El día 13 llegamos a Bukit Lawang, un pueblo que sirve de entrada al Parque Nacional Gunung Leuser. Este parque es famoso por la facilidad para ver los orangutanes de Sumatra, que son una subespecie de menor tamaño que los de Borneo. Pero en este parque se pueden encontrar muchas otras especies, destacando los elefantes salvajes y tigres que se pueden encontrar en trekkings de 5 o más días.

La carretera desde Medan dista sólo 75 Km pero lo normal es emplear 3 horas para llegar debido al tráfico y lo estrecho de la carretera que está asfaltada en todo su recorrido. Moverse por Indonesia es tremendamente lento. La carretera esta flanqueada por algunos campos de arroz y por enormes plantaciones de palmeras, para la producción del aceite de palma. Impresiona ver la enormidad de estas plantaciones, es como recorrer los enorme trigales de Tierra de Campos en España.

Afoto

Afoto

El pueblo está atravesado por el río Bohorok que viene directamente del parque con sus aguas limpias y caudalosas. Es lugar de baño de los niños del pueblo a pesar de la corriente que tiene que forma numerosos rápidos. En una crecida en 2003 mató a 242 personas.

Afoto

Afoto

Es cruzado por numerosos puentes más o menos precarios, que hay que cruzar si te alojas en la margen derecha, que es la opuesta a la carretera de llegada.

Afoto

Afoto

Nosotros nos alojamos en Junia Guest House, y allí estuvimos de maravilla, sobre todo si ocupas las habitaciones superiores de unos 22€ que son mucho mejores que las básicas de 10€. Allí nos encantó la comida y la amabilidad de los empleados. Queremos enviar un saludo a Eman desde este blog Risa1p También a nuestros amigos los geckos que se comen a los mosquitos malos.

Afoto

Afoto

Afoto

El principal atractivo de la zona, obviamente es visitar el Parque Nacional, pero también disfrutamos de paseos y baños en el pueblo.

Afoto

Afoto

Afoto

Afoto

Después de haber visitado el Parque Nacional durante un par de días, hicimos algunas actividades en el pueblo. La primera de ellas fue visitar el río Landak que está a un corto y agradable paseo desde el pueblo. Vimos la planta de la piña, un bonito horfanato y una de las casas que se han puesto de moda construir junto al río. La verdad es que el sitio es muy bonito.

Afoto

Afoto

Afoto

Afoto

En el río decidimos darnos un paseo mientras Putra, el guía del trekking de los orangutanes, se ponía ha hacer una barbacoa de pollo. Nos encontramos una guapa sirenita.

Afoto

Afoto

Afoto

Afoto

Afoto

Luego, como es frecuente en el lugar empezó a diluviar en un momento. Es una gozada estar en el agua con esta lluvia, aunque hacer una barbacoa debe ser menos agradable, pero Putra es un artista.

Afoto

Afoto

El pollo estaba riquísimo. Por la noche visitamos la casa de Putra.

Afoto

Afoto

Al día siguiente fuimos al mercado de un pueblo muy cercano. Curioso como todos los mercados locales. Fruta, peces secos, peces vivos y su alimento preferido: Muchas guindillas o chiles.

Afoto

Afoto

Afoto

Afoto

Afoto

Afoto

Junto al mercado tradicional está el mercado del caucho. La plantación de cauchos era hegemónica antes de la llegada de la palma que es mucho más rentable. No obstante todavía quedan algunos caucheros que traen bloques de caucho de unos 100 kilos cada uno.

Afoto

Afoto

Afoto

Afoto

Afoto

Dentro del pueblo vimos un árbol del que se obtiene el caucho.

Afoto

Luego me llevó Putra a un pueblo a 10Km para sacar dinero de un cajero automático. Coincidía que era la hora de salida de los colegios y nos cruzamos con varios vehículos de ‘transporte escolar’ no tienen desperdicio.

Afoto

Afoto

Afoto

Afoto

También usan motocarros.

Afoto

Afoto

Afoto

Por cierto, siempre me había preguntado como llevar una carretilla en una moto Risa1p

Afoto