Posts from 2017-03

15/03/17 Brunei

Llegar a Brunei desde Kota Kinabalu lleva tiempo no solo por la distancia, sino por las fronteras que hay que pasar. Nos han sellado el pasaporte 8 veces en este itinerario. La primera nos sorprendió, Malasia es una federación de estados. En Borneo está Sabah en el norte y en el sur Sarawak. Al cruzar de uno a otro hay una frontera en la que nos pusieron dos sellos, el de salida en un estado y entrada al otro. Brunei consta de dos territorios separados por una franja de Malasia. Por tanto sello de Salida de Malasia, entrada a Brunei, salida de Brunei y reentrada en Malasia. Luego volvimos a salir de Malasia y entramos definitivamente al mayor de los territorios de Brunei. A pesar de la cantidad de pasos,los trámites son rápidos y sencillos por lo que apenas nos demoraban unos minutos cada paso. Mientras buscamos el hotel reservado en la capital, Bandar Seri Begawan, y sacamos algo de dinero ya era de noche. Nos asomamos a una de las dos principales mezquitas de la ciudad: Jame'Asr Hassanil Bolkiah, joya de la arquitectura islámica moderna e inaugurada en 1994.

Afoto

A continuación nos fuimos al mercado de noche, la diferencia con el de Kota Kinabalu que visitamos el día anterior es abismal. Construcción moderna, muy limpia, llena de lavabos y extractores de humo, tenía más o menos los mismos productos que el mercado malayo pero era otro mundo.

Comimos divinamente, como en el caso de Malasia, gente muy agradable y sonriente que es muy fácil a la conversación y a la foto.

Afoto

Afoto

Afoto

Afoto

Afoto

Al día siguiente nos fuimos otra vez a ver la mezquita de Jame'Asr Hassanil Bolkiah.

Afoto

Afoto

Afoto

Afoto

Los horarios de visitas turísticas son muy limitados y están prohibidas las fotos, no obstante me colé un poco y encontré unos interiores formidables.

Afoto

Brunei es un rico sultanato que navega en millones gracias al petróleo que se encuentra en su costa. Las cifras que se manejan son mareantes. Es el 5º país del mundo en renta per capita, aunque la mayor parte de los ingresos van al ‘Rey’ que es como los locales llaman al sultán. El sultán es una de las grandes fortunas de Forbes, con el mayor palacio real habitado del mundo con 1.888 habitaciones, más de 5.000 coches de lujo y un montón de cosas más. Parece que esa apropiación por parte del sultán de los recursos de la nación no generan discordia entre los habitantes, o al menos nosotros no la percibimos. La prosperidad también llega a la población en forma de sanidad y educación gratuitas y, no se pagan impuestos. La gente con la que hemos podido hablar, hablan del rey con aprecio, y para ellos es un referente de ayuda, dicen que si tienen cualquier problema, una enfermedad grave, un incendio en la casa, … le piden ayuda al ‘Rey’ y se la otorga. No vimos pobreza ni casas precarias salvo en dos barrios de palafitos que hay junto a los manglares que rodean la ciudad. Supongo que los que no son adeptos al régimen tienen otra opinión, y sobre todo otra situación, porque no parece que haya lugar a la disidencia. Además oficialmente opera la Saria, la ley islámica, que permite por ejemplo condenar a muerte a un homosexual. No obstante en la calle vimos muchas mujeres conduciendo, con el pelo descubierto y ropas occidentales, … Lejos de lo que ocurre en otros países radicalmente islamistas.

De cara al visitante Brunei es un país más caro que los del entorno sobre todo a nivel de hoteles, la comida es más barata que en Europa pero también más cara que en Malasia y por supuesto en Indonesia. La siguiente visita que realizamos fue a la otra gran mezquita de la capital la Sultan Omar Ali Saifuddin otra maravilla de arquitectura islámica moderna, diseñada por un italiano y finalizada en 1958.

Afoto

Afoto

Afoto

También hicimos un tour por el Río Brunei que es el que baña la capital y que se hace en una pequeña lancha rápida. En primer lugar se pasa por un barrio formado por palafitos y calles sobre pilonas.

Afoto

Afoto

Luego se abre un espeso manglar en el que disfrutamos de las vistas y en el que nos encontramos con el embarcadero del palacio y a lo alto vimos un nuevo palacio recién construido con aspecto renacentista en lo alto de una colina.

Afoto

Afoto

El objetivo siguiente es intentar ver monos proboscis (los narigudos) en la selva. Al final paramos en un entrante dentro del manglar donde estaba otra barca que había localizado un grupo. No mereció mucho la pena porque los monos estaban a más de 50 m de distancia. En cualquier caso el paseo permite disfrutar del paisaje de manglares que en una orilla están acorralados por la ciudad y en la otra tienen grandes extensiones. La abundancia de petróleo ha evitado que en este país se dediquen al aceite de palma.

Afoto

Afoto

Afoto

Afoto

Afoto

Nuestro capitán estaba más atento al móvil que a pilotar la embarcación.

Afoto

Pasamos por delante del enorme Palacio del Sultán y luego por el barrio de palafitos de la orilla contraria a la ciudad.

Afoto

Afoto

Afoto

Afoto

Desembarcamos entre los palafitos y paseamos por sus ‘calles’

Afoto

Afoto

Afoto

Afoto

Es un contraste ver estas casas que más que pobres son casas un poco ‘dejadas’ y la brillante mezquita con sus cúpulas cubiertas de oro puro.

Afoto

Pasamos el atardecer viendo como cambiaba de colores el monumento.

Afoto

Afoto

Afoto

Afoto

Al final nos fuimos a cenar otra vez al mercado de noche. Allí nos encontramos con Alen un joven de Brunei al que le contratamos el paseo en barca, que estaba con Yijun una clienta de Hong Kong. Después de cenar con ellos y como nosotros teníamos el coche, Alen nos llevó a visitar uno de los hoteles más lujosos del mundo, el Emperor que fue un agujero sin fondo durante su construcción. Es un exceso en todo, por ejemplo el atrio tiene unas columnas de más de 50 m de altura. Al final acabamos dándonos un baño en una de las piscinas

Afoto

Afoto

Afoto

Afoto

Luego Alen nos llevó otra vez al embarcadero donde nos montó en una barca para ver luciérnagas y luego cocodrilos. Desde luego fue una jornada intensa y un detalle por parte de Alen que hizo esta parte por estar con nosotros y no por dinero.

