Posts from 2016-10

19/10/16 Lima

Nuestra siguiente visita es a Lima, allí nos espera nuestra amiga Ivon, a la que conocí como voluntaria de Agua de Coco en Madagascar hace unos años. Gracias por tu hospitalidad. Estamos encantados de la gran cantidad de personas que estamos encontrando o reencontrando en nuestro camino y de su generosa acogida, así da gusto viajar y vivir Risa1p

Afoto

Afoto

Sólo estuvimos un par de días y visitamos poca cosa. Por un lado fuimos al Museo Nacional de Arqueología, Antropología e Historia del Perú -que vergüenza todavía no he visitado el Español desde que lo reformaron- y nos dio una visión global de las civilizaciones precoloniales, de las que habíamos visitado muchos yacimientos, pero que teníamos deslavazadas. Como dato curioso que nos sorprendió, el Imperio Inca no tenía ni 100 años cuando llegaron los españoles, lo que hubieran podido construir de haber tenido más tiempo.

Afoto

Afoto

Afoto

Afoto

La Plaza de Bolívar, donde se encuentra el museo.

Afoto

Afoto

Por otro lado fuimos a pasear por el barrio de Barranco, bonito y tradicional, con su puente de los suspiros, del que dicen que si lo atraviesas sin respirar se te concede un deseo.

Afoto

Afoto

Afoto

Afoto

Afoto

Afoto

Afoto

Y por supuesto las diferentes vistas de la costa desde el borde de la ciudad. De Lima sorprende que esté situada en medio de un desierto, y que la costa a la que se asoma esté debajo de un alto acantilado. Frente a una visita anterior, no estaba cubierta por una neblina permanente y pudimos observar las playas al completo.

Afoto

Afoto

Afoto

Afoto

También contactamos con Nelson, un amigo que conocimos en España a través del couchsurfing y que nos invitó a cenar a su casa -el Castillo- donde vive con varios compañeros. Eran como 8 personas de unas 6 nacionalidades, aunque en la cena estaban 5. Estuvo rica e interesante.

Afoto

18/10/16 Chiclayo 2

Otra vez dos noches de bus seguidas, una para ir de Chachapoyas a Chiclayo y la siguiente para llegar a Lima. Esta vez hemos optado por sillón de 180º, que aunque no llega a serlo, es muy cómodo. Aunque el conductor de la primera noche era muy brusco conduciendo y no nos dejó ni cenar, pues a golpe de curvas y frenazos era imposible mantener los platos en la bandeja.

Afoto

Llegamos de madrugada a Chiclayo y estuvimos haciendo tiempo para reunirnos con Juan, el taxista-guía que ya tuvimos en el primer día de Chiclayo y que resulta muy aconsejable, es de confianza, conoce bien el área y aporta mucha información. Su teléfono es: (+51)986752546. Hoy decidimos visitar la costa. El primer destino es Pimentel donde tienen un malecón que se interna en el mar casi un kilómetro.

Afoto

Afoto

Afoto

Afoto

Es muy usado por los pescadores que en barcos relativamente pequeños parten a faenar durante varios días.

Afoto

Luego bajamos a la playa donde están varados muchos barcos y donde todavía se encuentran muchos caballitos de totora. Son unas mínimas embarcaciones hechas de estas plantas con capacidad para una sola persona y muy poca carga.

Antes eran solo de este material. En la actualidad también tienen bambú y bloques de porexpan que hace que floten mejor y que en vez de tener una vida de un par de meses, duren hasta 5. Ni que decir tiene, que estas embarcaciones son milenarias.

Afoto

Afoto

Afoto

Afoto

Luego fuimos a Santa Rosa, allí había el mismo ambiente de pescadores o incluso más y gran cantidad de aves, pelícanos y gaviotas, merodeando en la playa.

Afoto

Afoto

Afoto

Afoto

Afoto

Afoto

Afoto

Afoto

Allí entablamos conversación con uno de los pescadores, José Nunton es pescador y construye los caballitos de totora, hasta tal punto que ha ganado varias competiciones locales de construcción de estas embarcaciones. Fue una charla especialmente agradable.

Afoto

Afoto

Las motos-triciclos tuneadas tampoco tenían desperdicio Risa1p.

Afoto

También visitamos Puerto Etén. Allí nos encontramos una procesión que visitaba a los domicilios concertados. La procesión llevaba su banda de música que no necesitaba atriles para sujetar las partituras, unas pinzas de la ropa y a marchar … Risa1p

Afoto

Afoto

Afoto

Empezamos por desplazarnos al sur donde encontramos dos enormes colonias de Pelícanos y algunos piqueros (alcatraces) de patas azules.

Afoto

Afoto

Afoto

Afoto

Afoto

Afoto

Afoto

Por último visitamos una antigua factoría de principios del siglo XX, con lo que a mi me gustan las máquinas, me encantó.

Afoto

Afoto

Afoto

Afoto

Afoto

Gracias Juan (el guía) por el recorrido que nos preparaste, lo disfrutamos mucho.

14/10/16 Chachapoyas

¡Vaya nombre! En la actualidad corresponde a un bonito pueblo que es la capital del distrito que tiene el mismo nombre y de la región llamada Amazonas. El nombre viene de la civilización homónima que ocupó esta región entre los años 400 al 1400 dC aproximadamente. El pueblo está situado a unos 2700 m de altitud y con una amplia Plaza Mayor y alguna calle peatonal.

