Llegados a Kathmandú nos pusimos en contacto con nuestro amigo Jose Antonio, de Trekking y Aventura, una agencia de viajes especializada en viajes en lugares como éste y con mucha experiencia en el Himalaya. Jose nos recomendó este trekking porque no era muy alto, te lleva a unas montañas impresionantes y es relativamente corto, de 8 a 10 días dependiendo del ritmo de la marcha.

El Anapurna Base Camp, más conocido como el ABC es un trekking exigente. Según el GPS hemos hecho 8.300 m de desnivel positivos y 83 km. Es un continuo sube y baja, de tal manera que en la bajada directa desde el campo base hasta la carretera más cercana se deben subir más de 1.300 m de desnivel. En la primera imagen se ven las ganancias y pérdidas de altura. En la siguiente se ve un mapa pintado en la que he puesto en rojo los lugares donde hemos dormido durante la ascensión al campo base y en verde los lugares de dormir durante la bajada. Haz click en los mapas para ampliarlos.

Afoto

Afoto

Mclick

En cualquier caso es asequible en cuanto a altitud, pues apenas se superan los 4.100 m de altitud, es muy bonito atravesando desde los arrozales a 1.000 m de altura a varios tipos de bosques, resaltando los de rododendros que llegan al límite de los 4.000 m y los paisajes de hielo y roca del campo base con la visión cercana de la inmensa pared sur del Anapurna 1, una de las catorce montañas del mundo que supera la barrera de los 8.000 m. Además este trekking entra por un valle hacia la localidad de Gorepani donde hay un mirador espectacular, la Poon Hill que ofrece una visión privilegiada del macizo de los Anapurnas y del macizo del Dahulaguiri, otra de las montañas de más de 8.000 m.

Este trekking se puede adaptar de forma muy flexible a las condiciones de los ‘trekkers’, pues hay gran cantidad de localidades con múltiples lodges y puedes hacer las etapas largas o cortas a tu gusto. Lo normal es emplear entre 8 y 10 días. Nosotros empleamos 9 días con las siguientes etapas, tiempos (descansos y/o comidas incluidos) longitudes y desniveles ascendente y descendente:

-Día 1: Nayapul - Ulleri: 5:30 h, 10 km, subida 1.200 m, bajada 250 m.

-Día 2: Ulleri - Ghorepani: 3:20 h, 7,5 km, subida 1.025 m, bajada 150 m.

-Día 3: Ghorepani - Poon Hill - Ghorepani - Tadapani: 8 h, 10 km, subida 970 m, bajada 1.200 m.

-Día 4: Tadapani - Sinuwa: 6:20 h, 9,5 km, subida 860 m, bajada 1.360 m.

-Día 5: Sinuwa - Himalaya: 6 h, 10 km, subida 1.400 m, bajada 600 m.

-Día 6: Himalaya - Campo Base Anapurnas: 4:45 h, 8 km, subida 1.600 m,bajada 300 m.

-Día 7: Campo Base Anapurnas - Dovan: 4:20 h, 11,2 Km, subida 220, bajada 1850 m.

-Día 8: Dovan - Jhinudanda: 5:30 h, 10, 4 km, subida 725 m, bajada 1.500 m.

-Día 9: Jhinudanda - Ghandruk: 5 h, 7,3 km, subida 390 m, bajada 710 m.

Estamos alojados en el Hotel Kathmandú Mantra Home, que nos parece una maravilla. No es que sea un lujo, pero tiene agua caliente, buena wifi, aire acondicionado y baño privado con unos niveles de limpieza y calidad razonables por 13€ diarios. La relación calidad precio es imbatible. Lo gestionan Busanta y Percash, que antes eran guías de trekking y que aparte de gestionar el hotel organizan trekkings para sus clientes. En la foto están desde la izquierda Busanta, Percash, nosotros y Raj que será el guía del trekking. Han montado una agencia de trekking cuya web es www.himalayanmantratrek.com.

