae una nevada antes de finalizar la jornada.

Afoto

Afoto

Afoto

-Día 10 : Dzongla - Chola Pass - Thagnak: 4:50 h, 6,8 km, subida 750 m, bajada 930 m.

Hemos venido a Dzongla para cruzar el Chola Pass. Estamos bien aclimatados, nos encontramos bien de fuerzas y el Chola Pass nos da acceso al valle de acceso a otro ocho mil, el Cho Oyu y al pico Gokyo Ri, otro cinco mil, desde el que también podemos tener vistas del Everest y de una zona más amplia de esta parte del Himalaya. Estamos lanzados Risa1p

Ha vuelto a amanecer un día despejado, en la primera foto el Choclase y en la segunda el Ama Dablan.

Afoto

Afoto

La subida es larga y empinada.

Afoto

Afoto

Con un pequeño glaciar en la parte final.

Afoto

Afoto

Afoto

Afoto

Y por fin los 5.340 m del Chola Pass.

Afoto

La bajada hacia el otro lado es más escarpada y helada. Además presenta varias subidas fuertes de las que no nos gustan nada.

Afoto

Afoto

Afoto

Afoto

Hasta que llegamos a Thangnak, nuestro destino para hoy. Ha sido un día largo, pero menos duro de lo esperado.

Afoto

-Día 11 : Thagnak - Lago 4 - Gokyo: 5:40 h, 9,3 km, subida 520 m, bajada 420 m.

Hoy ha amanecido con muchas nubes. La etapa de hoy es bastante corta, atravesar el glaciar Ngozumpa, que entre otros picos viene del Cho Oyu. Para ello hay que subir y bajar la morrena que aparece detrás de los lodges, …

Afoto

Afoto

… cruzar el glaciar propiamente dicho, que es bastante ancho y está prácticamente cubierto de rocas en toda su anchura, ...

Afoto

Afoto

Afoto

… y subir y bajar la morrena del lado opuesto. Enseguida llegamos al lugar conocido como Gokyo, que es el último sitio en este valle con lodges y que está junto al lago 3. No se complicaron mucho para ponerle nombre.

Afoto

Afoto

Como hemos tardado menos de dos horas, después de tomar un te en el lodge, decidimos seguir subiendo al Norte paralelos al glaciar para ver más paisajes. Nos cruzamos con varios yaks en el camino. Finalmente llegamos al lago 4, en el que hay memoriales de las víctimas del Cho Oyu.

Afoto

Afoto

Afoto

Afoto

Afoto

09/05/17 Everest 2

-Día 4 : Namche Bazar - Tengboche: 3:40 h, 6,3 km, subida 850 m, bajada 550 m.

Desde Namche tenemos todavía varios días para alcanzar el Campo Base del Everest. El primer día transcurre cubierto y lloviendo a ratos, lo que desluce un poco el día.

Afoto

Afoto

En el camino nos encontramos con Pasang, un personaje de la zona. Pasang lleva más de 30 años arreglando el camino desde Namche Bazar hasta el Campo Base. Es un trabajo extraordinario porque el camino está francamente bien. Hoy es muy mayor para trabajar directamente y tiene a varios locales haciendo el trabajo. A cambio de mantener el camino pide aportaciones voluntarias a los trekkers que, por lo que parece, aportan dinero suficiente para que año tras año la tarea continúe.

Afoto

Afoto

Afoto

No deja de asombrarnos ver a los porteadores llevar grandes cargas. El camino está lleno de personas y animales que abastecen a las poblaciones que se encuentran por encima.

Afoto

Afoto

Afoto

Encontramos algunos rododendros en flor y montones de pájaros con un brillante color azul.

Afoto

Afoto

Finalmente llegamos a Tengboche, que destaca por tener un gran templo budista.

