Uno de los principales hitos de nuestro viaje era alcanzar Ushuaia, la ciudad llamada del fin del mundo, situada en el canal del Beagle. Realmente hay una ciudad más al Sur, se llama Darwin y es chilena, pero tiene mucha menos población y movimiento turístico.

Afoto

Hemos tenido la suerte de ser acogidos por Manolo a través del couchsurfing, que maravilla de red que además de conseguir que nos alojemos gratis, nos permite conocer a personas encantadoras con las que establecemos una relación que irá mas allá que estos pocos días. Además coincidimos con los invitados anteriores Manu, Mary y Lola una pareja de franceses con su hija de 9 años que emprenden un viaje en bicicleta desde Ushuaia hasta Quito. Miles de kilómetros por delante y 9 meses para recorrerlos. Estuvimos hablando sólo media hora, pero nos pareció conocernos desde hace mucho tiempo ¡Suerte y fuerza para vuestro viaje!

Afoto

Afoto

Afoto

Los dos primeros días que estuvimos en la ciudad los pasamos recorriendo agencias buscando ofertas para ver si podíamos alcanzar uno de nuestros sueños, visitar la Antártida. Parece una misión complicada con un presupuesto ajustado. Todos los viajes se sitúan de los 4.500 € hacia arriba. Estuvimos mirando posibilidades de enrolarnos como tripulación, pero las tripulaciones se contratan para media temporada o temporada completa con mucha antelación. También miramos la frecuencia de personas que no se presentan al check in (los verdaderos último minuto) pero eso no se da casi nunca, y en muchos casos no se cubre el hueco por lo pesado del papeleo necesario. En fin que dimos muchas vueltas con pocos resultados. Quizás otro año …

Nos dimos por vencidos y nos pusimos a dar vueltas por los alrededores de la ciudad. Al final de la segunda tarde nos dimos una vuelta en coche alquilado por la única carretera de salida de Ushuaia hasta el paso Garibaldi.

Afoto

Afoto

Afoto

Afoto

Afoto

La ciudad de Ushuaia vive una realidad aparte del resto de Argentina. Está en franco crecimiento, el nivel de vida es más alto y no presenta problemas graves de seguridad. Tiene el aspecto de las zonas frontera, en este caso entre una naturaleza desbordante y puerta de la Antártida y un gran núcleo urbano. El crecimiento es algo desordenado y el clima extremo. Esto configura el aspecto de la ciudad creada básicamente a lo largo del siglo XX.

Afoto

Afoto

Afoto

Afoto

Afoto

Afoto

Afoto

Afoto

En cualquier caso Ushuaia está condicionada por los dos grandes elementos geográficos que la rodean, las montañas y el mar. Destaca por su belleza el monte Olivia, que trae algún recuerdo del Cervino …

Afoto

Afoto

... y su puerto con los barcos que hacen la travesía a través del tormentoso paso de Drake hacia la Antártida. ¡Cómo nos ponen los dientes largos!

Afoto

Afoto

Afoto

Afoto

Afoto

Afoto

Afoto

Otra de las cosas llamativas de la ciudad es la oferta gastronómica, hay que probar la centolla y la merluza negra (que a nosotros se nos escapóRisa2p y otras delicias. Es una ciudad cara aunque a veces hay ofertas muy interesantes, como el cordero patagónico que ofrecen en ‘Casimiro Biguá’, cerca de la oficina de Turismo, que está a 2x1 y que es de los corderos más ricos que he comido nunca.

Afoto

También hay un antiguo almacén llamado ‘Ramos general’ en la misma calle, que ahora es cafetería y pastelería que aparte de estar todo muy rico es un local muy agradable de visitar.

Afoto

Además en los servicios no te queda duda de la puerta por la que debes entrar Risa1p

Afoto

También es una ciudad que creció en torno a un penal fundado a principios del siglo XX donde enviaban a los presos más peligrosos o reincidentes.

Afoto

Afoto

Afoto

Pero lo que más nos gustó a nosotros son los espectaculares espacios naturales que la rodean y mostramos en los próximos posts.