13/03/17 Kota Kinabalu

En esta zona norte de Borneo no sabíamos muy bien como organizarnos, movernos en buses era engorroso para todo lo que queríamos hacer, los taxis compartidos no existen y los privados son muy caros. Al final alquilar un coche aquí no es muy caro, menos de 30 € diarios y eso nos daba la libertad de ir y parar donde nos apetezca, que es una de las cosas que más valoramos. Así que alquilamos un coche por 10 días sin saber que íbamos a acabar haciendo 2.800 km. Nos pusimos en marcha hacia el oeste, hacia el Kota Kinabalu que es el nombre de una montaña, un parque nacional y una ciudad de la costa.

Afoto

Afoto

Nos dirigimos al Parque Nacional Kota Kinabalu, a casi 300 Km al Oeste de Sandakan, donde hemos aterrizado y desde donde saldremos de Borneo. Vamos improvisando los sitios porque no hemos tenido tiempo de preparar lo que vamos a visitar. Vemos un cartel que apunta a Poring Hot Spring y nos parece que puede estar interesante y nos desviamos hacia allí. Encontramos un complejo turístico con alojamientos muy caros, y entrada para cada cosa que quieres ver. Entramos en primer lugar al Jardín Botánico y Aviario. Todo está muy abandonado, en el aviario no hay aves, hay pocas indicaciones sobre plantas, parece que está abandonado, salvo la taquilla de entrada que si estaba abierta y que nos cobraron el ticket, pero había un pequeño tesoro que Auxi llevaba tiempo buscando. Una raflexia en flor. Se trata de la flor más grande del mundo que además es una planta muy rara, pues no tiene clorofila ni raíces, sino que parasita a otras plantas y se abre durante 7 días al año y no todos los años. Por fin aquí la encontramos.

Afoto

Afoto

Había también un jardín de orquídeas, mejor cuidado pero con pocas plantas en flor. A la salida una zona de bambúes.

Afoto

Afoto

Afoto

Afoto

Ya cerca del atardecer pregunté en la taquilla de las piscinas termales si nos dejaban echar un vistazo y pasamos. Lo que más nos gustó fue una cascada que había 15 minutos más allá de las piscinas.

Afoto

Afoto

Como nos resultaba muy caro dormir en la zona seguimos en dirección hacia el Kinabalu. Una población más o menos grande, Ranau, fue el lugar donde encontramos un hostal limpio y asequible. Nos sorprendió la cantidad de golondrinas del lugar y las buenas vistas de la montaña.

Afoto

Afoto

Al día siguiente partimos hacia la base de la montaña, a medida que nos acercábamos crecía en tamaño y belleza. Alguna rotonda de la carretera nos sorprendió.

Afoto

Afoto

La entrada al Parque Nacional es de pago. Una vez dentro nos dirigimos a la zona donde se accede al sendero de acceso a la cumbre, este camino está controlado porque hay un cupo de personas limitado a la capacidad de los refugios que hay cerca de la cumbre, y porque además el permiso de ascenso es caro. En la zona hay una pequeña colina con un camino que ahora está cerrado, pero por el que subimos para ver mejor la montaña.

Afoto

Afoto

Afoto

Nuestro siguiente destino el jardín botánico. En este caso mejor cuidado que el anterior, pero no tenía ninguna raflexia en flor Risa1p No obstante es de un verde salvaje y con un bonito arroyo en su interior.

Afoto

Afoto

Afoto

Lo que más nos ha llamado la atención es la cantidad de nepenthes o plantas jarra que había. Son plantas carnívoras y muy curiosas. Desde luego es un destino que a los botánicos y aficionados a las plantas les encantará.

Afoto

Afoto

Obviamente había otras plantas hermosas, aunque parece ser que no era un momento álgido de floración.

Afoto

Afoto

Afoto

Afoto

Afoto

Además nos encantaron los brotes terminales de los enormes helechos del parque.

Afoto Afoto

Afoto

También encontramos una zona de lianas especialmente bonita, pero le faltaba algo ...

Afoto

… ya se, le faltaba gente mona Risa1p

Afoto

Afoto

Afoto

Hicimos algún intento de conseguir un permiso de ascenso a la cumbre pero todo estaba reservado, aunque quedaba una posibilidad de intentar ver si para dentro de un par de días había espacio en el refugio de los malayos, que además es la opción más barata pues el resto de opciones pasa de los 200 €, pero eso requería quedarse un par de días a la espera y era incierto. Así que algo frustrados abandonamos la zona camino de la ciudad de Kota Kinabalu, disfrutando de las vistas de la montaña.

Afoto

Llegamos a la ciudad con las últimas luces del atardecer a su magnífica mezquita y a una bonita bahía.

Afoto

Afoto

Afoto

En esta ciudad, moderna y vibrante, vamos a pasar poco más que una noche. Visitamos su mercado nocturno ,donde disfrutamos de una cena de marisco rica, rica.

Afoto

Afoto

Afoto

Afoto

Vimos muchos de los peces de los que disfrutamos buceando.

Afoto

Afoto

Afoto

En un mercado de este tipo nunca falta el pescado desecado.

Afoto

También vimos que había una zona de costureros.

Afoto

Afoto

Llegando al hotel en uno de los restaurantes que tienen acuarios para mantener los peces vivos encontramos multitud de peces roca, dicen que a los chinos les gustan mucho y los pagan bien caros.

Afoto

Afoto

Para el día siguiente decidimos partir hacia Brunei, nos llama la atención conocer ese Reino o Sultanato, durante el camino vimos anunciado un Motel con un nombre poco sugerente.