Afoto

Afoto

Afoto

Afoto

Llegamos por la mañana un poco tarde -y ya habían salido todos los tours- así que descansamos un poco en el hotel, cosa que se agradece después de pasar dos noches enteras en buses, y nos fuimos a visitar un mirador sobre el valle del Sonche.

Afoto

Afoto

Desde luego el entorno es muy rústico, pues vemos personas cargando hierbas o hilando lana a mano.

Afoto

Afoto

Este pueblo está en un alto rodeado de profundos valles que tendremos que bajar y subir para cada atracción que visitemos. Por eso, salvo este mirador cercano, cada visita que hagamos supondrá entre una hora y media y tres horas de carretera y pistas sin asfaltar para llegar a ella, obviamente otro tanto de vuelta. El primer lugar al que acudimos es el más famoso de la región, la ciudad preincaica de Kuelap. Se trata del principal asentamiento Chachapoyas conocido y que está en lo alto de una montaña rodeado de una larga muralla que en algunos lugares alcanza 20 m de altura y que internamente se rellenó de tierra hasta los bordes, por lo que desde la ciudad se dominan todos los alrededores. En un centro de interpretación se muestra es aspecto que debió tener en su momento álgido.

Afoto

Afoto

Se accede por un camino durante unos 20 minutos, que da vistas al centro de interpretación y que permite ver el primer telecabina de Perú -que aún se encuentra en construcción- y que acortará el tiempo de llegada en, al menos, una hora.

Afoto

Afoto

También tenemos las primeras vistas de la muralla.

Afoto

Afoto

Afoto

Afoto

La puerta de entrada (en realidad hay tres) es un paso en la muralla que se va estrechando hasta permitir el paso de una única persona cada vez.

Afoto

Dentro de la fortaleza pocas construcciones quedan en pie, el templo, de forma de cono invertido y una de las muchas viviendas de estructura redonda que está restaurada. La arquitectura es muy simple comparada con la que desarrollaron los incas con esos bloques de roca, a veces de tamaño enorme, cortados de formas sorprendentes y encajados con gran precisión.

Afoto

Afoto

Afoto

Solamente algunos detalles decorativos simples.

Afoto

Algunos relieves muy simples en algún bloque de roca.

Afoto

Teníamos unas expectativas muy altas con el lugar (esperábamos el Machu Pichu del norte) y nos decepcionó un poco. En cualquier caso son interesantes, con una bonita vegetación (que está dañando las ruinas) y el entorno que rodea nos gustó mucho.

Afoto

Esta excursión la hicimos en grupo y una vez más vimos que el tema de grupos no va mucho con nosotros. Por un lado tuvimos mala suerte y en el grupo había gente muy lenta que ralentizaba todo mucho, y por otro lado la furgoneta en la que íbamos no paraba en ningún sitio y perdíamos la ocasión de ver cosas que nos gustaban, además teníamos un guía muy cualificado, pero borde con todos nosotros. Conclusión: para los dos días siguientes tomábamos un taxi que costaba poco más caro que las excursiones e íbamos a nuestro aire parando donde queríamos y sin coincidir en horario con los grupos.

El día siguiente salimos a ver dos lugares, en primer lugar la cueva de Quiocta que la vendían como muy atractiva. Como en todas las excursiones, tocaba bajar casi 1000 m de desnivel, ir por la carretera del fondo del valle y subir tanto como se descendió o más. En la foto la pista que subimos para ir hacia la cueva.

Afoto

Pasamos por diversos pueblos como los de Lámud y Luya.

Afoto

Afoto

Llegando finalmente a la entrada de la cueva.

Afoto

Afoto

Allí, como en otros sitios lo primero que encontramos fueron restos humanos.

Afoto

Afoto

Afoto

Afoto

Posteriormente encontramos algunas formaciones, bonitas pero dispersas y escasas, los terrenos son muy arcillosos, por tanto impermeables y no filtran mucha agua que es el origen de las formaciones.

Afoto

Afoto

Afoto

Afoto

Afoto

En definitiva que gastamos casi dos horas para llegar a la cueva y nos pareció que no merecía mucho la pena. De allí fuimos a comer y continuamos hacia los Sarcófagos de Karajia. El lugar está cerca de una remota aldea, en la que apenas hay casas alrededor de la plaza central. También se notaba el aspecto rústico de sus habitantes.

Afoto

Afoto

Afoto

Afoto

Para llegar a los Sarcófagos hay una larga y pendiente bajada, que luego hay que subir, hasta el lugar en el que se encuentran.

Afoto

Fue un poco decepcionante, porque estaban inalcanzables y lejanos. Actualmente todavía han sido poco estudiados y se tienen pocos datos, pero parece que son de alrededor de 1400 dC. Nos explicaron que a finales de este año hay un grupo de arqueólogos que comienzan un proyecto de acceso y estudio de los Sarcófagos. Otra vez restos humanos de unos sarcófagos más bajos y totalmente destruidos.

Afoto

Alguna foto más y regreso nos encontramos un puesto de naranjas que te exprimen cuando las pides y al lado pollo frito con patatas rico, rico Risa1p

Afoto

Afoto

Afoto

Para sorpresa mía, había en la carretera unos anuncios sobre la velocidad ¡con su Guardia Civil y todo!

Afoto

Afoto

Para el tercer día de visita nos reservamos las Cascadas de Gocta. Nos amaneció un día radiante, recorrimos estos inmensos valles y sus empinadas pistas hasta el pueblo de San Pablo donde dejamos el taxi para empezar a andar hacia la cascada.