Afoto

Contratamos con ellos el trekking al ABC y salimos por la mañana muy temprano del hotel hacia la estación de autobuses. Montamos en un autobús ‘turístico’ que sale hacia Pokhara, la ciudad importante más próxima al macizo de los Anapurnas. El camino se hace largo, en principio debe durar unas 7:30 horas, pero por obras y atascos tardamos casi 10. Desde la salida de Kathmandú hay una especie de puerto de bajada lleno de camiones y otros vehículos en los que los adelantamientos quitan el hipo.

Afoto

Afoto

En Pokhara nos acomodamos en el hotel y anocheciendo salimos a dar un paseo por el lago que tiene cerca y a cenar.

Afoto

Afoto

-Día 1: Nayapul - Ulleri: 5:30 h, 10 km, subida 1.200 m, bajada 250 m.

A la mañana siguiente fuimos en taxi desde Pokhara hasta Nayapul, lugar desde el que empezaremos a andar. Allí encontramos tiendas donde hacer las últimas compras, aunque luego vimos que no era necesario, pues encontraremos muchas tiendas por el camino. El problema está en que los precios se incrementan proporcionalmente a la distancia a la carretera. Allí nos hicimos la foto de salida. A la derecha Patrande, que es el porteador. Le vemos muy joven y delgado, esperamos que todo vaya bien. A su lado Raj el guía y nosotros. Llevamos una bolsas con nuestras pertenencias que pesa unos 15 Kg, Patrande la lleva sobre su espalda sujetándola con una cuerda que se ata a una cinta y que la sujeta en la cabeza. Es la manera nepalí de llevar cargas. Empezamos sonrientes, esperamos acabar igual Risa1p

Afoto

Afoto

El trekking comienza a muy baja cota, a poco más de 1.000 m sobre el nivel del mar. Vamos junto al lecho de un río junto a diferentes campos de cultivo y pasando puentes que lo cruzan.

Afoto

Afoto

Afoto

Encontramos a niños bañándose alegremente en el río ...

Afoto

… y a los búfalos de agua disfrutando del barro.

Afoto

Este es nuestro primer trekking en Nepal, que sin duda es la capital mundial de los trekking. Entramos en un mundo sin vehículos en el que todo el mundo anda y en el que todo se transporta en la espalda o sobre animales, aunque en este trekking apenas nos cruzamos con algunas mulas y caballos. Estos valles empinados están llenos de bosques y arroyos.

Afoto

Afoto

Afoto

Afoto

Afoto

La gente lleva cargas propias como plantas o troncos para leña ...

Afoto

Afoto

… o portea cargas de trekking. No deja de sorprender que lo carguen sobre la cabeza, ni que manejen cargas tan pesadas. El peso de una carga es de unos 25 kg pero muchos porteadores llevan 2 o 3 cargas porque así ganan el doble o el triple. El precio de una carga es de entre 10 y15 dolares diarios. A veces nos sorprende lo inadecuado del calzado de algunos porteadores.

Afoto

Afoto

Afoto

Los pueblos que cruzamos son una mezcla de pueblos agrícolas con una economía de subsistencia con la incorporación de numerosos lodges o alojamientos en los que se acoge a los caminantes, proporcionando una habitación básica, normalmente con baño compartido y un restaurante en el que todos tienen una carta muy similar y tremendamente extensa con platos locales y occidentales. En todos los lados animales domésticos y pequeños huertos junto a las casas.

Afoto

Afoto

Afoto

Afoto

Afoto

Por otro lado los lodges son construcciones mayores y omnipresentes en toda la ruta. Esto da un giro completo a la forma tradicional de hacer trekking, no hace falta acarrear tiendas, colchonetas, grandes sacos, una tienda cocina y otra comedor, víveres y un montón de porteadores. Ahora encuentras habitación (a veces con baño privado aunque lo frecuente es el baño compartido), restaurante y un montón de ‘comodidades’ que hacen que el abordar un trekking sea mucho más sencillo. También hay pequeñas tiendas con productos tradicionales y otros impensables para una economía rural: refrescos, snacks, dulces, cervezas, … Todo ello a varios días de marcha de la carretera más cercana.