Afoto

Poco más adelante en otro cartel nos decía el porqué no era conveniente alojarse en ese lugar Risa1p

Afoto

Fue un viaje largo, donde pasamos por delante de pueblos que tenían su costa llena de petroleros y torres de perforación. Esta zona es el origen de una parte importante de la riqueza de Malasia.

Afoto

Afoto

11/03/17 Sepilok, Borneo

Desde Sulawesi volamos a Borneo, no en vano las dos islas están próximas. No obstante cogimos un atajo por Kuala Lumpur lo que supuso más de un día para llegar. Bueno el tema es que aunque la islas están próximas, no hay vuelos entre ellas. La parte sur y central de Borneo pertenece a Indonesia y la Norte a Malasia. Decidimos ir a la parte Malaya porque habíamos agotado los 30 días de visado de Indonesia. De hecho si no hubiera sido por eso habríamos estado algunos días más en ese país. Está muy poblado, moverse es difícil pero su gente y sus paisajes nos han ganado el corazón. En fin que hemos ido a la parte Malaya de Borneo, concretamente a Sandakan. Cerca de esta ciudad está Sepilok que tiene una reserva para la recuperación de orangutanes y también cerca del lugar una reserva con monos proboscis, que se caracterizan por tener un carácter de narices, digo unas narices que les dan un carácter especial Risa1p

Bueno, el tema es que al día siguiente de aterrizar vamos a Labuk Bay, un lugar donde alimentan a monos narigudos (los proboscis). Como una imagen vale más que mil palabras ahí van algunas.

Afoto

Afoto

Afoto

Afoto

En este centro hay dos zonas de visita. Alimentan a los monos dos veces al día en cada zona, 9:30 y 14:00 en una zona y 11:30 y 16:00 en la otra, por lo que visitando las dos zonas de forma consecutiva ves a dos familias diferentes. Estas primeras fotos son en la zona B a las 11:30. Hay unos miradores a dos alturas para verlos desde varios sitios. Había uno más atrevido que se acercaba a la gente.

Afoto

Afoto

Afoto

En esta zona también hay monos thomas leaf. Como los protagonistas son los narigudos la gente no les hace mucho caso. Se acercan mucho más y también reciben alimentos.

Afoto

Afoto

Afoto

Afoto

También merodeaba por allí un calao rinoceronte.

Afoto

Nos fuimos a la zona A para ver a la otra familia. Había varias plataformas para alimentarlos aunque básicamente solo se usan dos. Una en la que acude una familia grande con su macho dominante.

Afoto

Afoto

Afoto

Afoto

El macho siempre atento y preparado.

Afoto

En la otra plataforma están, sobre todo, jóvenes machos a la espera de tener su propia familia.

Afoto

Afoto

Afoto

Afoto

Al día siguiente fuimos al Centro de recuperación de Orangutanes de Sepilok.

Afoto

Se había pasado la noche lloviendo de la manera en la que llueve en las zonas tropicales, y eso es mal antecedente para ver a los orangutanes que se suelen quedar en los nidos que han construido en la tarde anterior. Y así fue, en el centro hay una plataforma relativamente alejada del ‘público’ y cuando pusieron la comida no se acercaba ningún orangután. Al cabo de un rato vino una perezosamente y comió algo con desgana.

Afoto

Afoto

Afoto

Afoto

Bastante más tarde otra, orangután se acerco a comer.

Afoto

Afoto

Afoto

Afoto

Finalmente también hubo una joven que estaba en un árbol relativamente cerca de nosotros.

Afoto

Afoto

En cualquier caso nos pareció bastante decepcionante en comparación con lo que habíamos disfrutado en Bukit Lawang. Lo cierto es que aquello fue excepcional. Hablando con uno de los guardas del centro nos comentó que antes también se hacían paseos por el centro pero que los eliminaron hace un año o dos porque se les daba de comer a los animales.

Comimos dentro del centro y sobre las dos daban de comer a unas crías en un lugar que funciona a modo de ‘guardería’ donde tienen un edificio acristalado que separa a los animales del público. Para ellos tienen preparada una zona de juegos.

Afoto

Afoto

Afoto

Afoto

Afoto

También por la zona hay macacos merodeando por ahí..

Afoto

Afoto

Después llegamos a la plataforma de alimentación de los orangutanes por la tarde.

Afoto

Esta vez hubo más movimiento porque no había llovido en toda la mañana. Aparecieron dos hembras con crías.

Afoto

Afoto

Afoto

Afoto

También algunos estuvieron merodeando en los árboles cerca de nosotros.

Afoto

Afoto

Afoto

Afoto

En fin un día muy mono Risa1p

Afoto

05/03/17 Manado, Sulawesi

Desde Lembeh vamos hacia el Norte, junto a Manado que es la capital de la zona, para visitar el Bunaken National Marine Park. Está en un archipiélago dominado por el volcán de la isla Bunaken que casi siempre estaba cubierto de nubes. De los 5 días que estuvimos aquí sólo la tarde en la que llegamos pudimos ver la puesta de sol.

Afoto

Afoto

Todo ello desde el Hotel Grand Luley que hemos elegido para pasar la primera noche que es un lujo asiático, nunca mejor dicho Risa1p a un precio muy reducido, pues estamos en temporada baja.

Afoto

Afoto

Afoto

Afoto

Tanto nos gustó que al final en vez de cruzar a la isla de Bunaken para estar en un hotel posiblemente peor y seguramente más caro decidimos pasar las cuatro noches restantes en este hotel, el Grand Luley de Manado que por el trato con el personal y las comodidades ha sido uno de los hoteles que mejor recuerdo nos ha dejado. Tanto es así que creo que es uno de los pocos hoteles que mencionamos en el viaje.

Hemos decidido tomarnos unos días de reposo, intentar ponernos al día con el blog y dedicar un par de mañanas al buceo con el club que tiene el propio hotel. El buceo se desarrollaba en el Parque Nacional al que se llega con el barco en 10 minutos. En algún caso nos tocó entrar o salir del agua bajo un auténtico chaparrón.