Afoto

Afoto

La Cascada de Gocta tiene 2 saltos que suman más de 700 m de hecho dicen que es la 3ª cascada más alta del mundo. Desde San Pablo se alcanza el pie de la cascada superior. A la vuelta hay un camino muy empinado que te lleva al pie del salto inferior y luego te permite retornar al pueblo de Cocachimba. Nos dijeron que a lo mejor no era posible porque había un derrumbe en la parte baja y posiblemente no estaba practicable. Ya veríamos sobre la marcha que hacíamos. El taxista nos esperaba en San Pablo y si conseguíamos pasar le llamaríamos para que bajara a Cocachimba a recogernos. El camino es muy sencillo y marcado.

Afoto

A medida que nos acercábamos el cielo se empezó a cubrir y a llover.

Afoto

Afoto

Cuando llegamos a la Cascada, entre lo que llovía y lo que llegaba de la caída, nos empapábamos.

Afoto

Afoto

Afoto

Después de más de una hora de tormenta gorda que pasamos al abrigo de un pequeño tejado, encontramos el camino muy complicado para bajar.

Afoto

Al final nos asomamos a un mirador próximo y volvimos hacia San Pablo, chorreaba agua por todas las paredes..

Afoto

Bajamos por la pista hasta la desviación a Cocachimba, allí encontramos el río de la cascada completamente crecido y embarrado. Desde Cocachimba las vistas de la cascada, magníficas.

Afoto

Afoto

Afoto

Para nosotros la mejor excursión de la zona de Chachapoyas.

13/10/16 Chiclayo
<

Salimos hacia Perú desde Guayaquil, concretamente vamos a Chiclayo, ciudad cerca de la costa en el norte de Perú. Por delante 10 horas de bus, pero en estos paíseslos buses son más confortables que en España. Tienen 2 plantas y en este caso la de abajo con asientos especiales que se tumban 160º y prometen un viaje cómodo.

Afoto

Hemos llegado a Chiclayo algo más tarde de lo previsto, vamos a desayunar y nos abordan con varias excursiones posibles, al final para aprovechar el día contratamos una para ver un par de museos y unas huacas (templos) prehispánicas.

Empezamos por el museo de El señor de Sicán, no confundir con Sipán que visitamos más tarde. En este museo se muestra la historia de la civilización Lambayeque, que se desarrolló en los años 700 al 1300 dC. Contiene los objetos encontrados en su tumba, que estaba intacta, en la huaca del Sol. Apareció mucho oro, plata y cobre. Es muy curiosa la manera en que le enterraron en posición fetal hacia abajo, como preparándole para nacer en otro mundo. Fue enterrado junto a dos mujeres y dos niñas. Una de las mujeres estaba enterrada en posición de alumbramiento, cosas de los lambayeques ...

Afoto

Afoto

Afoto

Afoto

De aquí partimos al bosque de Pomac, es un bosque seco en el que predomina el algarrobo.

Afoto

Uno de los algarrobos tiene un tamaño extraordinario.

Afoto

También encontramos unos zopilotes (ellos los llaman gallinazos) que es un ave carroñera similar al buitre ...

Afoto

… y un perro de la raza viringo, originaria de Perú y que se caracteriza por no tener pelo nada más que en una especie de cresta.

Afoto

También hay una extensa red de canales iniciada por los Lambayeques hace cientos de años y remozada actualmente para aprovechar el agua que viene de las montañas (a decenas de kilómetros) en la época de lluvias.

Afoto

En este bosque se encuentra la huaca del Sol donde apareció la tumba del señor de Cipán cuyos tesoros vimos en su museo.

Afoto

La huaca está contruída con millones de bloques de adobe, que ahora se ven tremendamente erosionados.

Afoto

A continuación nos dirigimos al sitio arqueológico de Túcume, que está lleno de huacas de la civilización Lambayeque. Algunas tienen tamaños colosales, la mayor de ella tiene más de 700 m de longitud. Para poder divisarlas bien subimos a un mirador en el cerro del purgatorio.

Afoto

Afoto

Afoto

Afoto

Afoto

Finalmente nos dirigimos al museo del Señor de Sipán, sin duda la principal atracción.

Afoto

En su interior se muestran los tesoros de varias tumbas encontradas en la relativamente lejana huaca Rajada, civilización Mochica. Apareció la tumba del llamado Señor de Sipán, la de un sacerdote contemporáneo, la de otro Señor anterior llamado Viejo Señor de Sipán y las de varios nobles.

Afoto

Afoto

Afoto

Afoto

Afoto

Es un museo realmente interesante, con unos tesoros expuestos impresionantes, pero hay otras dos cosas que llaman la atención. Por un lado la calidad de la descripción global: historia, ubicaciones, descripciones de las piezas y sus usos, por cierto también los otros museos eran de gran calidad descriptiva. Por otro lado, uno se sorprende al ver fotos y reproducciones de lo encontrado, que parece irreversiblemente deteriorado y cómo los arqueólogos consiguen devolver su lustre a la mayor parte de los tesoros y restaurarlos hasta que parecen nuevos. Había unos collares de cuentas con miles de piezas que aparecían dispersas en la tumba y otros muchos elementos. Es admirable la labor de estos profesionales que consiguen dejarlos como si estuvieran recién estrenados. Increíble.

