Llegamos a San Cristóbal por la tarde, como es costumbre ya, unos lobos marinos en la llegada a puerto.

Afoto

Un bonito atardecer despide el día.

Afoto

Para el día siguiente organizamos el tour de Española que se cuenta en otro post, y un día más tarde salimos hacia un islote con una forma peculiar y al que en inglés le llaman Kicker Rock y en español el León Dormido. En esta salida se visita en primer lugar la playa del Manglesito, donde hacemos un poco de snorkel de muy poca profundidad. Allí encontramos un pez erizo que parece que tiene cara de un niño pequeño.

Afoto

Afoto

Afoto

También aparece una hembra de lobo marino adulta, que no tiene muchas ganas de jugar.

Afoto

Afoto

Vistas de la isla y de la playa.

Afoto

Afoto

A medida que nos acercamos al islote, la vista es más bonita.

Afoto

Afoto

Afoto

Afoto

El primer snorkel fue muy bueno, con mucha vida.

Afoto

Afoto

Afoto

Tortugas.

Afoto

Afoto

Afoto

Extrañas estrellas naranjas y azules.

Afoto

Atravesamos un estrecho canal en medio del islote.

Afoto

A la salida encontramos algún tiburón sedoso.

Afoto

Afoto

Afoto

Y las paredes del islote cubiertas de sorprendentes colores.

Afoto

Afoto

Afoto

Canal estrecho.

Afoto

En el segundo snorkel atravesamos el canal grande. Al salir aparecieron muchos tiburones.

Afoto

Afoto

Afoto

Afoto

Afoto

Afoto

Y otra vez, mucha vida.

Afoto

Afoto

Lobos marinos, tortugas, colores, ...

Afoto

Afoto

Afoto

Afoto

Afoto

Afoto

En definitiva un snorkel extraordinario, el mejor que hemos tenido en las islas.

A la vuelta aún nos dio tiempo para visitar la playa de Punta Carola, donde hay muchos lobos marinos y una bonita puesta de sol.

Afoto

Afoto

Que te muerdo una aleta ...

Afoto

Afoto

Afoto

Al fondo el León Dormido, en el primer plano también Risa1p

Afoto

No somos los únicos que hemos venido a ver la puesta.

Afoto

Afoto

El puerto por la noche.

Afoto

El último día aprovechamos a visitar varios lugares a través de una carretera que cruza una parte de la isla. Visitamos en primer lugar la Galapaguera, un lugar donde se crían nuevas generaciones. Las tortugas están muy activas porque es el momento de la comida (que sólo es en lunes, miércoles y viernes)

Afoto

Afoto

Afoto

Afoto

A cámara lenta, pero por la comida las tortugas también se pelean.

Afoto

Afoto

Luego fuimos a la playa de Puerto Chino. Como podéis imaginar, con más lobos marinos.

Afoto

Afoto

Afoto

Afoto

Afoto

Luego pasamos por el Cráter del Junco que estaba cubierto prácticamente todo el tiempo.

Afoto

Y una curiosa casa construida sobre un ceibo monumental.

Afoto