Afoto

Afoto

Afoto

La tónica ha sido de buceo en zona de muro de coral y una inmersión en zona de arena para ver critters. Aunque no está al nivel de Lembeh es un buceo entretenido. Se encuentran peces de arrecife comunes …

Afoto

Afoto

Afoto

Afoto

Afoto

Afoto

… alguno menos común …

Afoto

Afoto

… muchos nudibranquios ...

Afoto

Afoto

Afoto

Afoto

Afoto

Afoto

… y criaturas o animales menos frecuentes. Nos resultó especialmente curioso el cangrejo orangután, todo peludo el, me sentí identificado Risa1p

Afoto

Afoto

Afoto

Afoto

Una tarde nos dimos una vuelta por Manado para ver unas compras, así que apenas visitamos la ciudad, aunque conseguimos ver por primera vez el volcán Bunaken sin estar tapado por las nubes.

Afoto

Afoto

Afoto

El resto fue descansar, disfrutar del hotel …

Afoto

Afoto

Afoto

Afoto

… y de las personas que allí conocimos.

Afoto

Afoto

Afoto

02/03/17 Lembeh, Sulawesi

La última isla a la que vamos en Indonesia es Sulawesi, nombre exótico para una isla muy extensa y con muchas cosas que ver, nos tenemos que conformar con una pequeña parte en el extremo noreste que es muy famoso por lo especial de su buceo. En ese rincón de la isla vamos a visitar dos destinos, Bunaken National Marine Park y Lembeh. Lembeh es una isla alargada separada de Sulawesi por un estrecho que es famoso por la cantidad de ‘critters’ que se encuentran bajo el agua. ‘Critters’ es el nombre de una película de horror de los años 80 en la que los protagonistas son extraños y feos monstruos. También ‘critters’ tiene un sonido similar al de ‘creatures’ criaturas y que definen lo extraño de algunos de los peces e invertebrados que allí se pueden encontrar. El buceo que se realiza en esta zona recibe elnombre de ‘muck diving’ que a la vez significa buceo en lodo o en basura, en principio no suena muy apetitoso Risa1p

Aterrizamos en Manado y un taxi nos lleva a la ciudad de Bitung que está en el lado de Sulawesi del estrecho. El aspecto del puerto es sucio y desvencijado. Allí buscamos un barco que nos cruce a la isla de Lembeh para llegar al Daniel’s resort que tenemos reservado. Nos cuesta encontrar un barco que acepte un precio razonable, pero al final lo conseguimos. La travesía nos da una perspectiva del estrecho.

Afoto

Afoto

Afoto

Afoto

Afoto

La otra orilla presenta un aspecto bastante diferente, más atractivo.

Afoto

Afoto

Cuando llegamos al Daniel’s resort, no nos gustó nada, tenía un aspecto entre envejecido y deteriorado, pero cuando nos dieron la habitación fue el remate. Ahí va un detalle del espejo del baño y de una almohada. Era barato (32 € con las comidas incluidas) pero dejaba mucho que desear.

Afoto

Afoto

En fin que nos escapamos hacia una pequeña carretera que hay detrás del hotel a buscar otros resorts que estuvieran mejor y con precios asequibles. Las carreteras en estos sitios son muy simples y tienen pendientes elevadísimas de hasta el 30% en algunos tramos y con el calor y la humedad llegamos empapados en sudor al pueblo más próximo. desde allí por caminos dentro de la selva accedimos a tres resorts. Hicimos los caminos que recorren los empleados y son verdaderos barrizales muy resbaladizos por las pendientes que presentan, llagar por ellos es medio aventura. En fin los 2 primeros eran caros para la calidad que ofrecían, el tercero también era caro pero su calidad era bastante buena. Nos atendió un suizo, Thomas, que después de varios regateos y dado que estamos en temporada baja y con el hotel medio vacío nos hizo una oferta razonable para el alojamiento y el buceo, habitación de lujo con aire acondicionado y unos barcos y equipos para buceo francamente buenos. Así que nos llevaron en barco al Daniel’s, recogimos el equipaje, pagamos la noche que no íbamos a usar y nos fuimos. La primera vez que nos pasa esto en mucho tiempo. Vistas desde Bastianos, nuestro nuevo resort.

Afoto

Afoto

Bueno, a partir de aquí ya todo bien. Hicimos alguna inmersión en zona de arrecife, pero la mayoría se desarrollan sobre suelos arenosos oscuros y con bastantes restos de basura que los locales arrojan con frecuencia al mar. Algunos de los peces que vimos son comunes a otras zonas tropicales

Afoto

Afoto

Afoto

Afoto

Afoto

Afoto

Afoto

Afoto

También vimos gran cantidad de nudibranquios que significa branquias desnudas porque las tienen al exterior y normalmente tienen unos colores muy llamativos.

Afoto

Afoto

Afoto

Afoto

Otros son más difíciles de ver como algunos tipos de lenguados.

Afoto

Afoto

Afoto

Pero lo realmente llamativo de Lembeh son las criaturas ‘critters’ ¿Ves las dos primeras en esta foto?

Afoto

Vistos más de cerca se distinguen mejor. Son peces rana gigantes, al claro se le ven bien los ojos y un poco la forma de la boca, al negro se le ven un poco la boca y las aletas, pero están muy bien mimetizados con el fondo.

Afoto

Hay otras especies de peces rana que son sorprendentes. El primero parece triste o fantasmal, no sabría decir.

Afoto

Afoto

Afoto

Afoto

Luego están los peces piedra, desde luego el nombre les viene al pelo, porque yo alucino de como Opo,nuestro dive master o guía de buceo los encuentra a la primera.

Afoto

Afoto

Afoto

Hablando de Opo, ha sido un magnífico guía, no solo porque encontraba cosas imposibles, sino porque nos apuntaba los nombres de todo y era la alegría del barco siempre haciendo bromas y cantando. Ha sido un auténtico placer tenerlo como guía.

Afoto

Afoto

Afoto

El entorno de buceo varía de zonas selváticas a buceo en muelles con barcos semihundidos o en las proximidades del hotel.

