Después del trekking del Anapurna Base Camp, nos hemos encontrado en forma y, lo más importante, las rodillas han funcionado bien. Tampoco hemos tenido grandes problemas con la altura. Así que estamos en Nepal, disponemos de tiempo y ganas, … Nos apuntamos a otro trekking Risa1p

El del Everest nos parece el más adecuado, es más largo pues nos han salido 133 Km, Hemos hecho unos 10.000 m de desnivel y hemos estado 14 días. Bueno, es que no hemos hecho solamente el clásico, sino que hemos cruzado un collado alto para entrar al valle de Gokyo y ascender el Gokyo Ri, una montaña que ofrece buenas vistas del Everest y otros tres ochomiles más, el Lhotse, el Makalu y el Cho Oyu. A nivel de esfuerzo físico nos ha parecido más asequible que el del campo base del Anapurna, pero a nivel de altitud y frío, el Everest es más duro. También nos ha parecido más espectacular, no solo por las montañas más altas, sino también por las ‘medias’ de más de 6.000 m y que son también espectaculares. Por otro lado los pueblos de estos valles son predominantemente budistas y eso se deja ver a los largo de todos los caminos. En las imágenes puedes ver el perfil, y el recorrido. Si haces click en el mapa aparecerá nuestro recorrido con el nivel de zoom que desees.

Afoto

Afoto

Nuestro recorrido ha sido el siguiente:

-Día 1: Lukla - Phakding: 2:15 h, 10 km, subida 220 m, bajada 470 m.

-Día 2: Phakding - Namche Bazar: 6 h, 10,3 km, subida 1.300 m, bajada 520 m.

-Día 3: Namche Bazar - Everest View Hotel - Namche Bazar: 3:15 h, 5 km, subida 520 m, bajada 520 m.

-Día 4 : Namche Bazar - Tengboche: 3:40 h, 6,3 km, subida 850 m, bajada 550 m.

-Día 5 : Tengboche - Dingboche: 4 h, 9,6 km, subida 800 m, bajada 300 m.

-Día 6 : Dingboche - Nangkartshang - Dingboche: 3 h,43 km, subida 500 m, bajada 500 m.

-Día 7 : Dingboche - Lobuche: 4 h, 8 km, subida 760 m, bajada 150 m.

-Día 8 : Lobuche - EBC - Gorak Shep: 6:30 h, 10,7 km, subida 700 m, bajada 450 m.

-Día 9 : Gorak Shep - Kala Patthar - Dzongla: 10 h, 14 km, subida 900 m, bajada 1.200 m.

-Día 10 : Dzongla - Chola Pass - Thagnak: 4:50 h, 6,8 km, subida 750 m, bajada 930 m.

-Día 11 : Thagnak - Lago 4 - Gokyo: 5:40 h, 9,3 km, subida 520 m, bajada 420 m.

-Día 12 : Gokyo - Gokyo Ri - Dhole: 10 h, 15 km, subida 1.000 m, bajada 1.700 m.

-Día 13 : Dhole - Jorsale: 7:40 h, 14 km, subida 600 m, bajada 1.250 m.

-Día 14 : Jorsale - Lukla: 5:30 h, 12 km, subida 800 m, bajada 700 m.

La ‘aventura’ empieza en Kathmandú si decides volar a Lukla. Si no vuelas debes ir a Silleri, por las también ‘venturosas’ carreteras nepalíes, y luego apuntarte 3 días más de camino hasta Lukla y otros tres de vuelta. El caso es que volamos a Lukla ¡a las 6:30, vaya madrugón! Lo único bueno de ir tan pronto es que Kathmandú está sin tráfico, tardamos 15 minutos en el trayecto, mientras que con atascos puede tardarse hasta hora y media. Sobrevolamos la ciudad con el espectacular templo de Buddahnath y vamos ganando altura y cruzando collados a baja altitud.

Afoto

Afoto

Afoto

Afoto

Al aeropuerto de Lukla algunos le califican como el aeropuerto más peligroso del mundo. Se vuela en pequeñas avionetas de entre 10 y 20 pasajeros y la pista de aterrizaje empieza en un terraplen con una pista de 425 m de longitud y una inclinación de 12º. Como la avioneta es pequeña, tienes visibilidad de la cabina y la pista se ve realmente minúscula. Emoción desde los primeros momentos Risa1p

Afoto

Afoto

Afoto

Afoto

Afoto

Este viaje lo hemos organizado también con el Hotel Mantra Home y su gerente, Buhsanta. Han montado una agencia cuya web es www.himalayanmantratrek.com. En este caso vimos que le costaba encontrarnos un guía. En el último momento, cuando ya teníamos una alternativa preparada, nos encontró a Sushil. Queríamos guía-porteador, pues así el precio global es más bajo y que ya estuviera en Lukla porque así no hay que pagar el transporte aéreo. Al final el hotel se encargó de gestionar los permisos de trekking, los pasajes aéreos y 12 días de guía. Si alargábamos más días el trekking le pagábamos los días extras al guía directamente. También nosotros pagábamos nuestro alojamiento y manutención en los lodges. El guía-porteador corre con sus gastos. Hacerlo de esta manera redujo el coste del trekking enormemente, por lo que salió bastante asequible de precio 800€ por persona con todos los gastos, permisos y vuelos para los 14 días.

En Lukla Sushil,el guía-porteador, recogió nuestro petate (que pesaba unos 14 Kg) y sin que estuviéramos delante sacó todo el contenido y lo metió en su mochila. No nos gustó nada, entre otras cosas porque mezcló nuestra ropa con su ropa sucia de 14 días sin lavar, acababa de terminar un trekking sin tener ni un día de descanso. No empezaban bien las cosas.

