Hoy nos dirijimos a una carretera que está encima de la ciudad y sube hacia una telesilla que en la actualidad aparece como abandonada. Es el punto de partida para dos excursiones, La que accede a la base del glaciar Martial, que es menos espectacular que el que hicimos ayer, y la que accede a un mirados de la ciudad. Subimos por una antigua pista de esquí y en la parte final tomamos la bifurcación al mirador. Total en menos de una hora estamos en nuestro destino. La vista bonita, el viento enorme, como suele pasar por aquí. Se divisa una parte de la ciudad y un sector importante del canal del Beagle.

Afoto

Afoto

Nuestra foto habitual.

Afoto

Mientras bajamos tenemos enfrente el glaciar Martial, al que se le ve casi como vestigial.

Afoto

Afoto

La parta alta del bosque de lingas aparece especialmente retorcida, pero curiosamente sin árboles rotos.

Afoto

Afoto

Finalmente divisamos las columnas del telesilla y su estación superior. Una actividad ligera para despedirnos de la naturaleza que rodea a la ciudad-

Afoto

Afoto