Afoto

Afoto

Afoto

Afoto

La constante es encontrar peces que siguen sorprendiendo inmersión tras inmersión, aunque hay que reconocer que en alguna inmersión no vimos casi nada, pero no es la tónica general. En las siguientes fotos pez gato, un pez ‘astrónomo’ y varios peces escorpión que pueden producir una picadura extremadamente dolorosa.

Afoto

Afoto

Afoto

Afoto

Afoto

Afoto

Afoto

Erizos, estrellas, crustáceos como la Mantis gigante, gambas limpiadoras o cangrejos.

Afoto

Afoto

Afoto

Afoto

Afoto

Afoto

Peces aguja,tubo, más peces de colores como el baramundi, el mandarín, el bangay cardinal o el gunard volador.

Afoto

Afoto

Afoto

Afoto

Afoto

Afoto

Afoto

Afoto

Algún pulpo y sepia.

Afoto

Afoto

Afoto

Y algún espécimen pendiente de clasificar Risa1p

Afoto

Nos costó decir adiós a Lembeh.

Afoto

28/02/17 Volcán Ijen

El mismo día que hemos ascendido el Bromo nos recoge la Van que nos trajo hasta aquí para llevarnos hacia el Volcán Ijen. La distancia que nos separa por Carretera es de 188 Km pero tardamos 6 horas en recorrerla. En un viaje así siempre hay anécdotas o curiosidades.En este caso nos llamó la atención el uso de coches tipo pickup para transportar personas y vacas. Como se ve en la foto las vacas asoman la cabeza por los lados y como aquí se adelanta a motos y peatones aunque vengan coches y camiones de frente,en más de un caso vi que había menos de 5 centímetros para que el vehículo que se cruza toque a la vaca. En fin, como decía mi abuela, pasa muy poco para lo que puede pasar …

Afoto

Afoto

Afoto

Afoto

Además en una gasolinera que paramos nos encontramos unos ‘manitas’ que se habían montado este vehículo de 5 ruedas y ametralladora de pega. No les arrancaba el motor, pero posan orgullosos de su creación.

Afoto

Bueno,llegamos al alojamiento sobre las 6 de la tarde y el plan es estar levantados a las 00:30 para salir a la 1, casi una hora más de carretera al pie del volcán y luego otras dos horas andando para llegar al fondo del cráter. ¿Porqué tan temprano? Pues porque éste es uno de los pocos volcanes del mundo donde se puede ver la ‘lava azul’. Además desde el cráter se extraen cada día 4 o 5 toneladas de azufre que se sube desde el fondo hasta el borde del cráter. Este trabajo lo llevan a cabo unos porteadores que suelen cargar 90 Kg de este material en cada porteo. Cuando empezamos la bajada nos empezamos a cruzar con ellos.

Afoto

Afoto

El efecto de tanta carga en los hombros es evidente.

Afoto

Aprovechando la parada para echar un cigarrito. Los gases que se respiran en el cráter no son suficiente maltrato para los pulmones.

Afoto

En las fumarolas que salen del volcán colocan unos tubos de varios metros que funcionan como un alambique de destilación y precipitan al final el azufre en forma líquida. Este se solidifica rápidamente y es el material que acarrean hacia arriba.

Afoto

Afoto

Parte del azufre líquido lo vuelcan en moldes de tortugas o flores para venderlos a los visitantes. De hecho, nosotros compramos un par de tortugas.

Afoto

El trabajo es muy penoso porque los gases, fundamentalmente dióxido de azufre, son tremendamente irritantes para los ojos, garganta y pulmones. El viento cambiante, tan pronto alejaba los gases como te los echaba encima. En una ocasión, durante un tiempo que seguro que fue breve pero a nosotros se nos hizo eterno, estuvimos dentro de una nube de gas sin poder abrir los ojos ni apenas respirar, y eso que teníamos máscaras, pero su protección es muy limitada, lo pudimos comprobar. Respirar ácido no es una buena idea.

Afoto

Lo insólito del sitio es la aparición de la llamada ‘lava azul’ y que es el resultado de la combustión del azufre que sale a temperaturas de hasta 600ºC al contactar con el aire. A veces, además de la llama, se forma una sustancia viscosa y azulada que es la que da el nombre de ‘lava azul’. No pudimos tener acceso a las zonas donde se aprecia este fenómeno de verdad. Pero si hacer fotos de la luz de la combustión.

Afoto

Afoto

Afoto

Afoto

Si mirábamos hacia arriba,hacia el borde del cráter, aparecían múltiples luces, de los porteadores y de los visitantes del lugar. Las estrellas coronaban el lugar, la sensación era mágica, irreal.

Afoto

Cuando empezaba a desaparecer la oscuridad profunda, el paisaje se volvía más impresionante todavía.

Afoto

Afoto

Afoto

Al clarear definitivamente decidimos subir.

Afoto

Afoto

Por el camino nos cruzamos con estos porteadores que tienen una fuerza increíble.

Afoto

Afoto

Afoto

Normalmente trabajan por la noche porque es más fresca. Por el día debe ser francamente insoportable. Suelen hacer dos subidas al día, salvando 200 m de desnivel, y eso les permite ganar 6 u 8 € diarios, lo cual está por encima del salario que ganarían en el campo y en otros oficios. Antes bajaban también por el lado externo del volcan. Ahora el camino es accesible para unos carros con frenos que permiten bajar las cargas mucho más fácilmente. Me sorprende que prefieran subir tanto peso. Yo subiría 4 viajes con cestas de 45 Kg antes que 2 con cestas de 90Kg.

Llegamos arriba durante el amanecer, aunque no se veía salir el sol porque estaba tapado por una cima del cráter. No obstante lo disfrutamos igualmente por los colores de las nubes y del cielo.

Afoto

Afoto

Afoto

El lago del cráter, de un color turquesa intenso, es uno de los lagos más ácidos del mundo, tienen una gran concentración de ácido sulfúrico.