Volvimos a Chiclayo dispuestos a tomar el siguiente bus de 10 horas para alcanzar el siguiente destino ...

09/10/16 Islas Galápagos, Española

De las islas grandes de Galápagos destacan tres por el buen estado de conservación de sus ecosistemas y de la cantidad de fauna que tienen. Son Genovesa, Fernandina y Española. A esta última nos dirigimos en una visita de unas horas. Comenzamos con una navegación en lancha de dos horas para llegar a una pequeña playa donde desembarcamos. Nos reciben lobos marinos y sus crías.

Afoto

Afoto

Un infante travieso le muerde la cola a una iguana.

Afoto

Aquí las iguanas son especialmente llamativas por lucir un color rojo a veces muy intenso.

Afoto

Afoto

Afoto

Encontramos alguna lagartija

Afoto

Pero lo que nos llama la atención aquí son las aves. Primero piqueros de Nazca, antes se les llamaba enmascarados como los de la zona continental, pero estos son otra especie.

Afoto

Afoto

Afoto

Afoto

Afoto

Afoto

Alguno no solo no huye, sino que se acerca a ver que pasa.

Afoto

Afoto

El cazador cazado.

Afoto

También vimos un gavilán.

Afoto

Pero si buscábamos un ave en especial era el albatros, que en la ocasión anterior habíamos visto en abundancia,y que se caracteriza por tener una danza de emparejamiento muy vistosa y ser un ave que cuando sale de las islas se pasa meses en el cielo hasta que vuelve a anidar. Para nuestra decepción no había apenas parejas, pero siguen siendo unas aves bellas y llamativas.

Afoto

Afoto

Afoto

Afoto

Afoto

Afoto

Afoto

También son llamativos los sopladores (formados en cavernas sometidas al oleaje) y los paisajes abruptos.

Afoto

Afoto

Al finalizar el recorrido nos despidieron las iguanas.

Afoto

Afoto

Afoto

Y los lobos marinos.

Afoto

Afoto

Afoto

Afoto

Luego fuimos a un par de puntos a hacer snorkel. Estuvo bien, al principio poca vida, pero luego unos lobos marinos juguetones, alguna tortuga y algún tiburón sedoso pusieron la guinda.

Afoto

Afoto

Afoto

Afoto

Afoto

Afoto

Afoto

Afoto

Afoto

Afoto

Afoto

Con este post acaba nuestro periplo galapagueño, pero algo nos dice que quizás no sea la última vez que vengamos a estas islas que inicialmente fueron bautizadas como las ‘Islas Encantadas’.

08/10/16 Islas Galápagos, San Cristóbal

Llegamos a San Cristóbal por la tarde, como es costumbre ya, unos lobos marinos en la llegada a puerto.

Afoto

Un bonito atardecer despide el día.

Afoto

Para el día siguiente organizamos el tour de Española que se cuenta en otro post, y un día más tarde salimos hacia un islote con una forma peculiar y al que en inglés le llaman Kicker Rock y en español el León Dormido. En esta salida se visita en primer lugar la playa del Manglesito, donde hacemos un poco de snorkel de muy poca profundidad. Allí encontramos un pez erizo que parece que tiene cara de un niño pequeño.

Afoto

Afoto

Afoto

También aparece una hembra de lobo marino adulta, que no tiene muchas ganas de jugar.

Afoto

Afoto

Vistas de la isla y de la playa.

Afoto

Afoto

A medida que nos acercamos al islote, la vista es más bonita.

Afoto

Afoto

Afoto

Afoto

El primer snorkel fue muy bueno, con mucha vida.

Afoto

Afoto

Afoto

Tortugas.

Afoto

Afoto

Afoto

Extrañas estrellas naranjas y azules.

Afoto

Atravesamos un estrecho canal en medio del islote.

Afoto

A la salida encontramos algún tiburón sedoso.

Afoto

Afoto

Afoto

Y las paredes del islote cubiertas de sorprendentes colores.

Afoto

Afoto

Afoto

Canal estrecho.

Afoto

En el segundo snorkel atravesamos el canal grande. Al salir aparecieron muchos tiburones.

Afoto

Afoto

Afoto

Afoto

Afoto

Afoto

Y otra vez, mucha vida.

Afoto

Afoto

Lobos marinos, tortugas, colores, ...

Afoto

Afoto

Afoto

Afoto

Afoto

Afoto

En definitiva un snorkel extraordinario, el mejor que hemos tenido en las islas.

A la vuelta aún nos dio tiempo para visitar la playa de Punta Carola, donde hay muchos lobos marinos y una bonita puesta de sol.

Afoto

Afoto

Que te muerdo una aleta ...

Afoto

Afoto

Afoto

Al fondo el León Dormido, en el primer plano también Risa1p

Afoto

No somos los únicos que hemos venido a ver la puesta.

Afoto

Afoto

El puerto por la noche.

Afoto

El último día aprovechamos a visitar varios lugares a través de una carretera que cruza una parte de la isla. Visitamos en primer lugar la Galapaguera, un lugar donde se crían nuevas generaciones. Las tortugas están muy activas porque es el momento de la comida (que sólo es en lunes, miércoles y viernes)

Afoto

Afoto

Afoto

Afoto

A cámara lenta, pero por la comida las tortugas también se pelean.

Afoto

Afoto

Luego fuimos a la playa de Puerto Chino. Como podéis imaginar, con más lobos marinos.

