La Isla de Java, y la mayoría de las islas de Indonesia, se encuentra en el llamado anillo de fuego del Pacífico, aunque más exactamente es un anillo menor llamado Alpide. En estos anillos se desarrolla la mayor actividad sísmica y volcánica del plantea. Toda la isla tiene volcanes más o menos activos y nosotros vamos a visitar 2, el Volcán Bromo y el Volcán Ijen.

Hoy vamos a visitar el Volcán Bromo y ver el amanecer en la zona. Se trata de un cono volcánico relativamente pequeño y muy activo, que está junto a otros conos y que a su vez están dentro de un gran cráter llamado ‘Tengger caldera’. Cráter enorme de entre 5 y 10 km de diámetro y que forma un paraje llamado mar de arena que cruzaremos para ascender al Bromo. Para ver amanecer vamos a uno de los picos formados en los bordes la caldera, que se le llaman Monte Bromo y tiene 2.750 m de altitud. Para ello un vehículo nos deja en un mirador llamado Sunrise o también 2º mirador y desde allí ascendemos al monte Bromo. Nos levantamos a las 3:30 am. Desde el mirador tardamos una hora aproximadamente en llegar a la cumbre. Allí encontramos en el último tramo una carretera con muchísimos coches aparcados en las cunetas de una carretera que sube hasta allí y a los cientos de personas que han subido a ver, como nosotros, el amanecer. Como ya nos ha ocurrido anteriormente, varias personas nos piden hacernos un selfi, es rara pero agradable la sensación que produce Risa1p

Afoto

Afoto

Cuando empieza a clarear vemos en el horizonte la cumbre del Volcán Semeru. de más de 3.600 m. En un momento dado tuvo una explosión que no oímos, pero pudimos ver el penacho de humo que salía del cráter.

Afoto

Afoto

El amanecer fantástico, la gran nube que había en la zona de salida del sol incrementó la belleza del amanecer. Unos cambios de luces y colores que nos dejaron a todos los presentes con una sonrisa en la cara.

Afoto

Afoto

Afoto

Afoto

Afoto

El espectáculo también se desarrollaba por debajo del horizonte. Por un lado por las brumas entre los árboles a los pies de nuestro mirador.

Afoto

Afoto

Afoto

Por otro lado la caldera Tengger se va descubriendo mostrándonos los conos que hay en su interior. Obviamente el humeante es el Bromo.

Afoto

Afoto

Desde la cumbre alquilamos un par de motos con conductor que nos bajaron hasta el pueblo para desayunar y de paso conservar nuestras maltrechas rodillas que sobre todo sufren en las bajadas. Desde el interior de la caldera había una espesa niebla en algunos lugares del ‘mar de arena’.

Afoto

Después de desayunar y desde el pueblo nos arrimamos al borde de la caldera con la atmósfera completamente despejada.

Afoto

Bajamos hasta abajo y cruzamos el fondo de la caldera hasta unas escaleras de 250 peldaños que suben al volcán.

Afoto

Afoto

Afoto

Afoto

Desde el borde del cráter bonitas vistas hacia el exterior …

Afoto

Afoto

Afoto

… y hacia el interior, donde hay una laguna que apenas se puede distinguir. Es una pena que la foto no pueda mostrar el intenso ruido que teníamos de fondo debido a la presión con la que salen los gases.

Afoto

Afoto

De vuelta, abajo visitamos el templo Hindú que hay al pie y al que no le auguramos larga vida.

Afoto

Afoto

Afoto

Afoto

Llegamos a una zona donde están los caballos que pasean a los turistas, el juego de luces y colores es cautivante.

Afoto

Afoto

Afoto

Afoto

Por cierto, curiosa manera de abrigarse y descansar del paisano que está en primer plano.

Afoto

En fin, una maravilla Risa1p

Afoto