Afoto

Nosotros seguimos con las fotos en el cráter, esta vez a lo Breaking Bad ...

Afoto

… y otra con el grupo de amigos alemanes, americano y francés con el que hemos compartido estos dos días entre el Bromo y el Ijen.

Afoto

Al principio del camino de vuelta encontramos los carros en los que bajan el azufre y también (como el que está en primer plano) a personas que se quieran ahorrar la bajada.

Afoto

Afoto

Al ver unas cestas con azufre, no pudimos evitar el deseo de tocarlas y …

Afoto

Afoto

… cargarlas. Vaya paliza andar cargado con este peso durante la subida desde el cráter.

Afoto

La bajada al valle se hace a través del humo que emana el volcán. Encontramos una hermosa mariposa en el camino ¿Estaría teñida de azufre?.

Afoto

Afoto

Afoto

Ya en carretera, la última mirada hacia el Ijen. Próximo destino: Sulawesi.

Afoto

27/02/17 Volcán Bromo

La Isla de Java, y la mayoría de las islas de Indonesia, se encuentra en el llamado anillo de fuego del Pacífico, aunque más exactamente es un anillo menor llamado Alpide. En estos anillos se desarrolla la mayor actividad sísmica y volcánica del plantea. Toda la isla tiene volcanes más o menos activos y nosotros vamos a visitar 2, el Volcán Bromo y el Volcán Ijen.

Hoy vamos a visitar el Volcán Bromo y ver el amanecer en la zona. Se trata de un cono volcánico relativamente pequeño y muy activo, que está junto a otros conos y que a su vez están dentro de un gran cráter llamado ‘Tengger caldera’. Cráter enorme de entre 5 y 10 km de diámetro y que forma un paraje llamado mar de arena que cruzaremos para ascender al Bromo. Para ver amanecer vamos a uno de los picos formados en los bordes la caldera, que se le llaman Monte Bromo y tiene 2.750 m de altitud. Para ello un vehículo nos deja en un mirador llamado Sunrise o también 2º mirador y desde allí ascendemos al monte Bromo. Nos levantamos a las 3:30 am. Desde el mirador tardamos una hora aproximadamente en llegar a la cumbre. Allí encontramos en el último tramo una carretera con muchísimos coches aparcados en las cunetas de una carretera que sube hasta allí y a los cientos de personas que han subido a ver, como nosotros, el amanecer. Como ya nos ha ocurrido anteriormente, varias personas nos piden hacernos un selfi, es rara pero agradable la sensación que produce Risa1p

Afoto

Afoto

Cuando empieza a clarear vemos en el horizonte la cumbre del Volcán Semeru. de más de 3.600 m. En un momento dado tuvo una explosión que no oímos, pero pudimos ver el penacho de humo que salía del cráter.

Afoto

Afoto

El amanecer fantástico, la gran nube que había en la zona de salida del sol incrementó la belleza del amanecer. Unos cambios de luces y colores que nos dejaron a todos los presentes con una sonrisa en la cara.

Afoto

Afoto

Afoto

Afoto

Afoto

El espectáculo también se desarrollaba por debajo del horizonte. Por un lado por las brumas entre los árboles a los pies de nuestro mirador.

Afoto

Afoto

Afoto

Por otro lado la caldera Tengger se va descubriendo mostrándonos los conos que hay en su interior. Obviamente el humeante es el Bromo.

Afoto

Afoto

Desde la cumbre alquilamos un par de motos con conductor que nos bajaron hasta el pueblo para desayunar y de paso conservar nuestras maltrechas rodillas que sobre todo sufren en las bajadas. Desde el interior de la caldera había una espesa niebla en algunos lugares del ‘mar de arena’.

Afoto

Después de desayunar y desde el pueblo nos arrimamos al borde de la caldera con la atmósfera completamente despejada.

Afoto

Bajamos hasta abajo y cruzamos el fondo de la caldera hasta unas escaleras de 250 peldaños que suben al volcán.

Afoto

Afoto

Afoto

Afoto

Desde el borde del cráter bonitas vistas hacia el exterior …

Afoto

Afoto

Afoto

… y hacia el interior, donde hay una laguna que apenas se puede distinguir. Es una pena que la foto no pueda mostrar el intenso ruido que teníamos de fondo debido a la presión con la que salen los gases.

Afoto

Afoto

De vuelta, abajo visitamos el templo Hindú que hay al pie y al que no le auguramos larga vida.

Afoto

Afoto

Afoto

Afoto

Llegamos a una zona donde están los caballos que pasean a los turistas, el juego de luces y colores es cautivante.

Afoto

Afoto

Afoto

Afoto

Por cierto, curiosa manera de abrigarse y descansar del paisano que está en primer plano.

Afoto

En fin, una maravilla Risa1p

Afoto

23/02/17 Yogjakarta

Saltamos de Isla desde Sumatra a Java. En este caso vamos a una ciudad cercana al centro de la isla llamada Yogjakarta. La primera ciudad grande de Indonesia que visitamos fue Medan y no nos gustó mucho por el colapso de tráfico, la suciedad y el ambiente un poco caótico. La impresión que nos causa Yogjakarta es bastante diferente, el tráfico es mucho más fluido, salvo en algunas calles del centro, se la ve limpia, ordenada y mucho más tranquila. Además hemos encontrado couchsurfer- Patrik Meyer, un suizo que ha pasado casi toda su infancia y juventud en España, así que la comunicación fluida. Además tiene una vida interesantísima y es un gran experto en áreas muy variadas como ingeniería civil, construcción antisísmica, Islam, desarrollo y conflictos, política y estudios internacionales, ... Hemos tenido charlas de lo más interesante en muchos temas. Ha sido un regalo conocerle Risa1p

Como su caso no tiene acceso a ningún tipo de transporte público, nos alquilamos una moto. Presupuesto 4,5 € al día y te la llevan y recogen en casa. Las gasolineras locales son casas normales en las que tienen la gasolina en botellas de 1 o de 1,5 litros.