Afoto

Afoto

Afoto

Afoto

Afoto

Luego pasamos por el Cráter del Junco que estaba cubierto prácticamente todo el tiempo.

Afoto

Y una curiosa casa construida sobre un ceibo monumental.

Afoto

04/10/16 Galápagos, Isla Isabela

Tomamos una lancha rápida hacia Isabela que nos dejó en la isla sobre las 10 de la mañana. Como suele ocurrir en Galápagos, la tranquilidad reina por doquier.

Afoto

Tenemos tiempo suficiente para arreglar un tour a Los Túneles que salía a las 11:30. Nada más salir nos cruzamos con un pequeño tiburón en el puerto y a partir de ahí un montón de animales más, tortugas, mantas rayas de las de más de 6 m de envergadura, en la foto una sacando la cabeza para dar una vuelta completa hacia atrás, y zonas bullendo de peces que eran perseguidos por atunes. Una auténtica explosión de vida.

Afoto

Afoto

Afoto

Luego llegamos al islote La Unión, con su forma de iguana y sus aves residentes.

Afoto

Afoto

Hasta que al cabo de una hora más o menos llegamos a Los Túneles un sitio con aguas claras y tranquilas y un paisaje extraordinario. Nos pareció increíble los lugares tan estrechos y poco profundos por los que pasó la lancha.

Afoto

Afoto

Afoto

Afoto

Afoto

Afoto

Afoto

Afoto

Luego fuimos a recorrer un sendero donde aparte del paisaje encontramos piqueros (alcatraces) de patas azules.

Afoto

Afoto

Afoto

Afoto

Afoto

Afoto

Afoto

Afoto

Afoto

De ahí embarcamos hacia Cabo Rosa donde tuvimos un magnífico snorkel sobre todo con tiburones punta blanca y tortugas.

Afoto

Afoto

Afoto

Afoto

Afoto

Al llegar de nuevo a Villamil, el pueblo de Isabela, todavía nos dio tiempo a ver a algunos ‘amiguitos’.

Afoto

Afoto

Afoto

Al día siguiente caminata de 16 km para ver el volcán Sierra Negra, que según nos comenta nuestro guía Fabián es el segundo mayor cráter del mundo con más de 10 km de diámetro. Nos llamó la atención sobre los árboles guayabas, que es una especie invasora que ha proliferado mucho y estrá menguando gravemente a la vegetación local,especialmente a la endémica.

Afoto

Afoto

Afoto

Afoto

Afoto

También visitamos los cráteres de Volcán Chico que pertenecen al conjunto del Sierra Negra. Paisaje volcánico reciente que se reconoce por el color oscuro de la roca.

Afoto

Afoto

Afoto

Afoto

Afoto

Todavía nos dio tiempo de visitar unas lagunas y un centro de recuperación de tortugas que hay al lado del pueblo.

Afoto

Afoto

Afoto

Afoto

Afoto

Y a dar una vuelta por el pueblo, donde encontramos el campo de voley playa de maduritos.

Afoto

Afoto

Al lado, en un lateral del Hotel Brisa y Mar estaba Magdalena que prepara una fritada de chancho ligth o chancho arisco por 5 US$ que está para chuparse los dedos. El chancho arisco es el nombre que dan al cerdo salvaje y que se caza en la zona oeste de Sierra Negra. Es un cerdo que no tiene nada de grasa y por eso lo llaman también ligth. Según nos contaron la caza es difícil por lo remoto de su ubicación y lo complicado del terreno. Son expediciones a caballo de varios días. Usan perros para la caza que acorralan al cerdo y el cazador le da muerte de una puñalada en el corazón. Es una especie introducida que causa severos daños a la fauna local, entre otros a los galápagos.

El tercer y último día lo aprovechamos para hacer snorkel en las inmediaciones del pueblo. Empezamos por Concha Perla a donde se accede por una pasarela de madera ‘tomada’ por jóvenes lobos marinos.

Afoto

Afoto

Afoto

Afoto

El snorkel como siempre fructífero, tortugas, lobos, algunos peces bonitos y como remate el único pingüino que hemos visto en este viaje.

Afoto

Afoto

Afoto

Afoto

Afoto

Afoto

Afoto

Afoto

Al mediodía despedida de este bonito y todavía pequeño pueblo de Villamil.

Afoto

Afoto

29/09/16 Islas Galápagos, Santa Cruz

Galápagos, uno de los hitos deseados de este viaje, Auxi vuelve por segunda vez y yo por tercera, pero no nos cansamos, la naturaleza de este lugar es aparentemente estéril, pero tienen como aliciente casi único que la mayoría de los animales no temen al hombre y te sientes realmente parte de esa naturaleza.

Afoto

Sólo con sobrevolar Seymur Norte al aterrizar ya nos iluminó la cara. A cuestas con nuestro equipaje comienza un nuevo destino.

Afoto

Desde el aeropuerto nos dirigimos a Puerto Ayora, la capital de la isla Santa Cruz. Allí nos esperan William y Patricia que nos han ofrecido su hospitalidad y compañía.

