Desde Banda Aceh volamos a Medam. Es una ciudad grande, con un tráfico tremendo que hace que los 10 o 15 km del aeropuerto al centro duren una hora o más, salvo que tomes el tren que llega en media hora. Teníamos couchsurfing previsto, pero por unos malentendidos no lo usamos. Buscando hotel acabamos en uno de superlujo por menos de 50€ al día. Llegamos empapados de sudor después de buscar varias alternativas y arrastrar las maletas más de media hora por callejuelas oscuras.

Al día siguiente nos encontramos con Ferry, nuestro couchsurfer, nos aportó mucha información sobre visitar Sumatra, nos llevó a un restaurante local a saborear la comida indonesia, que usa mucho picante, pero que la puedes pedir sin nada. Para ellos nada de picante oscila entre lo que para nosotros es un poco y bastante picante.

Afoto

Luego nos llevó a dos de los principales monumentos de la ciudad. Al poner el pie en el suelo la gente te sonríe y muchos se quieren hacer una foto con nosotros. Ferry se quejaba de que sonríen mucho a los turistas y nada entre indonesios. A los estudiantes en algunos institutos les ponen como tarea que si ven a algún turista, le paren y les hagan algunas preguntas en inglés. Nos sentimos como famosos Risa1p pero de los famosos recientes, a los que no les importa todavía que los paren por la calle.

Afoto

Afoto

Afoto

La primera visita fue a la Gran Mezquita.

Afoto

Afoto

Afoto

Afoto

Afoto

A unos 500 m se encuentra el otro edificio visitado, el Maimum Palace, que es el Palacio del Sultán, donde se visita el salón del trono y poco más porque el edificio todavía tiene uso oficial. Allí muchos de los visitantes alquilan ropas de la corte para hacerse fotos.

Afoto

Afoto

Afoto

Y, cómo no, si hay turistas cerca, pues a pedir hacerse fotos juntos, aunque nuestras ropas no tengan nada de lujosas.

Afoto

Afoto

Afoto

Afoto

Afoto

Al final acabamos haciéndonos fotos hasta con el Manager del hotel, que se llama Elphansa, que debe ser Alfonso en Indonesio. La verdad es que nos hizo la estancia más agradable y es un admirador de lo español.

Afoto

En resumen, Medam no aporta mucho al visitante en comparación con otros lugares del país y tiene un tráfico caótico. Nosotros lo usamos como base para ir primero al Norte (Bukit Lawang) y luego al Sur (Lake Toba) y cometimos el error de dejar parte del equipaje en el hotel para viajar más ligeros. A la vuelta desde el Sur pasamos al lado del aeropuerto pero tuvimos que seguir al centro a recoger el equipaje, y volver para volar al día siguiente. 2 horas de atascos y más gasto que si hubiéramos podido quedarnos directamente en el aeropuerto.