Afoto

En los alrededores de Yogjakarta hay dos grandes templos que además son Patrimonio de la Humanidad de la Unesco. El primer templo que visitamos es Hinduista, el Templo de Prambanan, del siglo IX es una gran construcción que recuerda el camboyano templo de Angkor. Tiene un precio de entrada para extranjeros caro, por encima de 30€, en nuestro caso compramos una entrada combinada de este templo y el de Borodor, pagando un total de 60€.

Prambanan tiene tres enormes torres centrales, dedicadas a los tres dioses principales, y multitud de torres más pequeñas.

Afoto

Afoto

Afoto

Afoto

Bonitos frisos y detalles.

Afoto

Afoto

Afoto Afoto

Afoto

Afoto

Visitando el museo vimos lo que se encontraron del templo y el proceso de reconstrucción. Parece mentira la capacidad que tienen los arqueólogos de encontrar la ubicación de cada bloque.

Afoto

Afoto

En las cercanías había restos de otros templos ...

Afoto

Afoto

… y hasta una zona de tiro con arco.

Afoto

Afoto

En fin que disfrutamos la visita Risa1p

Afoto

Borobudur es el segundo templo que visitamos. Nos recomiendan que veamos el amanecer desde allí, pero no madrugamos tanto aunque salimos de casa a las 5:30 casi de noche. Tal fue el madrugón que me olvidé de la cámara de fotos Risa1p así que las fotos que hay a continuación están hechas con el teléfono, que además apenas controlo.

En cualquier caso Borobudur es el mayor templo budista del mundo, construido también en el siglo IX y tiene un aspecto impresionante. Como llegamos muy temprano encontramos un ambiente de brumas mágico.

Afoto

Afoto

Afoto

Además los primeros rayos de sol producen esa luz tan especial que realza tanto las fotografías.

Afoto

Afoto

Por otro lado el templo presenta detalles llamativos.

Afoto

Afoto

Afoto

Afoto

Y la vista global soberbia, aunque con el móvil no podía abarcar el templo completo. Además aprovechamos para hacer publicidad de la tienda.

Afoto

Afoto

Además este día visitaban el templo múltiples colegios que llenaron todos los espacios.

Afoto

Afoto

Y como ocurre durante toda la visita a Indonesia, empezaron a pedirnos fotos juntos.

Afoto

Afoto

Y hasta que les firmáramos las hojas con las encuestas que nos hacían. Ahora si que nos sentimos como famosos Risa1p

Afoto

Así que también aprovechamos para hacer foto de la bandera de la tienda.

Afoto

También visitamos el centro de la ciudad y el Palacio del Sultán que nos pareció poco atractivo, hasta el punto de que ni siquiera hicimos fotos. Desde aquí partimos a nuestro siguiente destino, los volcanes del Este de Java y lo hicimos en un medio de transporte nuevo para nosotros en este viaje.

Afoto

20/02/17 Lake Toba

Llegamos a Parapat, localidad desde la que salen los ferries a la isla de Samosir, dentro del Lago Toba. Este lago ocupa el cráter de un supervolcán. Se calcula que la última erupción ocurrió hace unos 70,000 años y se calcula que es la mayor explosión volcánica del los últimos 25 millones de años y responsable de una bajada repentina de la temperatura del planeta de entre 3 y 5 ºC. Esperamos que no se despierte este supervolcán durante nuestra estancia Risa1p

Nada más llegar al puerto de Parapat nos espera un ferry que estaba a punto de salir, no hemos esperado ni un minuto.

Afoto

Afoto

Los ferries cruzan hasta el puerto de la localidad de Tuk Tuk donde se baja la gente local y luego va recorriendo los hoteles de los pasajeros que van a hospedarse, así que nos dejan directamente en el Hotel Carolina, que es nuestro destino. Es un hotel relativamente barato, un poco venido a menos, pero una maravilla porque las habitaciones son como casas Batak, grandes, limpias y confortables. El restaurante también está muy bien.

Para el día siguiente nos alquilamos una moto parar recorrer la isla. A veces nos tenemos que parar a preguntar si vamos bien.

Afoto

Afoto

Afoto

La isla de Samorsir está considerado el centro de la cultura Batak. Este pueblo Indonesio mantiene muchas de sus costumbres ancestrales. Este pueblo celebra la fiesta del regreso de los muertos, que consiste en desenterrar el cadáver de un familiar, llevarlo a la casa, vestirle con nuevas ropas y ‘arreglarle’ en lo posible y hacer una gran fiesta de la que es el invitado de honor. Al día siguiente le vuelven a llevar ala tumba. Esto es igual que lo que ocurre con algunas etnias de Madagascar, de hecho se dice que los Batak fueron los primeros pobladores de la Isla. También es llamativo el encontrar muchas tumbas en los márgenes de la carretera y que éstas, en muchos casos, sean incluso mejores que las casas. Frecuentemente tienen alguna figura o imagen que hace referencia a su ‘inquilino’.

Afoto

Afoto

Afoto

Algunas tumbas son enormes.

Afoto Afoto

Afoto

Afoto

Por otro lado la arquitectura Batak está presente por toda la isla, encontrando localidades con Rumahs habitadas.

Afoto

Afoto

Afoto

Algunas incluso con sus antenas parabólicas.

Afoto

Afoto

Otro sitio que visitamos es la cascada de Efrata, a la que se llega atravesando bonitos campos de arroz.

Afoto

Afoto

Afoto

Afoto

Afoto

Además teníamos buenas vistas del lago.

Afoto

Afoto

El último lugar que visitamos fue la localidad Huta Siallagan, una antigua villa Batak, que contiene Rumahs históricas. Una de ellas es visitable y tiene telares en los que fabrican sus tejidos.

Afoto

Afoto

Afoto

Más adelante hay un patio con sillas de piedra y una especie de altar donde se hacían sacrificios humanos. Los Batak tienen fama de ser bravos guerreros y tenían la creencia de que si se comían a un enemigo adquirían parte de su alma y capacidades. Después de una batalla los vencedores elegían a uno de los rivales para comérselo. También para determinados delitos como el robo, el adulterio o la traición, la condena era ser devorado en una fiesta caníbal. En el caso de condenados, a veces se comían a la víctima estando viva. Hay relatos de colonizadores que dan fe de ello.

