-Día 12 : Gokyo - Gokyo Ri - Dhole: 10 h, 15 km, subida 1.000 m, bajada 1.700 m.

Hoy subimos al Gokyo Ri. Madrugamos mucho para ver amanecer desde arriba, así que salimos poco después de las 4 de la mañana. El valle estaba oscuro y salimos con las frontales encendidas. Empezó a clarear mientras subíamos. Se ven el lago y los lodges de Gokyo. Justo detrás están las morrenas y el glaciar de Ngozumpa que cruzamos ayer.

Afoto

Afoto

Una vez arriba el sol empezó a iluminar las primeras cumbres, aunque había un mar de nubes que subía y bajaba continuamente y a veces nos tapa las montañas que nos rodean. El Everest aparece silueteado pero en sombra. Tiene una gran boina encima.

Afoto

Afoto

Afoto

En la cumbre estuvimos dos horas, con un poco de frio al principio, pero luego el Sol nos daba con fuerza y enseguida se templó el ambiente, aunque no nos quitamos el plumas en ningún momento.

Afoto

Al Norte teníamos el Cho Oyu de 8.201 m.

Afoto

Al Este tenemos al Everest junto al Lhotse y al Nuptse. Un poco más a la derecha y al fondo destaca en solitario el Makalu de 8.475 m.

Afoto

Afoto

Ahí va una identificación de los picos que nos rodean empezando por el Norte y girando hacia el Este hasta acabar en el Noroeste. Haciendo click se amplía la imagen.

Mclick

Mclick

Mclick

Mclick

No nos cansamos de disfrutar de estas montañas.

Afoto

Afoto

Afoto

Pero al final hay que ir hacia abajo porque hoy nos espera una larga bajada hasta el pueblo de Dhole. Así que empezamos a bajar primero hacia Gokyo.

Afoto

El Everest sigue predominando en el horizonte. Abajo aparece el glaciar que cruzamos ayer. Parece mentira que haya un camino relativamente fácil que lo cruce.

Afoto

Afoto

Una vez abajo el Cho Oyu sigue destacando hacia el Norte.

Afoto

Una vez recogido todo nos despedimos del lago 3 y de Gokyo Ri que lo tenemos justo enfrente.

Afoto

Luego aparecen sucesivamente Lago 2y Lago 1. El último es el más pequeño y transparente.

Afoto

Afoto

Afoto

La bajada se prolonga durante varias horas como una línea sin fin.

Afoto

Afoto

Afoto

Afoto

Afoto

Amenizada por yaks grandes y pequeños.

Afoto

Afoto

-Día 13 : Dhole - Jorsalle: 7:40 h, 14 km, subida 600 m, bajada 1.250 m.

En Dhole nos vuelve a amanecer un día limpio. Además tenemos una vista espléndida del Kangtega y del Thamserku.

Afoto

Afoto

Vuelven a aparecer las flores y los árboles, primero pequeños y luego mayores.

Afoto

Afoto

Afoto

El camino está a punto de volver a entrar al valle del Khumbu. En la unión reaparece el Ama Dablan, nos espera una fuerte subida donde nos volvemos a cruzar con porteadores con grandes cargas.

Afoto

Afoto

Afoto

También reaparece la cara Sur del Lhotse y llegamos a Namche Bazar, donde comemos algo rápido para continuar nuestra bajada.

Afoto

Afoto

Volvemos a encontrar la red de suministro del valle en la que hay porteadores con cargas mayores que las de los animales.

Afoto

Afoto

Afoto

También aparecen problemas de ‘tráfico’. En este puente entran por el lado opuesto al que estamos tres yaks que vienen solos. Por nuestro lado entra una caravana de mulas con dos arrieros que van atrás. Cuando los animales se encuentran ninguno retrocede. Uno de los arrieros tiene que pasar a la parte delantera de la caravana, como los animales están amontonados la única posibilidad es saltar al exterior del puente avanzando por fuera y volver a meterse dentro para arrear a los yaks con una vara y forzarlos a darse la vuelta.

Afoto

Afoto

Afoto

Afoto

-Día 14 : Jorsalle - Lukla - Kathmandú: 5:30 h, 12 km, subida 800 m, bajada 700 m.

Amanece nuestro último día de trekking en Jorsalle.

Afoto

Volvemos a recorrer sitios conocidos, estamos a unas cuatro horas de Lukla. Nos lo tomamos con calma y disfrutamos del último día de camino. En algunos sitios está especialmente concurrido.

Afoto

Afoto

Afoto

Afoto

Afoto

Afoto

Finalmente llegamos a Lukla donde pasamos una noche más antes de volar al día siguiente. En principio volamos a las 11, aunque el vuelo finalmente será algo más tarde. En principio nuestro vuelo lo teníamos reservado para dos días más tarde, en previsión de que durase más el trekking. En general se puede cambiar la fecha del vuelo sin grandes problemas, si vas por tu cuenta puedes decidir alargar o reducir los días en función de tus fuerzas, la climatología u otros factores. Se llama con antelación dando el número de billete y normalmente se puede cambiar la fecha sin problemas. En nuestro caso lo cambiamos del 22 de mayo al 20.

En cuanto a la despedida de nuestro guía, no fue todo lo agradable que podía ser. No estuvimos a gusto por los problemas que ya comentamos y eso se vio reflejado de forma importante en la propina final. La propina es para ellos una parte importante de sus ingresos, pero es algo que se deben ganar con un trabajo bien hecho. En general las agencias grandes suelen tener los mejores guías, porque son las que pagan mejor y tienen mejores condiciones. También si contratas con una agencia desde tu país, ellos suelen trabajar con guías de calidad y experiencia probadas. Si contratas localmente, procura llevar un teléfono de un guía recomendado por otros viajeros, o pregunta si tienen referencias. Cuando un guía es bueno, suele tener cartas de recomendación de otros viajeros.

Hacer trekking en este país es espectacular. Existen rutas de muchos niveles de dificultad y de dureza. A nada que estés un poco en forma y te guste la naturaleza es una experiencia que vale la pena probar. Además el país lo necesita, mucha gente vive gracias al turismo que es una sus principales fuentes de ingresos.

En cuanto al vuelo de regreso, pues emocionante, los aviones, el entorno en el que se vuela y sobre todo el aeropuerto de Lukla hacen que no sea un vuelo ‘normal’. En nuestro caso además el avión era un poco más viejo que con el que vinimos y estaba sucio y mojado de la carga que traía. Además debido a la hora que volamos, después del mediodía, hacía que la atmósfera estuviera bastante turbulenta y se movió un montón. En fin un vuelo no muy adecuado para pusilánimes Risa1p pero llegamos sin incidentes a Kathmandú.

Afoto

Afoto

Afoto

Afoto

Afoto