Afoto

Los conocimos en el año 2000, William era el Capitán del Queen Valiant, barco en el que visitamos las islas ese año. Ya nos lo habían recomendado nuestros amigos de Madrid, Blanca, Morta, Merche, … y desde luego que acertamos, trabamos una buena amistad. Se incrementó en febrero del 2006 cuando fui a hacer un viaje de buceo y resulta que el Nemo estaba capitaneado también por William. Si ya manteníamos contacto, aquí se incrementó. ¡Que gusto poder hacer tantas amistades en tantos sitios! Risa1p

La hospitalidad total, porque hemos compartido sólo dos o tres días con ellos, pero luego se han ido Patricia a Guayaquil y Willian a navegar y nos hemos quedado con toda la casa, así da gusto tener amigos Risa2p

Hemos establecido Puerto Ayora como base y hemos hecho algún tour en Santa cruz, que contamos en este post, y hemos visitado las islas Isabela, San Cristobal y Española. Se pueden visitar las islas con un ‘crucero de tierra’, como en el 2000, en el que te embarcas durante varios días y es una especie de todo incluido, en el que duermes y haces las tres comidas y además haces dos o tres visitas de tierra o snorkel diarias. Las travesías entre islas se suelen hacer de noche y el día cunde muchísimo. Nuestra impresión es que se trata de la mejor manera de ver las islas. En la actualidad el precio es demasiado caro para nuestro presupuesto, frente a los 80US$ diarios por persona que pagamos en el 2000, actualmente está a partir de los 220US$ diarios los más baratos. Estuvimos esperando tres días a que hubiera verdaderos last minute, billetes significativamente más baratos que los estándar, pero no encontramos nada. Finalmente tomamos la resolución de visitar algunas islas con transporte público, lanchas rápidas que cobran unos 30$ por persona y trayecto, y allí hacer recorridos gratuitos, alrededor de cada pueblo, o tours de pago, en este caso a veces carísimos en torno a 150US$ o más en algunos casos. De cualquier manera globalmente nos ha salido a menos de la mitad del precio del crucero debido a que hemos estado casi catorce días y hemos contado con el alojamiento gratuito de Puerto Ayora. Además hemos hecho algunas visitas que no se pueden hacer desde crucero, por lo que hemos ampliado nuestra visión de las islas. Donde si hemos encontrado problemas en en buscar una agencia para gestionar los billetes a otras islas o los tours en Santa Cruz. Finalmente dimos con Magdalena de Galatravel que nos atendió muy bien. Los podéis encontrar en www.galatravel.com.ec. No olvidéis que todos los precios tienen algún margen de negociación.

En Galápagos los animales no suelen alejarse de las personas, pero lo que ocurre en el pequeño mercado de pescado de Puerto Ayora es un espectáculo. Como los pescaderos cortan y preparan el pescado tirando los restos, tienen allí como clientes fijos una garza, cinco o seis pelícanos, dos o tres lobos marinos, algunas gaviotas y alguna fragata. Esto es la pelea de todos contra todos que se disputan los restos y que hace que cada vez que pasamos delante tiremos un montón de fotos y pasemos un rato de lo más entretenido. Es la antítesis de la idea del Parque Nacional, en la que se intenta evitar al máximo el impacto humano sobre las especies locales, pero es que en este lugar eso no es posible. Estamos en temporada de langosta.

Afoto

A las pescaderas de plantilla se le asociaban otras aprendices de pescadera Risa1p

Afoto

Los animales permitidos deben ser muy respetuosos de no quitarle nada al pescadero.

Afoto

El más oscuro en la foto no lo es, y el pescadero lo intenta ahuyentar.

Afoto

Como no hace caso un pelícano le pica en la cara. Aunque al final ese lobo consiguió ‘robar’ un atún entero, seguro que los pescaderos ya no le dejan arrimarse más.

Afoto

Los pelícanos unas veces peleándose ...

Afoto

… y otras pacíficos.

Afoto

Y la garza, que le da mucha rabia que le quiten su parte ...

Afoto

… no duda en atacar, con muy mal genio, al pelícano.

Afoto

Y siempre muy tolerantes a la proximidad humana.

Afoto

Afoto

Afoto/p>

Puerto Ayora es un pueblo agradable de visitar.

Afoto

Afoto

Su puerto de barcos fondeados.

Afoto

Hasta las vitrinas de la iglesia tienen motivos de naturaleza.

Afoto

Además damos fe de lo tranquilos que son sus habitantes.

Afoto

Afoto

Afoto

Afoto

Afoto

En el puerto nos encontramos con Miguel. En el año 86 como capitán de una pequeña barca de pesca con otros cinco marineros perdió la tracción del motor y fue arrastrado por la corriente durante 77 días hasta Costa Rica, una gesta de supervivencia para una barca de 10 m que estaba preparada para una salida de unos pocos días. Cuenta su historia en un pequeño libro que compramos (Bitácora sin destino, autoeditado por Miguel). Ahora se dedica a cuidar de la vida animal y humana de las siguientes generaciones intentando concienciar, a quien pase por su puesto, de lo malo que es el tabaco y lo contaminantes que son las colillas. Ha hecho algunas esculturas con las colillas que recoge de las inmediaciones del puerto y que acumula en sacos que expone ante los paseantes.

Afoto

Otra cosa que nos ha llamado mucho la atención, es la afición que tienen en las islas al voley playa. En casi todas las islas siempre hemos encontrado un campo de cemento en el que juegan un partido tras otro jugadores que no son muy jóvenes.

Afoto

También hicimos una visita al Nemo con William y Patricia ¡Qué recuerdos! Y ¡Qué fresquito!

Afoto

Afoto

En Santa Cruz hicimos varias actividades, primero visitamos Tortuga bay a la que se llega desde el pueblo por un paseo muy arreglado de unos tres km en medio la impenetrable zona de opuntias (grandes cactus) y bosque que ahora estaba seco. Durante el paseo nos cruzamos con aves y reptiles.