Afoto

Afoto

Afoto

Al día siguiente volvemos a tomar el Ferry de vuelta hacia Medan, pues salimos de Sumatra hacia Java.

Afoto

Afoto

Nos despedimos con una última foto del lago.

Afoto

19/02/17 Berastagi

Desde Bukit Lawang queremos ir al Lago Toba. Para ello debemos atravesar Medan y sus atascos de tráfico y también Berastagi, una localidad en la que nos quedamos un día pues ofrece múltiples visitas. Queda confirmado que moverse por Indonesia es complicado, con velocidades medias de 20 hasta 30 km/h a pesar de que las carreteras pueden estar bien asfaltadas, pero es tal el caos de camiones, coches, motos, peatones y vehículos de tracción animal que van cada uno a lo suyo que todo es un traspiés continuo. Tardamos 7 horas de coche en recorrer unos 130 km. Además vivir la forma de adelantar aquí o como salen en los cruces no es para pusilánimes.

Berastagi es una ciudad situada a casi 1.500 m de altitud por lo que goza de un clima relativamente fresco y es una zona famosa por sus frutas y hortalizas. Visitamos el mercado colorido y ordenado. Nos sorprendió una tienda de flores con sus plantas de diseño.

Afoto

Afoto

Afoto

Afoto

Afoto

Al llegar a la ciudad nos llamó la atención un edificio antes de la entrada. Fuimos a verlo y era una Iglesia Franciscana construida con la arquitectura típica del pueblo Batak. Rodeando la iglesia había varios edificios, dos de ellos eran casas típicas llamadas Rumah que en lengua Batak significa casa grande. Encontraremos muchas casas de este tipo en la región.

Afoto

Afoto

Afoto

Afoto

Al día siguiente queremos subir al Volcán Sibayak, pasamos a la oficina de turismo para enterarnos un poco del tema del transporte. Se puede salir desde el pueblo pero son varias horas de carretera, la alternativa que nos ofrecen es contratar a un guía que resuelve el tema de ir en coche hasta la base, subir en menos de una hora y bajar por otro sitio donde nos volverán a recoger en coche y de postre visitaremos una pagoda budista. Lo típico es subir para ver amanecer, así que quedamos con el guía a las 4 de la mañana, será el primero de varios madrugones. Todo transcurre bien, y llegamos a la cumbre del volcán media hora antes de que empezara a amanecer, que pena de media horita más de cama. En cualquier caso el amanecer fue una maravilla.

Afoto

Afoto

Afoto

El interior del volcán se muestra activo e impresiona.

Afoto

Afoto

Pendiente abajo en primer plano fumarolas. Al fondo central de energía geotérmica.

Afoto

Y un poco alejado el volcán Sinabung está muy activo con continuas explosiones que no alcanzamos a oír, pero que si vemos perfectamente.

Afoto

Afoto

Como nos viene ocurriendo con frecuencia, unas indonesias nos piden que nos fotografiemos con ellas.

Afoto

Con nuestro guía a la cabeza emprendemos el descenso directos hacia la central geotérmica. Empinados y deslizantes caminos requieren bajar con una cuerda que trae el propio guía. Le pregunto que porqué no ponen una cuerda fija y me dice que las roban. Por eso trae su propia cuerda que es poco más que una cuerda de tendedero de ropa ¡da miedo!

Afoto

Afoto

Afoto

Afoto

Llegando al final, entramos en un bosque de bambúes enormes.

Afoto

Afoto

Afoto

Afoto

Y llegamos al final del camino en la central geotérmica. Un poco más adelante vemos la ladera por la que hemos bajado.

Afoto

Afoto

Nos recoge un vehículo que nos lleva al templo budista Taman Alam Bundini. Un magnífico templo, réplica de una pagoda de Myanmar, que ha sido construido recientemente, se inauguró en 2010. El resultado es magnífico.

Afoto

Afoto

Afoto

Afoto

Afoto

No dejan de sorprender las cruces gamadas que los budistas usan desde hace siglos y que las copiaron los nazis cambiando el sentido de giro.

Afoto

Acabada la excursión cogimos un coche compartido con una pareja de australianos. Vamos camino del Lago Toba y visitamos en primer lugar el pueblo de Dokan donde hay varias Rumah (casas tradicionales) que todavía están habitadas. Entramos a una de ellas. Viven 8 familias que comparten una gran sala central y luego tienen como unas zonas reservadas tapadas con cortinas. Hay cuatro zonas donde hacen lumbre para cocinar. Encima hay una plataforma de madera donde ponen alimentos para ahumarlos y poderlos conservar.

Afoto

Afoto

Estilo de vida de hace siglos pero con teléfono móvil.

Afoto

Afoto

Por cierto en la puerta hay unos agarraderos. Las parturientas se ponían en el lado de fuera en cuclillas para parir y se agarraban ahí.

Afoto

Por fin divisamos el Lago Toba.

Afoto

En este punto hay una gran cascada llamada SipisoPiso y que tiene una caída de 120 m. Es un espectáculo que merece la pena.

Afoto

Afoto

Afoto

Más adelante llegamos a Pematang Purba, antigua villa (ahora museo) donde residían los reyes de la dinastía Purba que regían el reino de Simalungun. Este reino ha sido independiente hasta 1947, donde se unió al recién independizado estado de Indonesia. Todos los edificios llaman la atención, pero especialmente la Rumah Bolon (Casa alargada) que tiene un tamaño considerable.

Afoto

Afoto

Afoto

Afoto

Afoto

En el interior encontramos un inquietante sarcófago.

Afoto

El entorno está muy cuidado y cuenta con otras bonitas casas.

Afoto

Afoto

Un chaparrón nos despidió del lugar en nuestro camino al ferry del Lago Toba.

Afoto

Logo Vuelta

Posts publicados

Volver