La península de Yucatan es una extensa planicie de roca caliza recorrida por gran cantidad de ríos subterráneos. Estos ríos aparecen en la superficie a través de númerosos derrumbes del terreno. Son los cenotes que parecen lagos, de agua generalmente muy cristalinas, pues no se ven corrientes en ellos. Hoy vamos a bucear en uno del los muchos cenotes de la región. Se llama Dos ojos porque presenta dos aberturas al exterior, separadas unos doscientos metros.

Quedamos a las 8 en el centro de buceo, Organizamos todo el material y en menos de una hora de furgoneta llegamos al Cenote. Muchísima gente, tiendas, restaurante, … No es el lugar idílico imaginado, a ver que tal por dentro, …

DSC09144

Bajamos cargados hasta el cenote, se trata de una media bóveda, pues el resto debió hundirse. El acceso al agua es muy sencillo y hay mucha gente haciendo snorkel, algunos buceando.

DSC09146

DSC09146

Una vez bajo el agua todo cambia, transparencia y oscuridad hacia adelante salvo en lo que alumbramos con las linternas. DSC09146

DSC09146

DSC09146

DSC09146

Llegamos al segundo ojo, también lleno de gente haciendo snorkel.DSC09146

DSC09146

Eva:

DSC09146

Félix:

DSC09146

En la segunda inmersión aparecemos en una bóveda con un pequño acceso en la cúpula y muchos murciélagos

DSC09146

DSC09146

Saliendo a la luz

DSC09146

Las niñas:

DSC09146

DSC09146