Afoto

Afoto

Afoto

Afoto

Afoto

Si el paisaje natural y el urbano nos llaman la atención, con razón de más nos llama la atención el paisaje humano. Legión de chiquillos y mayores están en las calles de los pueblos, mientras los adultos atienden sus tareas.

Afoto

Afoto

Afoto

Afoto

Afoto

En cuanto al trekking, salimos desde Nayapul, situado a unos 1.000 m sobre el nivel del mar. Comenzamos andando por unas pistas practicables para vehículos hasta que atravesamos un puente colgante que nos dejó en un camino que empezaba a ascender claramente. Dicen que desde aquí hay 3.300 escalones hasta Ghorepani, nuestro destino para el segundo día. Después de cinco horas y media de marcha llegamos a Ulleri situado a unos 2.000 m de altitud. Llegamos empapados en sudor, por el calor reinante y el desnivel subido. Los pueblos que antes veíamos muy por encima, ahora aparecen por debajo o a nuestra altura.

Afoto

Afoto

Afoto

Afoto

Afoto

-Día 2: Ulleri - Ghorepani: 3:20 h, 7,5 km, subida 1.025 m, bajada 150 m.

Al día siguiente salimos hacia Ghorepani, pueblo que se encuentra cerca de un collado desde el que se divisan los macizos del Dhaulagiri (8.167 m) y de los Anapurnas (8.091 m). La subida fue más rápida, poco más de 3 horas, y más fresca. Nos dejo a casi 2.900 m de altitud. Disfrutamos de densos bosques de Rododendros. El tiempo estaba muy nuboso y a la llegada apenas pudimos ver las montañas del macizo de los Anapurnas.

Afoto

Afoto

Afoto

Afoto

Por el camino piedras talladas con oraciones budistas y otras talladas por la naturaleza.

Afoto

Afoto

Al día siguiente subimos en primer lugar a Poon Hill que está sobre los 3.200 m. Se tarda menos de una hora y desde allí se aprecian los dos grandes macizos con toda claridad, pues aunque hay nubes, son altas y permiten observar el paisaje. Ya antes de amanecer el paisaje de los Anapurnas impone. A continuación aparecemos Patrande, el porteador a la izquierda, nosotros y Raj, el guía.

Afoto

Afoto

Cuando empieza a salir el sol, es el macizo del Dhaulagiri el primero en recibir sus rayos. Con el sol más alto, se distinguen bien sus picos.

Afoto

Afoto

Afoto

En la foto está marcada la depresión del Kali Gandaki. Es el nombre del río que separa los dos macizos y es la garganta más profunda de la tierra. Este río existía antes de la formación del Himalaya, que se elevó al chocar el subcontinente Indio contra Asia. Cuando se elevaba la cordillera, el Kali Gandaki erosionaba el suelo más rápido y consiguió no desaparecer. Desde las cumbres de más de 8.000 m que lo flanquean hay más de 5.500 m de desnivel hasta el lecho del río. El macizo de los Anapurnas tenía una luz menos favorable para las fotos. Después de estar más de una hora en Poon Hill, bajamos a desayunar a nuestro lodge, las vistas seguían siendo magníficas.

Afoto

Afoto

Afoto

Con un poco de zoom el Anapurna se ve enorme.

Afoto

Luego nos pusimos en marcha para la tercera etapa. En un momento dado, desde Deurali pass, tuvimos una vista magnífica de Poon Hill, a la izquierda del todo, el macizo del Dhaulagiri, el valle del Kali Gandaki y el macizo de los Anapurnas, este es uno de los sitios en los que la foto no hace ninguna justicia sobre lo que se está viendo en realidad.

Afoto

Desde un poco más adelante pudimos apreciar mejor el enorme desnivel entre el Dhaulagiri y el fondo del valle.

Afoto