Afoto

Afoto

Afoto

Afoto

Aquí hemos tenido el mayor encontronazo con nuestro guía. Nos llevó a un lodge que era realmente incómodo. No nos gustó nada y decidimos salir a buscar otro. Encontramos uno que nos gustó mucho más y decidimos cambiarnos. Fue origen de una fuerte discusión en la que estuvo a punto de irse y dejarnos tirados. Simplemente van a su conveniencia, eligen el lodge porque los que lo regentan son sus amigos, o les dan la comida o les dan una comisión, la verdad es que no se cual es la razón, pero muchos guías pasan del interés de sus clientes. Fue francamente molesto y condicionó la relación en el resto del trekking.

-Día 5 : Tengboche - Dingboche: 4 h, 9,6 km, subida 800 m, bajada 300 m.

Nueva etapa de ascenso, aquí superamos la barrera de los 4.000 m y los bosques desaparecen dando lugar a una vegetación cada vez más pequeña y escasa. Sigue estando bastante cubierto y apenas podemos disfrutar de las cumbres que nos rodean.

Afoto

Afoto

Afoto

Afoto

Cuando llegamos al refugio Auxi tiene fuertes dolores de cabeza y nauseas. Parece mal de altura. El remedio es beber mucho, tomar todos los días una o dos sopas de ajo, te de limón y un diurético que se llama Adimox. Esperamos a ver que tal se levanta mañana, y en función de como se encuentre decidimos si continuamos o nos bajamos a Tengboche.

-Día 6 : Dingboche – Pokalde Peak - Dingboche: 3 h,43 km, subida 500 m, bajada 500 m.

Hoy amanece por fin despejado. Podemos disfrutar del paisaje que nos rodea. Auxi se ha levantado mucho mejor, a ver que tal pasa el día. Desde la ventana del lodge vemos aterrizar un helicóptero relativamente cerca y vimos cómo cargaban una camilla con una persona. Preguntamos y nos dicen que es el cuerpo de una hindú que ha fallecido por mal de altura. Nos quedamos boquiabiertos. No se entiende como no intervino nadie antes para evitar esto. Nuestro guía dice que hay veces que los clientes están muy mal, pero no dicen nada porque no son conscientes del estado en que están.

Al asomarnos afuera aparecen las primeras cumbres. El lugar en el que estamos confluyen el valle del Khumbu con el valle del Inja Khola, que viene de la cara sur del Lhotse. Al Oeste vemos el Lobuche 6.119 m, al Sur el Thamserku 6.782 m y el Kangtega 6.782 m, también al Sur pero encima nuestro el Ama Dablan 6.812 m y al Este la enorme pared Sur del Lhotse 8.516 m que se alza más de 4.000 m por encima nuestro.

Afoto

Afoto

Afoto

Afoto

Hoy es nuevo día de aclimatación, desde donde estamos se sube por una ladera del pico Pokalde de 5.500 m hasta la altura que queramos y se vuelve a bajar al lodge. Como Auxi se encuentra mejor vamos hacia arriba. Al empezar a ganar altura vemos el valle que lleva a Chukhung y a la Sur del Lhotse.

Afoto

El Thamserku (derecha) y el Kangtega (izquierda) aparecen majestuosos.

Afoto

El Ama Dablan encima nuestro.

Afoto

Subimos hasta los 5.000 m aproximadamente. Todo fue muy bien,parece que vamos estando aclimatados.

-Día 7 : Dingboche - Lobuche: 4 h, 8 km, subida 760 m, bajada 150 m.

En esta etapa vamos hacia Lobuche a 4.940 m. Ya el paisaje es completamente de alta montaña. El amanecer nos ofreció un día claro y con estas vistas.

Afoto

Afoto

Durante el camino nos cruzamos con un porteador que llevaba 4 petates grandes atados entre si.

Afoto

Pasamos sobre Pheriche un pequeño pueblo con campos de cultivo a 4.250 m bajo una enorme morrena que queda del glaciar del Khumbu.

Afoto

Primer avistamiento del Pumori 7.161 m y que está muy próximo al Everest.

Afoto

En el Lobuche Pass encontramos el Memorial del Everest, en el que encontramos placas dedicadas a muchos de los que han perdido la vida en esta montaña.

Afoto

Afoto

Afoto

Afoto

Logo Vuelta

Posts publicados

Volver