-Día 1: Lukla - Phakding: 2:15 h, 10 km, subida 220 m, bajada 470 m.

Lukla , aparte de tener el aeropuerto, es un pueblo relativamente grande. No da la impresión en ningún momento de que la carretera más cercana esté a tres días andando. Tiene bastantes lodges y tiendas, hasta una cafetería Starbucks y cajero automático. En la calle niños que juegan, o que son bañados en la calle por la madre aprovechando que hace sol …

Afoto

Afoto

Afoto

… o yacks (bueno estos son yacows, una mezcla entre yak y vacas o cows) que parten cargados a llevar sus cargas para un trekking o para suministros de alguno de los pueblos valle arriba.

Afoto

Cuando nos pusimos a andar volvimos a cruzarnos con porteadores en el camino. Aquí algunas personas cargan más peso que los animales. Las mulas y yaks tienen la carga limitada a 60 kg. Hemos encontrado personas que llevan más de 80. Cuando se portea a pueblos, se cobra por kilo de mercancía, y muchos quieren aprovechar bien cada viaje.

Afoto

Una de las primeras cosas que nos ha llamado la atención es la cantidad de elementos budistas que hay en el camino: Piedras pintadas, ruedas de oración, banderas de oración, … Estamos en el valle del Khumbu, de población mayoritariamente Sherpa que profesan el budismo. Nos parecen muy estéticos estos elementos budistas, sobre todo las coloridas banderas de oración. También nos divierte hacer rotar las ruedas de oración, siempre en el sentido de las agujas del reloj. Nos sorprende la religión budista, en ella no hay ningún Dios creador, ni tiene un decálogo de mandamientos. Sostienen que todos somos dioses en potencia, que lo seremos cuando alcancemos la iluminación. Para ello, aparte de dedicarnos a meditar intensamente, debemos estar en armonía con todos los seres vivos y tener una vida en la que valores como la honestidad, el no mentir y no creernos superiores son los valores a promover. Buena gente Risa1p

Afoto

Afoto

Afoto

Afoto

Afoto

En fin, estamos en la primera etapa, que es corta, y que acaba 200 m por debajo de Lukla, una jornada cómoda para volver a los grandes valles de ríos caudalosos, los puentes colgantes, … el ambiente de trekking que nos gusta.

Afoto

Afoto

-Día 2: Phakding - Namche Bazar: 6 h, 10,3 km, subida 1.300 m, bajada 520 m.

Al día siguiente salimos hacia Namche Bazar, la mayor población del valle del Khumbu. Inicialmente el valle discurre suave junto al río y sin grandes pendientes, el camino es muy agradable.

Afoto

Afoto

Afoto

Afoto

Afoto

En un punto del valle aparecen dos puentes superpuestos que son el anuncio de la fuerte subida que conduce a Namche Bazar

Afoto

Afoto

No dejamos de quedarnos boquiabiertos al ver las cargas que llevan algunos porteadores. Este está acarreando con 80 kg.

Afoto

Afoto

Finalmente detrás de una vuelta del camino aparece Namche. Nos quedamos asombrados por el tamaño de este pueblo que tiene fuentes ornamentales, cantidad de comercios, alojamientos, restaurantes, … hasta cajero automático. Todo ello a días andando de los suministros por carretera, sigue pareciendo increible.

Afoto

Afoto

Afoto

Afoto

-Día 3: Namche Bazar - Everest View Hotel - Namche Bazar: 3:15 h, 5 km, subida 520 m, bajada 520 m.

Aquí pasaremos dos noches, pues el día siguiente lo vamos a usar para aclimatar. Creemos que no nos hace falta después de venir del Anapurna, pero por si acaso preferimos ser cautelosos. La aclimatación consistirá en subir al hotel ‘Everst view’ que hay sobre una colina cercana y que está a casi 3.900 m de altura, poco más de 400 m más alto que Namche. Salimos sin prisas subiendo las interminables y concurridas escaleras que dividen el pueblo en dos. Además debe ser la hora de entrada al colegio y hay montones de niños.

Afoto

Afoto

Afoto

Enseguida ganamos altura y tenemos mejor vista del pueblo con el colegio en la parte izquierda. Aquí todo son cuestas.

Afoto

Afoto

Una vez arriba avistamos el hotel, parece mentira esta calidad a esta altura. Aunque no está calificado con estrellas, algunos hablen de 4 o 5 estrellas. Lo que vimos fue acabados casi de lujo en un lugar casi imposible. Como detalle para los clientes tienen botellas de oxígeno para los que se encuentren afectados de mal de altura.

Afoto

Afoto

Afoto

Pero lo mejor del ‘Everest view’ también conocido como el hotel de los japoneses no es el lujo, si no las vistas. Desde aquí se alcanzan a ver enormes montañas y la parte somital del Everest. Las vistas son soberbias.

Afoto

Junto a estos colosos una de las montañas más bonitas que conozco, el Ama Dablan de 6.812 m, también conocido como el Cervino del Himalaya y que tiene una figura especialmente esbelta.

Afoto

Esto es una maravilla, estar en este inmenso valle disfrutando de estas vistas.

Afoto

De vuelta en Namche volvemos a sorprendernos de sus calles, sus tiendas y locales.

Afoto

Afoto

Por la noche luna llena y primera visión sin nubes del pico que mece a la ciudad, el Kongde Ri de 6.187 m

Afoto