Afoto

Afoto

Afoto

Afoto

Afoto

Afoto

Por cierto, a nosotros al principio las iguanas también nos parecían muy feas, ahora las vemos como guapas y simpáticas.

En la costa encontramos dos agradables playas, la Brava apta solamente para sourfers por su fuerte oleaje y la mansa agradable y con el agua no muy fría, lo que nos permitió el baño sin neopreno.

Afoto

Afoto

Afoto

Afoto

Afoto

La publicidad nada subliminal de Ibéricos Alomar, que no falte Risa1p

Al día siguiente nos fuimos a hacer dos inmersiones en Rocas Gordon, tuvimos la suerte de contar con Alex hijo de nuestros anfitriones (sentado en la foto) como dive master. Las inmersiones fueron frías para los neoprenos que llevábamos, 19º C, y con bastante corriente. Apenas pudimos disfrutar de la vista de un par de tiburones martillo que pasaron fugazmente nada mas tirarnos, pero si con una exuberante vida que se aglutina alrededor de estas rocas.

Afoto

Afoto

Afoto

Afoto

Afoto

Afoto

Afoto

Afoto

Aquí, además de una roca, hay un pez escorpión que tiene una picadura extraordinariamente dolorosa. ¿Lo encuentras?

Afoto

Afoto

Afoto

Otro día nos fuimos a ver tortugas terrestres, como andamos cortos de prepuesto fuimos en bus público y en autostop, nos dejaron cerca de Santa Rosa y de allí caminamos un par de kilómetros a la granja El Chato 2 que, aparte de ganado, tiene un montón de tortugas salvajes en su terreno. La verdad es que sólo nos asomamos a la entrada porque habíamos visto tantas tortugas por el camino que ya no necesitamos más. A la vuelta nos cogieron un par de españolas en autostop y nos ahorraron hasta los dos kilómetros de pista. Como se ve en la foto, hay tortugas hasta en la carretera.

Afoto

Afoto

Afoto

Afoto

Afoto

Afoto

Afoto

Afoto

Creo que descubrimos una nueva especie de tortuga, el Galápagus Auxiensis. Se diferencia de otras especies en que además de vegetales, le gusta la ‘carne de res’ Risa1p

Afoto

Como última visita a esta isla fuimos a la Estación Científica Charles Darwin que está en las Islas Galápagos desde 1959 y que es la protagonista de los inicios conservacionistas del archipiélago. Es una organización no lucrativa que se abastece de donaciones de fondos desde todo el mundo y que hace una gran labor investigadora y de creación de normas de protección que han permitido a las Islas preservarse mejor de lo que se hubieran preservado en su ausencia.

Cuentan con gran cantidad de medios, un excelente centro de interpretación y algunos viveros de tortugas e iguanas, para compensar el daño que en la actualidad causan muchas de las especies invasoras introducidas por el hombre.

Afoto

Afoto

Afoto

Afoto

Afoto

Afoto

Mientras Auxi me explica muchas cuestiones sobre Darwin y la evolución, me hace notar que no hay ninguna referencia a Alfred Russel Wallace, codescubridor de la teoría de la evolución de las especies de forma independiente de Darwin en la misma época y que actualmente está reconocido por sus aportaciones a las teorías de la selección natural.

Afoto

27/09/16 Riobamba

Nos dirigimos hacia el sur para apurar los dos días que nos quedan por el centro de Ecuador. Subimos a Riobamba y tenemos la esperanza de darnos una vuelta por el Chimborazo. La distancia desde casa a Riobamba es de apenas 190 km, pero se tarda 3 o 4 horas en llegar. Las carreteras han mejorado mucho, pero es un poco caótico. En algunos sitios llanos hay 4 carriles en cada sentido y en sitios con cuestas sólo dos. En Ambato, casi a mitad de camino, encontramos bonitos mosaicos en un margen de la carretera.

Afoto

En cualquier caso llegamos a Riobamba a primera hora de la tarde. Según entramos, parece que no va a ser muy atractiva, pero el centro está muy bien. Nos ponemos a buscar alojamiento y encontramos una joya de Hotel con encanto por unos 35$ se trata de Casa 1881 que está muy cerca del centro, está muy confortable y muy bien atendido por Santiago y su familia. Es el primer hotel que creo que recomiendo en los meses que llevamos de viaje. Santiago nos hace una recomendación de visita por el centro para ver los principal.

En Riobamba encontramos arquitectura civil y religiosa en abundancia. Es un pueblo tranquilo para la visita.

Afoto

Afoto

Afoto

Afoto

Afoto

Afoto

Tiene mucha actividad comercial y llamativos mercados como el de San Alfonso y el de San Francisco.

Afoto

Afoto

Afoto

En el de San Alfonso entablamos conversación con quien nos prepara un riquísimo ‘hornado’, que tiene una presentación llamativa.

Afoto

Afoto

La vendedora nos cuenta como va la vida por el país y como se elabora esta carne. Nos dice que empiezan a asarla a las dos de la mañana para que esté lista a las siete, que es cuando la llevan al mercado. Está sabrosa y tierna, te la calientan y sirven sobre una cama de lechuga con salsas a elegir, natural y especiada. Para chuparse los dedos y por 3,5$ la ración. En otros sitios preparan comidas más exóticas Risa1p

Afoto

Además en el mercado se hace de todo, desde los deberes hasta rezarle a San Francisco en un oración dirijida por una mujer.

Afoto

Afoto

Al día siguiente salimos hacia el Chimborazo, pero primero pasamos por la laguna Colta donde está la iglesia de la Balbanera, primera iglesia fundada en el Ecuador en 1534. Arquitectura sencilla y robusta. Detrás debería verse la cumbre del Chimborazo sino estuviera nublado.

Afoto

El entorno es muy rústico.

Afoto

De allí fuimos ascendiendo en carretera hacia las faldas del Chimborazo por carretera asfaltada y luego por un corto trazado de ripio hasta los 4.800 m la suerte no nos acompañó, pues apenas vimos algo de la nieve de la montaña. Es una montaña grande y solitaria de unos 6.300 m de altitud sobre el nivel del mar, pero es la montaña más alta de la tierra si se considera la distancia de la cumbre al centro del planeta, en este caso por la deformación entre el ecuador y los polos, hace que la distancia sea mayor a la de la cima del Everest, o al menos eso dicen por aquí. Esto fue lo máximo que alcanzamos a ver:

Afoto

Lo que si que alcanzamos a ver fue el nuevo edificio que ha construido Medio Ambiente en el punto de salida de la pista al refugio del Chimborazo, y que es de inspiración inca.

Afoto

Afoto

Y sobre todo muchas vicuñas, lejos al principio y junto a la carretera al final.

Afoto

Afoto

Afoto

Afoto

Regresando a casa nos sorprendió un pueblo en el que tenían a los cochinos colgados en varias tiendas.

Afoto

24/09/16 Volcán Cayambe

Mi intención en Ecuador era subir al Cotopaxi, la segunda cumbre más alta del país detrás del Chimborazo, para quitarme la espinita que se quedó clavada en el 2000. Pero en la actualidad está cerrado el Cotopaxi debido a su actividad. No se si volveré alguna vez para intentarlo. En su lugar me planteo el Cayambe, tercera cumbre del país con sus casi 5.800 m realmente le faltan 10 m para esa altura. David y Ale, una montañera ecuatoriana me facilitan el contacto con varios guías. Después de varios contactos fallidos quedo con Pablo Chiquiza. Quedamos a las 2 en Quito para ir hacia la localidad de Cayambe. Allí dejamos el coche para alquilar un taxi 4x4 que nos suba hasta el refugio a 4.600 m.

Afoto

Afoto

La subida empieza por paisajes amables con cultivos, ganado y pastos.

Afoto

Afoto

Afoto

Hasta que aparecen las praderas de altura, y a la vuelta de una curva las primeras vistas de la montaña sin nubes.

Afoto

Afoto

Desde el refugio se ve altísima.

Afoto

Por cierto, el refugio remodelado hace dos años está muy bien.

Afoto

Afoto

Afoto

Y la cena estuvo deliciosa.

Afoto

La vista del atardecer preciosa.

Afoto

La vía sube por las rocas de la izquierda, que por la noche estaban cubiertas de una fina capa de hielo ‘verglas’, y van hacia la cumbre cerca de la arista que se ve también por el lado izquierdo.

Afoto

De momento todo es optimismo. Auxi no se encuentra agusto con esta altura y decide no subir.

Afoto

Salimos por la noche con mucho viento, la gente empezó a salir a las 12 de la noche. Nosotros nos lo pesamos un poco más por la ventisca y salimos cerca de la 1:00. Hacía además bastante frío. Poco a poco fuimos ganando altura con un viento constante. Al amanecer entramos a la zona de grietas que ofrecía un paisaje fantástico.

Afoto

Afoto

Afoto

Afoto

Afoto

Pablo la única vez que se puso atrás en la ascensión.

Afoto

Parece que en la cumbre hace más viento aún y además con nieve.

Afoto

Unos que bajan nos hacen una foto.

Afoto

A esa altura estaba agotado y le dije a Pablo que no tenía fuerzas para subir. Pablo me dio la bronca porque me decía que había subido demasiado rápido y que había malgastado fuerzas. Se empeñó en que podía subir y me empezó a marcar un ritmo muy lento, jamás había subido tan despacio y sentí que era posible llegar a la cumbre. Tengo que agradecerle el esfuerzo que hizo. Algunos guías en esa situación ven que van a acabar antes de lo previsto y no dudan en darse la vuelta. Pablo no dejó de animarme y literalmente de tirar de la cuerda cuando veía que flaqueaba en los últimos metros en los que estaba, literalmente, harto de esa cuesta infinita. Finalmente llegamos a la cumbre en lo que creía el límite de mis fuerzas. La verdad es que no había hecho prácticamente ninguna ascensión en el último año, salvo las cortas ascensiones de aclimatación, estoy algo pasado de kilos y la edad … En fin que me puedo dar por contento por haber llegado y agradecérselo a Pablo en gran medida. En futuras ocasiones cuidaré más mi forma física. Foto de cumbre de ibéricos Alomar Risa1p

Afoto

Foto de despedida de Pablo. Si alguno necesitáis contactar con él su teléfono, con Whatsapp, es +593 999 004 070. Si le llamáis desde Ecuador hay que marcar 0999 004 070. Es 100% recomendable.

Afoto

Gracias Pablo.

Tenía guardada en la recámara la intención de ascender al Chimborazo, pero visto mi estado de forma lo dejo para otra ocasión, si es que se me presenta otra vez en la vida ...

Logo Vuelta

Posts publicados

Volver